Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 3 D E ABRIL D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 10 una flor que germina y retoña más frecuen teniente en los contemplativos y en los ocio- sos, que viven más de ilusiones que de rea- lidades. Fierre Gauthier es duro con los demás porque su pasado no fué blando con él. Uno de los efectos del dinero, en el que o ha ganado a pulso, es que estimula sus facultades de dominio a todos los órdenes de la vida. Esa frondosidad del egoísmo es humana. Fierre Gauthier no admite que nadie le contradiga ni se oponga a sus deseos. Algunas veces los grandes egoístas exclu- yen de su tiranía a los seres queridos, a la mujer, al hijo, al hermano. Son implacables con el prójimo e indulgentes con sus predilectos. E n Pierre Gauthier esa excepción no se manifiesta. Quiere a los suyos, a condición de que se le sometan. Su mujer, a la que colma de bienestar, no puede dar un paso sin su aprobación previa. D e su hijo Mauricio, criatura delicada de carácter y frágil de salud, exige que trabaje como él en la fábrica, empezando en el oficio más humilde, y a su hija Teresa, que adora a un aristócrata, lá impone otro candidato conyugal. Con su amigo Benito, que ha sido su brazo derecho en la administración de sus bienes, no es menos autoritario ni más fervoroso. L e da lo preciso para subsistir, y cree haberlo sentado a la diestra de Dios padre. Gauthier es, pues, uno de los infinitos casos que se nos presentan en el mundo de egoísmo integral. 1 EL DINERO EN EL TEATRO Una comedia de Karen Bramson A no existir El mercader de Vcuecia y El azaro se podría sostener, sin grave riesgo ríe la verdad, que la aparición del dinero en el teatro es casi de ayer. L a antigüedad griega, si no lo ignora, no le concede la importancia que tiene en el mecanismo de las sociedades. Los dos grandes asuntos dramáticos eran, en aquellas épocas, el amor y la fatalidad. Shakespeare y Moliere, desviándose de Planto, que considera la avaricia como un aspecto cómico del carácter, hacen de esa pasión un análisis tan profundo que nadie ha superado después. Pero no siempre se manifiesta el amor al dinero en forma de avaricia. Ese sentimiento tiene otras fases igualmente humanas y r. o menos interesantes. E l genio de Balzac los adivinó y los expuso minuciosamente en sus novelas. Lo raro es que Dickens, en contacto con la sociedad inglesa en el momento en que se iniciaba la concentración capitalista nue dchia repercutir filosóficamente en la génesis del socialismo, no se fijase en la influencia que tiene el dinero sobre la civilización. Esa omisión obedece a que, al contrario de Balzac, que lo estudió todo, el gran novelista inglés no se siente atraido más ciue por lo patético de la vida. Es un sentimental y un humorista, que se atiene siempre al precepto latino risuin et dolare misefíbitur. E l talento de Balzac es más ambicioso en sus exploraciones. De él data la nueva y dominante posición del dinero en la literatura. Zola se limita a ampliar los temas que le ha ¡egarlo su inmortal precursor. Se ha escrito mucho sobre el dinero. Recientemente, Abel Bonnard, que es uno de los espíritus más elegantes de nuestro tiempo, emprendió una ofensiva de gran estilo contra él. Pero lo que atenúa un poco la autoridad de los que combaten el dinero es que no lo tienen- E l día en que veamos a un multimillonario abominar públicamente de la riqueza, maldiciendo sus frutos, lo que oigamos podrá servir de punto de partida a una nueva moral. ¿O c u r r i r á eso alguna vez? Asistiremos al espectáculo de ur Rothschild o un Morgan desprendiéndose, como pretende San Cipriano de todo buen cristiano, de sus bienes temporales? Nuestra experiencia personal no nos autoriza a esperarlo. Timón de Atenas, que se permitió ese lujo de desinterés, debió quedar tan escarmentado que, si volviera a nacer, es dudoso que le diese diez duros a su amigo más adicto. Los grandes ejemplos de generosidad no los da nunca el poderoso, sino el pobre. Una familia, drama de Karen Bramson, plantea, aunque con menos vigor, el mismo problema que expuso Mirbeau en Los negocios son los negocios; el dinamismo corruptor del dinero. Fierre Gauthier es un i n dustrial que ha edificado su gran fortuna sin el concurso de nadie. E n la infancia fué aprendiz de un taller; en la mocedad, fogonero de una fábrica, y poco a poco, a fuerza de ingenio y de tesón, se ha hecho rico. L a experiencia de un hombre que se ha formado solo, venciendo todos los días una hostilidad nueva de los seres o de los elementos materiales que 1 c rodean, no puede hacer de él un sentimental y un pródigo. Los grandes creadores de riqueza suelen ser más bien apasionados para la conquista y refractarios a la compasión. L a piedad es f Si Las. consecuencias de ese modo de ser no se hacen esperar. U n día el poderoso industrial descubre, con horror, que está solo en ¡a tierra. Su egoísmo le ha hecho el vacío en su propio hogar. E l hijo se le va, después de una disputa muy violenta; la Fija se entrega al aristócrata para que ORIDA MADRID 2 0 0 habitaciones Todo c o n f o r t E s p l é n d i d o h a l l en la planta baja. Habitaciones desde 12,50 pesetas Pesislén completa desde 27 pesetas. LA MAS SELECTA COCÍ por familias y hombres de negocios, por su magnífica situación. ¡AN VIA (plaza del Callao) En Sevilla: HOTEL MADESTIC Habitación con baño y pensión completa, durante Semana Sania y feria, 35 y 40 pesetas. E l fioie! o c u p a t o d o e l edificio. RESERVE SUS H A B I T A C I O N E S ANTICIPADAMENTE
 // Cambio Nodo4-Sevilla