Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 8 DE ABRIL D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G i8 r vueltos en las bastardas pasiones y en las codicias de lo terreno, sin pensar que, también un día, ante ellos se abrirá l a sima de la negra sepultura. Y con esto se dio por terminado el acto. Contestóle en nombre de los excursionis- I tas el Sr. Bernal, dedicando alabanzas a la iniciadora de la excursión, doña E l i s a L ó pez Velasco; a las autoridades de Nerva y a la Compañía de los Ferrocarriles de Cala, que íes habían prestado su mayor apoyo. Luego los excursionistas fueron acompañados en su visita a todas las dependencias LA EXPOSICIÓN IBEde las Casas Capitulares, entregándoseles ROAMERICANA en el Centro de Información del Comité de Iniciativas y Turismo folletos y postales de Manifestaciones del comisario r e- propaganda de nuestra ciudad, que estimaron mucho. gio, señor Cañal Tanto los pequeños escolares como sus El Sr. Cañal, al recibir anoche a los pe- profesores salieron muy complacidos de las riodistas, les manifestó que el Sr. Caravaca atenciones recibidas. le había remitido un documento oficial que involuntariamente quedó entre sus papeles O t r a carta del señor Caravaca particulares. E l S r Cañal lo envió seguidaSevilla, 6 de abril de 1930. mente a la secretaría general para que se Sr. Director de A B C. archivase. Mi distinguido amigo: Deseo terminar, Agregó que la Comisión nombrada para el por la presente, mi obligada intervención exorno de las calles que van desde la plaza en la polémica periodística que inició, hace de San Francisco a la Exposición, continúa algunos días, el Sr. Jiménez Fernández. sus trabajos activamente, habiendo estudiaEntiendo que no es razonable ocupar las do el asesor artístico de la Permanente, secolumnas de la Prensa, y la atención púñor Traver, con el artista Santiago Martínez, la composición de detalles decorativos. Por su parte los señores conde de Aguiar, Pinar y Pickman y Molet, están visitando a los habitantes délas casas del referido itinerario, rogándoles que, a partir del Sábado de Gloria adornen sus fachadas, a cuyo ruego une el suyo el comisario regio. Hablando del domingo, manifestó el señor Cañal su satisfacción por la extraordinaria concurrencia habida, añadiendo que había llegado a su conocimiento que ciertos desUAPIIÍO S E V I L L A- J E R E Z- A L G E C 1 K A S aprensivos pretendieron vender billetes de PASAJEROS Y MERCANCÍAS los que, en agasajo a los obreros se reparcon magnífico ó m n i b u s ten gratuitamente, advirtiendo por medio de PULLMAN la Prensa, que si el intento se repite el en c o m b i n a c i ó n c o n tos c o r r e o s de Ceuta, próximo domingo, serán detenidos y puestos T á n g e r y Gibraltar. a disposición de la autoridad judicial los ta- Salida, 7 m a ñ a n a Gran C a p i t á n 12. T e léfono 2269 les individuos. A l g e c i r a s M a r i n a S. T e l é f o n o 183. Entre las visitas recibidas ayer y hoy por el S r Cañal, figuran las del duque de EGOlOMiCA, Baena, D Nicolás Suárez, ingeniero, con la comisión organizadora del Congreso de F e RÁPIDA Y rrocarriles, que se celebrará en Sevilla el mes de mayo; señores Bolín, delegado de CÓMODAMENTE Turismo; Laffón, Cuéílar, comandante de Aviación S r Acedo, conde de Rodezno, se viaja a Gastón, Ybarra (D Tomás) y los profesores de la Escuela de Comercio de Alicante, que le agradecieron las facilidades dadas en l a a ellos y a ciento ochenta alumnos para v i sitar l a Exposición. SUDAMERiCA CLASE INTESÜViEDIA de los m o d e r n o s buques de la Excursión de escolares de N e r v a El domingo fueron recibidos en el A y u n tamiento los profesores y los niños de ambos sexos de las escuelas nacionales de Nerva, que habían llegado a Sevilla, con objeto de visitar los principales monumentos y la Exposición Iberoamericana. L a excursión venía dirigida por el distinguido maestro de dicho pueblo D Manuel T. Bernal. L a excursión se componía de diez maestras y maestros y ochenta niños y niñas. Venían acompañados por una representación de la Compañía de Ferrocarriles de Cala. E n los andenes de la estación los esperaban una comisión de niños de las escuelas graduadas Reina Victoria, de nuestra capital, con sus maestros, acompañándolos en su visita al Ayuntamiento. E n la Sala Capitular fueron recibidos pola representación de la alcaldía, el concejal vocal de la Junta de Primera Enseñanza Sr. Gutiérrez de Rueda; el vicerrector, señor Peñalver; el director de la Escuela Normal de Maestro, Sr. Cruz y Cuervas; el inspector jefe de Primera Enseñanza. Sr. E s cobar, y algunos maestros de Sevilla. El Sr. Gutiérrez de Rueda les dio una afectuosa bienvenida y ensalzó la iniciativa H A M B U R G- AMER 1 KA Informes: en la A G E N C I A G E N E R A L A l c a l á 48. Madrid. Teléf. 11267. LIME Paseo de Recoletos, 12, Madrid. Plaza de C a t a l u ñ a 9, Barcelona. P r é s t a m o s amortizaWes, primera hipoteca, a largo plazo, sobre fincas rusticas j u r b a n a s hasta, el 50 por 100 de su valor, reembolsables a v o l u n t a d P r é s t a m o s especiales para el Fomento de la Construcción en poblaciones importantes. P í d a s e instrucciones. E m i s i ó n du C é d u l a s h i p o t e c a r i a s a l portador, privilegiadas, tienen c a r á c t e r de efectos públicos, cotizables como valores del E s t a do; estando garantizadas por p r i m e r a s h i potecas sobre fincas de renta segura y f á cil venta, valoradas en m á s del doble d e l capital de las C é d u l a s en c i r c u l a c i ó n y con la. g a r a n t í a s u p l e t o r i a del c a p i t a l social 3 s u s reservas. P í d a s e folleto. Cuentas corrientes c o n i n t e r é s Banco Hipotecario de España blica, con campañas de subido matiz persó nalista, y, por tanto, trataré, únicamente, de defenderme de los cargos concretos que se me imputan. L o demás, no lo considero tan de recibo, y es probable que sólo sirva! para el frivolo comentario de alguna que? otra tertulia de desocupados. Es cierto que poseo un interesante archí- vo particular, que contiene muchos antecedentes y datos sobre problemas municipales! y de la Exposición, antiguos y modernos. Hablé de esto muchas veces, y huelgan, por ¡tanto, los testimonios añejos de conversa ciones particulares o de afirmaciones priva das de miembros o funcionarios del Comité. Lo que jamás hice es mezclar en dicho archivo, y para retenerlos, documentos de carácter oficial u oficioso. N i de mis. siete añosi de gestión, n i de los doce anteriores... ¿Está! claro... Y no se me alcanza que duden de mi aserto, cuando lo contrario, esto es, l a retención personal voluntaria de documentos oficiales, sería, sencillamente, un casa de Juzgado de guardia. Relacionar mis posibles yerros con el pequeño asunto de la Sociedad L o s Remedios es de una puerilidad indisputable. Y o me limité, en efecto, a proponer a l a Comisión Permanente que quedara sobre la mesa una propuesta de la Jefatura de Explotación, por estimar que en la misma no se concretaba el importe del canon a satisfacer por aquella entidad. Decía la propuesta que no debía ser menor de doscientas cincuenta pesetas por metro cuadrado y como el reglamento de expositores establece tarifas proporcionales al número dé metros ocupados, entendí, que procedía conocer las dimensiones de la instalación, antes de resolver en definitiva. S i después dé esto, por descuido, o por lo que sea, no volvió a tratarse del asunto, no sé por qué razón he de ser yo el responsable de un hecho en que no he tenido intervención posterior alguna. E s como si yo concentrase, ahora en el Sr. Jiménez Fernández, toda, la culpa de que se hubiera dejado de cobrar, o se hubiesen pagado de más, millares de pesetas, en asuntos municipales concretos en que figuró su nombre o su persona por distintos motivos. Más pueril todavía es la imputación dé haber guardado en mi poder, durante largos meses, documentos importantísimos dé la Exposición. Se trata de expedientes que debían ser la base de nuevos estudios, de ¡índole económica, por lo general. U n funcionario los colocaba sobre la mesa de mí despacho oficial, y el mismo funcionario, u otro, los retiraba, cuando los estudios se habían terminado. Esto es todo. Y o creo que no vale la pena de malgastar el tiempo en discusiones bizantinas. S i el Sr. Jiménez Fernández desea- -como afirma- -terminar la historia de mi gestión personal en el Comité, que yo no le he encargado, ocúpese de mí en buena hora, pero no agravie, sin razón n i motivos, a los de arriba, a los de en medio y a los de abajo, que todos ellos- -comisarios, vocales y empleados- -cumplieron siempre con su deber, cada uno en la esfera peculiar de su cometido. Y nada más, porque en fin de cuentas, no hice otra cosa en el Ayuntamiento y en la Exposición que trabajar mucho, asentándome en el presente y de cara al porvenir de Sevilla. Esta satisfacción es enteramente mía, y me basta, porque aun ahora, en que las pasioncillas sueltas del politiqueo y de los personalismos quieren imponerse como sea, por encima de la verdad y de las conveniencias generales, me doy perfecta cuenta de que en esa tela política de Penélope, me corresponde una labor estimable y positiva: L a de tejer. Mil gracias por la publicación de estas
 // Cambio Nodo4-Sevilla