Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 5 DE 9 DIARIO DO. N. ILUSTRA- i ABRIL NUMERO 10 CTS. ANO 8.5io V 1 GE- D E i 3o. SUELTO, S 1 MO P O R D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A SEXTO F U N D A D O E N i. D E J U N I O D E 1905 INFORMACIONES Y N O T CÍAS POLÍTI C A S E n la Presidencia M a d r i d 5, 1 madrugada. Ayer, a p r i mera hora de la tarde, el, presidente del Consejo recibió, en el salón grande del m i nisterio del Ejército, a una comisión de fuerzas vivas de Ciudad Real, formada por más de trescientas personas y presidida por el gobernador, alcalde y obispo. A los comisionados se unieron en Madrid varias personalidades de la provincia, como los marqueses de la Viesca y Borgheto y don José Antonio de Sangróniz. L a comisión pidió al conde de Xauen que se restablezca la guarnición en Ciudad Real y el obispo insinuó que se vería con mucho agrado que guarneciera la plaza el regimiento de de las Ordenes Militares, ya que en Ciudad Real se encuentra el P r i o r a to de dichas Ordenes. E l presidente contestó que este último deseo lo estudiaría, para ver si era posible complacer a la ciudad, pero que, desde luego, anticipaba que Ciudad Real tendría un regimiento de guarnición. Los comisionados salieron complacidísimos de la entrevista. También recibió el jefe del Gobierno al marqués de Urquijo y al alcalde de Cádiz. E l subsecretario de la Presidencia, señor Ruiz y Benítez de Lugo, dijo a los periodistas que el general Berenguer había recibido numerosos telegramas de Marín (Pontevedra) en los que se expresa la alarma producida allí por el anuncio de que, al concluirse el Polígono Naval, el muelle que queda dentro de la construcción no se utilizará para las operaciones de carga y descarga y embarque de pasajeros. E l subsecretario, por encargo del presidente, hizo saber a los periodistas que el muelle quedará, desde luego, dentro del polígono, pero que no se suspenderán, de ninguna manera, las operaciones que en él se realizan ahora. A l abandonar el general Berenguer su despacho dijo a los periodistas que no ocurría novedad alguna y que, según le- había comunicado el presidente del Consejo de l a Telefónica, Barcelona había tributado al i n fante D Carlos un grandioso recibimiento. que. le habló del ferrocarril de L a Roda a Tarazona. En Economía Cumplimentaron al ministro, D Julio Wais, el presidente de las sociedades fabriles de Barcelona, gobernador civil de Salamanca, ex diputado a Cortes D Manuel Levante y los señores Oliver y Blandón. Manifestaciones del ministro de la Gobernación E l general Marzo dijo a los informadores que las huelgas de obreros del Puerto de Sevilla y de los tipógrafos de dicha ciudad van por buen camino y en vías de solución. Ayer se reunieron los patronos y obreros de E l d a y el conflicto de esta villa quedará resuelto. Los periodistas preguntaron al ministro por el alcance de la visita que ha hecho a Barcelona el general Mola, y el ministro contestó que había vuelto para inspeccionar los servicios de Policía, ya reorganizados, consecuente con su propósito de verlo todo directamente. E l general M a r z o recibió a los gobernadores civiles de Valencia, Zamora y Huelva, y alcalde de Coruña. tero y abnegado amor de España, que, síri freno n i límite, supo dar el caudillo ilustre, cuya muerte lloran hoy todos los buenos; patriotas. ¡Será más nuestra enseña, más que uri, nombre, una conducta; nos servirá de guíaí más que un programa teórico y prolijo el consolador acervo de realidades que Pri- í mo de Rivera supo incorporar al patrimoi nio español, levantando su espíritu y dilatando la zona de su influencia civilizadora, H o y queremos ser y llamarnos primorrive- ristas, orgullosos de aquel apelativo, que, muerto el glorioso general, cobra vuelos de alto. simbolismo, trayendo a la conciencia! de todos sugerencias patrióticas y afanes de superación. L a personalidad emotiva y, cordial de nuestra ideología en nada merma su depurada objetividad. P o r eso coincidimos en ella, no sólo quienes le acompaña- i mos antes con nuestra adhesión en su obra; de Gobierno, sino también sectores de opiJ nión, alejados hasta hoy de la vida púbii- ca, que tienen sus firmas representativas en este manifiesto. Queremos, como Primo de Rivera, una España grande, gloriosa, justa, cristiana, tolerante, ordenada, trabajadora, progresi- va, respetada en el extranjero y con honda! fe en sus altos destinos. Estimamos, corno; él, consubstancial de la Patria el manteni- j miento de la Monarquía, la gran- institución; E n E s t a d o Ratificación de u n forjadora de nuestra Historia, cuyas pági- i ñas ha nutrido de gestas fecundas y haza- convenio ñas magníficas; compartimos el sentimiento religioso, que late en la más íntima enMadrid 4, 5 tarde. E l ministro plenipotraña de la sociedad española y mantiene! tenciario de 5. M en Varsovia comunica vivas las energías morales de la raza; creeal ministerio de Estado haber verificado el mos, en fin, indispensable para la salud da depósito del instrumento de ratificación del España y para la ordenada y libre conviven convenio para la unificación de ciertas recia de los españoles, la actuación de un GoJ glas relativas al transporte aéreo internabienio fuerte, encarnación suprema del p r i n cional, firmado en aquella capital el 31 de cipio de autoridad, con la fuerza precisa- enero pasado. para rechazar cualquier conato de violenW cia, venga de donde viniere. ¡Visitas E l señor duque de A l b a recibió esta maNuestra adhesión a la obra de la Dicta- ñana al Sr. Linares Rivas, secretario de la dura en lo substantivo, no implica adhesiórí Embajada de España en Washington. a esa modalidad de Gobierno. U n a Dictad dura sólo se justifica como recurso heroica cuando un pueblo se halla en inminente T o m a de posesión del nuevo catrance de anarquía, y surge el genio valero- j pitán general so y clarividente capaz de contenerla. Ni el general Primo de Rivera puede tener fá- i Esta mañana se ha encargado del mando cilmente sustituto, n i es preciso buscarlo, de la región el nuevo capitán general de porque gracias a la titánica empresa en que Madrid, D. Federico Berenguer. L e hizo entrega el capitán general inte- él consumió sus energías mortales- -jamás) E l presidente conferencia con los su alma, de temple indomable- -España exisrino, conde de la Playa de Ixdaim asistiente como nación civilizada, que respeta la fa- ¡señores M a r z o y M o n t e s Jovellar do al acto los generales con mando de la milia y la propiedad, que ve hoy multiplica- Anoche sostuvieron el presidente del Con- plaza y los jefes de los Cuerpos, quienes das las escuelas y mejorada la salubridad; cumplimentaron al nuevo jefe de la región. sejo, el ministro de la Gobernación y el E n la toma de posesión se cambiaron los pública, que proteje el trabajó, que ampara subsecretario de este departamento, una larla armonía entre los distintos sectores que ¡discursos de salutación y bienvenida acosga conferencia. en él intervienen, que se desenvuelve en un tumbrados. E l conde de Xauen recibió luego al alambiente de sana disciplina y que sólo pide calde de Valencia. a los Gobiernos justicia, austeridad y paE l manifiesto de la Unión M o- triotismo. N o creemos, pues, en la Dictadu- j E l ministro de Trabajo ra como forma de Gobierno, n i abogamos nárquica Nacional por una nueva. Pero entendemos que fué E l jefe del Gobierno recibió anoche al H e aquí el manifiesto de un nuevo parprovidencial la que asumió, en horas que pu- j ministro de Trabajo, quien, a la salida, dijo tido, organizado por los ex ministros de la dieron ser trágicas, el general Primo de R i- a los periodistas que hoy, por la- mañana, Dictadura: salía para Barcelona, de donde regresará Los amigos, los admiradores, los hermavera, y faltaríamos al más elemental deber el lunes. nos en fe y en ideales del general Primo de sinceridad si en las circunstancias ac- j Por lo que hace al viaje a Ginebra, que de Rivera, queremos confesar, de manera tuales, propensas al olvido de máculas yj tenía proyectado, es posible que lo realice solemne, nuestra adhesión a su obra, nuesmales, que nunca deben retoñar, omitié- i en la semana próxima, si logra conciliario tra devoción a su memoria, nuestra sumisernos el encomio y el caluroso elogio de con sus muchas ocupaciones. sión a su doctrina. Constituidos en Unión los grandes servicios que prestó a la Pa- j Monárquica Nacional nos disponemos a i n tria durante más de seis años; la- pacificacióri! E n Fomento tervenir en la vida española, con la fortalede Marruecos, el restablecimiento del orden! za que prestan la convicción arraigada y la E l ministro, Sr. Matos, recibió a una cosocial, el desenvolvimiento progresivo del unión estrecha, guiados por el ejemplo ausmisión de carboneros asturianos y a otra trabajo, el saneamiento de la Hacienda lajj 1 1
 // Cambio Nodo4-Sevilla