Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OFERTA DIRECTA 1 D R AQUÍ E ESCRIBIR COYÍSIMO HODELO Cocí techado wwsáversai y t o d o s l o s a d e l a n t o s m o d e r n o s Visíbíiiidad a b s o l u t a O tsrrsi d e l a m a ñ o m a y o r q u e l o d a s l a s mtícgurnas p o r i á f s l e s s í M PRECIO S I N C O M P E T E N C I A T a m b i é n h a y m o d e l o s p l e g a b l e s de 450 pesetas. C o l o r e s negro, verde, a z u l r o j o m a r r f i n c r e m a m a l v a A l contado y a plazos. U N MILLÓN D E M A Q U I N A S V E N D I D A S L a C O K O N A es l a p o r t á t i l m a s a n t i g u a y m e j o r que se f a b r i c a PIDA U N A DEMOSTRACIÓN ALOS A G E N T E S Q U E T E N E M O S E N TODAS L A S PROVINCIAS B o l e t í n a r e c o r t a r (f r a n j n é e s c c o n 2 cts. SOCIEDAD HISPANO- AMERICANA GASTOK O R G E C A. -Sevilla, íí! -MADRID. R e m í t a m e c a t á l o g o A y condiciones, a l c o n tado y a plazos, de l a m á q u i n a C O R O N A m o delo Nombre C a l l e de núm Población I n m e d i a t a c o n v o c a t o r i a p a r a P o l i c í a y e n enero de 19 31 A u x i l i a r e s de C o n t a b i l i d a d de H a c i e n d a E n H a c i e n d a wíwsaiffl? H lanviBiiirn m a WBiwaíil j jt i ¡i s e ñ o r i t a s P r o g r a m a oficial, n u e v a s contest a c i o n e s y p r e p a r a c i ó n e n e l a n t i g u o y a c r e d i t a d o I N S T I T U T O R E T Í S E n P o l i c í a o b t u v i m o s 143 plazas, entre ellas los n ú m e r o s 1, 2, 3, etc. y e n H a c i e n d a seis veces e l n ú m e r o 1, dos veces e l n ú m e r o 2 y 326 plazas. L o s r e t r a t o s y n o m b r e s de estos é x i t o s d e f i n i t i vos se p u b l i c a n en e l p r o s p e c t o que r e g a l a m o s S o l i c i t e p r o g r a m a s g r a t u i t o s a l a n t i g u o y a c r e d i t a d o I N S T I T U T O j K P R E C I A D O S 2 3 P U E R T A D E L S O L 13, y M A Y O R 1, M A D R I D T e n e m o s i n t e r n a d o s o lt m C l U L i V I l n V V J X fX Vl il IPOyX rVf IlfTrJÍÜPlZl E m á q u i n a s ú l t i m o s modelos. C l a s e d i a r i a de u n a h o r a seis pesetas mensuales. I N S T I T U T O R E T Í S P R E C I A D O S 2 3 P U E R T A D E I J S O I 13, y M A Y O R 1, M A D R I D L i b r o seis pesetas, n 46 ú FERNANDEZ Y GONZÁLEZ EL PASTELERO D E MADRIGAL 457, tido de negro; bajo la capucha que cubría su semblante se veía una larga barba blanca. E l alcalde guardó silencio, siguiendo al alcaide y llevando tras sí al fraile, hasta la puerta de un encierro que el alcaide abrió. A l abrirse l a puerta se vio que el calabozo estaba completamente obscuro. -Dejad dentro vuestro farol- -dijo el alcalde- -y salid. -E n c e n d e r é m á s bien el velón que hay en el calabozo- -dijo el alcaide. -E n buen hora- -contestó Santillana- pero hacedlo pronto, y salid cuanto antes. E l velón estuvo encendido en un momento, y el alcaide salió. E n t r ó el fraile y por un mandato de Santillana el alcaide cerró la puerta del calabozo y Santillana y el alcaide se retiraron. Gabriel de Espinosa, que había despertado al oír el ruido y que no se había dignado hablar cuando el fraile se quedó dentro de su calabozo solo y encerrado con él, se incorporó en el lecho y d i j o ¿T a n t o le pesa al Rey m i vida, que y a me envía quien me disponga a bien morir? -B i e n os tratan- -dijo el fraile, que se estremeció ligeramente al oír el acento de Gabriel de Espinosa- Tenéis buen lecho, mesa, sillas, encierro ancho y cómodo y, por lo que veo, no tenéis hierros. -Pues por ser yo quien soy, debían tratarme mejor en Castilla- -contestó Gabriel de Espinosa. ¿Y quién sois vos? -dijo el fraile tomando el velón de sobre l a mesa y viniendo a iluminar con él el semblante de Gabriel de Espinosa. -S i me habéis conocido alguna vez, vedlo- -respondió Gabriel, levantando su semblante de modo que pudiese iluminarle la luz del velón que el fraile tenía en ¡a mano. A l ver el semblante del preso, el fraile volvió a estremecerse, pero de una manera casi imperceptible. -V i e j o estáis- -exclamó el fraile. -V o s esperabais encontrarme rrrás joven, ¿n o es esto? A s í c o m o de cuarenta a ñ o s pero he pasado muchos trabajos, padre, y los trabajos y las penas me han envejecido. Especialmente desde que estoy nancia! ¡Venecia, que ampara a los piratas, y los ennoblece, y los pone a su cabeza, y los envía i n solentes y soberbios a un Rey cristiano! ¡Y yo, yo he podido sufrir... Venecia cubre la mar de naves; DESPUÉS DE ESTO. E L REY VOLVIÓ I. A ESPALDA A SAKTOYO r SALIÓ DE LA CÁMARA POR UNA FUERTE CILLA una guerra ron Venecia me quitaría el Milanesado y pondría en peligro mi reino de Ñapóles; l a grandeza, el dominio, tienen su precio; los que envidian a los Reyes son unos insensatos... Y ese
 // Cambio Nodo4-Sevilla