Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 4 DE ABRIL DE 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 30. doro en la cabeza. Isidoro cayó como herido vienen Artía y Onaindia, el de anoche tuvo por un rayo. Trasladado, sin pérdida de momentos de extraordinaria emoción, por tiempo, a la enfermería, el doctor Salazar la violencia de las jugadas. le curó la herida, que pronosticó de: grave. Después de varias igualadas, Artía consiE l herido es sobrino del célebre as de guió l a victoria para su color, por una d i la pelota vasca, del mismo nombre. ferencia de dos tantos. Los vencedores fueron ovacionados largaE l deporte en el extranjero mente. E n el primer partido de l a noche ocurrió BOXEO un accidente desgraciado al pelotari Isidoro. Kessler vence p o r puntos a L e f o r t Su compañero de equipo Guernica, al co- ger una pelota de rebote y lanzarla al fron- I París 3, 2 tarde. E n un combate de botis, tuvo la desgracia de dar con ella a Isi- j xeo celebrado anoche, en la sala Wagram, Kessler ha derrotado a Lefort por puntos, siendo proclamado campeón de Francia de la categoría de pesos semi- medios. i Vermaut consiguió conservar su título de campeón de pesos semi- pesados, haciendo combate nulo con el challenger Sportiello. 1 C o m b a t e nulo Nueva Y o r k 3, 2 tarde. E n un combate de lucha libre celebrado anoche en esta ciudad, el español Enríquez hizo combate nulo con su contrincante, Carol Zbyerko. -Associated Press. OTJCJAS INFORMACIONES Y DE U L T I M A HORA Homenaje de adhesión al R e y San Sebastián 4, 3 madrugada. S. M el Rey, acompañado de su séquito, dq alcalde gobernador y miembros del Consejo de administración, visitó la fábrica de aceros de Lasarte, aún no terminada. Después fué a Lores T o k i A l regresar, entró en Miramar, para visitar nuevamente el garage y la central eléctrica. Más tarde trasladóse al convento de Miracruz, que protegía la R e i na doña María Cristina. Allí asistió a una función religiosa, y después a una merienda. Luego regresó al Hotel Cristina, no volviendo a salir. Anoche estuvo en el hotel una comisión ¡de damas, que entregó al duque de Miranda muchos pliegos de homenaje de adhesión al Rev. Contienen más de seis mil firmas. Explosión en una fábrica pirotecnia de Filadelfia 3, 3 madrugada. H a y once muertos, de ellos dos son mujeres, y unos ochenta heridos, a consecuencia de una serie de explosiones en l a fábrica de pirotecnia de Penn Firework Company, cerca de Devon. A centenares de metros del lugar del suceso se sintió la fuerza de l a explosión, que rompió cristales de casas, trenes y tranvías, e hizo interrumpir las comunicaciones. Créese que habrá más muertos, pero l a índole del siniestro dificulta l a labor de los bomberos, que corren peligro por las paredes que se derrumban. -Umted Press. la buena sociedad sevillana y de Galicia, como la familia Riestra, que, emparentada con los LTrquijo, hizo su acto de presencia en ia ceremonia. De Sevilla vinieron l a abuela y la madre del novio, los señores de Cámara (D. José) Maranón (D. Manuel) señoras de Herrero (Muruve) Salvador, Fernández Flores, etc. etc. de muchachas sevillanas estaban Lolita Bagaes, ConchitSv Prieto y una muy bella muchacha, Conchita Herrera y Muruve, que hacía con esta boda su presentación en sociedad. Después de terminada la ceremonia se obsequió a los invitados con una muy bien servida meriendan Los novios, señores de Muruve, que reci- bieron muchas felicitaciones, han salido para Zaragoza, desde donde marcharán a Barce- lona y París. t Les deseamos todo género de venturas. E n la iglesia parroquial de Santa Bárbara, de Madrid, tuvo lugar ayer, a las cinco de la tarde, el enlace matrimonial de la bellísima señorita Rosita Herrero y Díaz con el teniente de l a Guardia C i v i l D. Manuel Burguete y de Reparaz, hijo del presidente del Consejo Supremo del Ejército y Marina. Apadrinaron a los contrayentes la señora doña Vicenta Díaz de Herrero, madre de la. novia, y el general D Ricardo Burguete, padre del novio. Bendijo la unión el obispo de Sión, quieri pronunció una elocuente plática. Como testigos firmaron el acta D. Leopoldo y don Juan Herrero, el ex presidente del Corjgreso D. Melquíades Alvarez, el presidente del Consejo, conde de X a u e n el ministro de Fomento, Sr. Matos; el de Hacienda, señor. Arguelles; el ex ministro Sr. Bergamín, el capitán general de la Armada, Sr. Aznar; el presidente del Tribunal Supremo, señora García Goyena; el general marqués del R i f j y el Sr. Novela. s B o l s a de N u e v a Y o r k Nueva Y o r k 4, 1 madrugada. A l cerrarse las cotizaciones, los valores industriales quedaron en l a siguiente forma: American Telephone and Telegraph, 363. Anaconda Copper, 78 3 8. -Baltimore arid Ohio, 120. -Cities Service, 41 7 8. -Canadian Pacific, 212 3 4. -Electric Bond and Share, 109 1 4. -General Motors, 49 1 4. -General Electric, 87. -International Telephone and Telegraph, 68 5 8. -International Nickel, 42 3 4. -New Y o r k Central, 136 3 4. -Pensylvania Railroad, 84 1 8. -Radio Dutch, 54 1 8. -Shell Unión O i l 24 1 2. Standard Brands, 25 1 2. -Standar O i l New Jersey, 75 1 4. -United States Steel, 193 1 2. -Westinghouse Electric, 182 1 4. -Woolworth, 64 3 8. -Radio Corporation, 59 1 2. -United Press. Bodas aristocráticas M a d r i d 4, 3 madrugada. E n la suntuosa residencia de los señores de Urquijo (D. Juan Manuel) se celebró ayer, a las cinco de l a tarde, l a boda de su encantadora hija Carmen Urquijo y de Federico con el aristócrata sevillano D Tomás Muruve y Turmo. L a ceremonia tuvo lugar en la capilla particular de la casa. Hasta esta capilla, y recorriendo las principales habitaciones de la casa, se encaminó el cortejo nupcial. Componíalo, en primer término, la pareja compuesta por la novia y el padrino, su padre, D Juan M a nuel; la señorita de Urquijo estaba realmente muy bella con sus galas nupciales, su vestido liso, sencillo, era de crepé georguette, que cubría el velo nupcial, de magnífico y antiguo encaje. N o llevaba n i una sola joya. A continuación formaba l a pareja de l a madrina, doña Gracia Turmo, viuda de Muruve, que vestía elegantemente con tonos oscuros, que iba del brazo del novio, D. Tomás Muruve y Turmo, que vestía de chaquet. Por último desfilaron los testigos marqueses de Urquijo y de Fontalba, D. Juan Tomás Gandarias, D Gregorio Esteban de la Reguera, D. Antonio y D Francisco U r quijo y de Federico, D. Joaquín Muruve y Turmo, D José Marañen Jiménez, D. A n tonio Muruve y Turmo, D. Manuel Fernández Muruve, D Manuel Salvador Gandarias y D José del Camino y Parlada. Bendijo la unión el nuncio de S. S. monseñor Tedeschini, quien, después de dada la bendición, pronunció ante los novios una plática en donde la elocuencia y la emoción corrieron parejas. L a concurrencia era aristocrática y numerosa, y en ella había representaciones de Los restos d e l j e s u í t a Ferri padre, H e r i d o s en accidente de automóvil Lugo 4, 2 madrugada. E l automóvil ocupado por D D a v i d Méndez Andrés, una señorita y dos señoras, pertenecientes todos a distinguidas familias asturianas, chocó contra u n r b o l resultando todos ellos heridos, incluso el chofer. Recepción diplomática Madrid 4, 3 madrugada. Como jueves se celebró ayer, a última hora de la tarde, en el ministerio de Estado, recepción diplomática. Acudieron a cumplimentar al duque de A l b a el embajador de Alemania, encargado de Negocios de Italia, ministro de Turquía y secretario de la Legación del Uruguay, Sr. Azáola, y los diplomáticos españoles marqués de Torrehermosa, ministro en Berna, D. Eduardo Danis, cónsul en Londres, y el Sr. S nz Tovar, secretario de nuestra Legación en Praga. Recibió también ayer tarde el duque de A l b a al ex ministro Sr. Goicoechea, ea mañana Valencia 4, 3 madrugada. E n Gandía se ha celebrado, con extraordinaria solemnidad, el traslado de los restos del jesuíta padre, j Carlos F e r r i al Cementerio de la Lepra- sería de Fontilles, de l a que fué fundador. A las siete de la mañana se dijeron m i- ¡sas en el cementerio y en la residencia de ¡i los jesuítas, asistiendo a una de estas üL- i timas el arzobispo. A la ceremonia asistie j ron unas 50.000 personas, figurando comí- siones de Valencia, Ayuntamiento y Dipu- i tación de Alicante, con bandas de música, gentes de todos los pueblos cercanos y re- presentaciones de católicos de las provmV! cias de Albacete y Murcia. Los restos fueron colocados en un autor móvil enlutado, siguiéndole todo el enor- me gentío, que presidía el arzobispo. E n to- dos los pueblos del trayecto se cantaron! responsos. ¡I E n el recinto de la iglesia de la Lepro- sería fué colocado el cadáver rodeado de los; enfermos, que lloraban desconsoladamente, rezándose una misa. E l padre Sola pronun ció una conmovedora oración fúnebre, que fué oída por altavoces. E l público desfilo! después ante el cadáver, que recibió sepulV tura a las cinco de la tarde. 1 1