Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
un meticuloso y perseverante trabajo de captación, cuyas mayores dificultades estriban en 3 a fijación de la parte musical. Se suele recoger ésta por medio del fonógrafo y también directamente por Manrique de L a r a y D Eduardo Martínez Torner. E l primero hizo excursiones 1 Oriente, llegando hasta el A s i a Menor, para recoger centenares de versiones de los judíos españoles, que también están errai; adas en Marruecos, en América y en otras partes del mundo. Pero prosigamos en nuestro fundamental propósito informativo. A las cuatro de la tarde D Ramón Menéndez P i d a! acude al Centro de Estudios Históricos. L a clase u n i versitaria que en si ¡despacho explica, por acuerdo tácito de profesor y alumnos, significa tin momento incomparable de su vida afecttv y literaria. Se prolonga con una pequeña tertulia de amigos que conviven en e! Centro. L o s jueves y sábados reclama la presencia de su director, durante algunas horas, la Real Academia Española, en plena labor de confección de un D i c c i o n a r i o de autoridades, con cita: de los autores que usaron los diversos vocablos. E s una obra- que acometió la Academia en el siglo x v n i abandonada después de publicados siete tomos, y que hoy se reemprende. E l primero de los nuevos habrá de ver l a luz en el año que corre. Después de cenar, nada. Poco teatro. A l sima lectura familiar. E l recuerdo de los juego? del nietecillo, que alborotaron la casa, v el de los m i l colores que fué absorbiendo la masa negra de la noche, que cayó sobre el campo. P a z v silencio; y el ánimo en calma, en espera de un nuevo día de labor. JUAN M. M A T A (Fotos Duque. Y LOS JUEGOS DEL NIETECILIX) QUE ALBOROTARON LA CASA... DESPUÉS DE CENAR, HADA. ALGUNA LECTURA FAMILIAR