Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA Q DE ABRIL NUMERO J O CTS. F U N D A D O E N 1 D E JUNIO D E 1905 DIARIO DO. ILUSTRAVIGÉ- AÑO D E 1930. SUELTO, S 1 MOSEXTO 8 5 i 3 POR D. T O R C U A T O L U G A D E T E N A un proyecto de ley sobre ascensos en la I n fantería de Marina y otro relativo a concesión de becas a unos pescadores, con la i n tención de ampliarlas más adelante, si hay, posibilidades para ello. Añadió que había dado cuenta a sus compañeros del problema de los despidos de obreros en el F e r r o l y lamentaba que nada pudiera hacerse acerca de esto, por no ser de la incumbencia del Gobierno. E l ministro de Estado dio una nota interesante. Dijo que estaba acordado el nombramiento de D. Antonio Plá para ocupar la Legación de España en Montevideo; en cuanto al nombramiento del subsecretario del departamento, se hará muy pro: o, con el resto de la combinación diplomática. Los demás ministros no hicieron manifestaciones. E l presidente, ante los numeros- s periodistas que le aguardaban, manifestó que todo lo acordado por el Consejo estaba consignado en la referencia oficiosa, sin que fuera dable añadir a ésta una sola palabra. P o r lo demás, no había nada de particular n i digno de comentario. U n periodista le preguntó si el Consejo se había ocupado de las reformas militares; anunciadas. ¿Pero, cómo es posible- -repuso el. general- -que unas reformas militares se hagan en quince días? Desde luego, las ponencias trabajan, pero el resultado de su labor no será tan inmediato como se dice. Unas reformas militares es siempre cosa complicada, y ya veremos luego si el Gobierno puede hacerlas o tendrá que llevarlas a las Cortes. L a referencia oficiosa. E x p e d i e n t e s de trámite. S o c o r r o a las familias de los náufragos de B o u z a LA PROVINCIA LA- RE GION Y LA AUTONOMÍA ADMINISTRATIVA E l Estatuto vigente rechaza, y hace bien, l a donosa teoría de que el Estado crea las regiones. Es más: proclama la oposición rotunda a todo intento de reconstrucción s regionales, que serían artificio y violencia. D e reconstrucciones desde arriba, como hechura del Gobierno, como molde prefijado e impuesto. E n esto, ocioso es añadirlo, el Estatuto se inspira en un criterio político, que no puede impugnarse, si no es defendiendo aquella hechura artificial. Pero en el mismo Estatuto- -no podía- ser menos- -está latente, y hasta consignada expresamente, la posibilidad regional. L o que acontece es que se plantea el problema sobre el campo visual del plano inferior, suponiendo que la región debe surgir de los M u n i cipios. L a contradicción del texto legal es palmaria. De un lado quiere destacar y robustecer a la provincia, dotándola de hacienda y favoreciendo su expansión o su rectificación de límites, con la carta intermunicipal; de otro lado, menoscaba la fuer za y personificación que la provincia debe tener para los nexos, de convivencia, de consorcio, de mancomunidad con otras provincias, y consecuentemente para constituir la región. De un lado agrupa en las Diputaciones y aun transporta a las Diputaciones, para mejor provecho y más amplios vuelos de plan y de conjunto, serviqios como el de los caminos vecinales; de otro lado quiere restar a la Diputación el albedrío y la facultad directiva y gerente para tejer con otra provincia las afluencias y correspondencias de ese y de otros servicios eminentemente públicos y constantes. De un lado proclama que si en los M u n i cipios reside la soberanía para organizar la provincia, en los fines de la provincia radica la soberanía para agruparse con otras, agrandando o dilatando la base territorial. De otro lado atribuye a los Municipos 1? voto originario y puede decirse que único. Para ir a la región; por cierto estableciendo diferencias espaciosas entre Municipio y Ayuntamiento, como si pudiera actuar el Municipio independientemente de su representación corporativa. H a y en el texto algo más que contradicción, y es confusión; sobre todo cuando dice que las Diputaciones no pueden crear la región, porque ésta es suma de Municipios. Como si fuera posible que los Municipios ¡de una provincia, sin salir de ella, sin disí gregarse de ella, se. sumaran a una región i ajena a su provincia. Menos mal ue el Estatuto- -y este es uno de los jalones aprovechables a que en estos comentarios ti? mos aludido- -reconoce a las Diputaciones el derecho a concertarse para constituir un. Corporación administrativa, y que admite la posibilidad futura de una- máxima descentralización y autonomía. Mas, ¿cómo ha de llegarse a ello, ni siquiera adelantar un kilómetro del camino, sin que se dote a la. provincia de hacienda? Discurrir sobre delegaciones, traspasos de servicios, índice de funciones descentralizadas, obliga a penar en la necesidad de que existan, por lo tienos al mismo tiempo, los medios econóíiicos. L a autonomía sin tesoro es una cosa iueca; menos que honorífica, E l régimen de censura impidió absolutamente no ya la crítica, pero las más sencillas y mesuradas observaciones acerca de los Estatutos municipal y provincial. Se promulgaron como dogmas y fué baldía toda tentativa de comentario. Pero conste que la vigencia no supone el asenso. A B C, que nunca cederá un sólo paso, una sola pulgada, en la tendencia separatista, por encubierta y disimulada que pretenda avanzar, y que tampoco ha h admitir jamás la autonomía en el aspecto político, estima que los fines propios del regionalismo, en lo moral y material, desde la tradición al desenvolvimiento de los medios progresivos propios, siempre dentro de la unidad del Estado, no pueden desdeñarse, n i como sentimiento n i como legítima y concreta aspiración. E l camino para atender a ello es la autonomía, con el robustecimiento de la entidad provincial. E n el Estatuto hay una base positiva, más bien un punto de partida. Pero el concepto básico es erróneo. Las Cortes tendrán que modificar no poco de esa ley, como del Estatuto municipal, con la ponencia del banco azul. L a fecha no es inmediata, pero tampoco remota. Y desde ahora nos reservamos el derecho de reproducir y de ampliar nuestro parecer, resueltamente propicio, por reflexivo e íntimo convencimiento, a la reforma de amplia descentralización, que haga fehaciente la autonomía administrativa y, con ella, el avance de las provincias, en el alcance esencial y potencial de las regiones. Después de todo, la región puede rer suma de provincias y puede ser también unidad, y en la misma ley se estampan los ejemplos: L a Montaña es Santander; Logroño es sede de la Rioja, y sin anexiones, ni concordatos, ni conciertos, n i aumentos de área territorial. Oviedo se llama Asturias, y es región peculiar, definida, de propia figura y de abolengo. INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS C o n s e j o de ministros Madrid o, 1 madrugada. Después de las seis y media de la tarde de ayer, se reunió el Consejo de ministros, en la Presidencia. Los ministros manifestaron que llevaban expedientes de trámite; el de Hacienda, la distribución de fondos del mes, y el de la Gobernación, algunos expedientes de segregaciones de Ayuntamientos. E l Sr. Matos dijo que se había levantado de la cama, en donde se encontraba enfermo, para asistir al Consejo. P o r último, el ministro de Trabajo anunció que, probablemente, terminada la reunión oficial, saldría para Ginebra, donde permanecerá una semana. T e r m i n a el C o n s e j o E l ministro de T r a bajo a G i n e b r a E l ministro de Justicia entregó a los i n formadores la siguiente nota oficiosa: Hacienda. -En el expediente de régimen de carta municipal del Ayuntamiento de Cetina (Zaragoza) subsanados los defectos de que adolece, se aprueba su sanción favorable, por quedar el expediente en las condiciones todas que exige el artículo p r i mero, norma segunda, del Real, decreto de 3 de noviembre de 1928. Expediente de renovación de títulos de la Deuda Perpetua Exterior 4 por 100, emisión 22 de agosto de 1929, por otros de la misma Deuda, con el cupón 121 al 200. Se propone la conversión de 1.945.300 títulos, mediante concurso, con arreglo a lo dispuesto en el artículo 52 de la vigente ley de Administración y Contabilidad. E l Sr. Sangro y Ros de Olano, a las ocho y media abandonó el Consejo y se trasladó a la estación del Norte, para marchar a Ginebra, donde asistirá a las sesiones de la Cfrmisión de Protección a la Infancia, en la cjue figura como vocal en representación de España. Una Í, iora más tarde terminó la reunión ministerial y el ministro de Marina dijo a los informadores que había dado cuenta de Ejército. -Sometiendo, para su aprobación, el Reglamento por el que ha de regirse la A s o c i a c i ó n para huérfanos de clases de tropa, siempre que modifique el Real decreto de 8 de junio próximo pasado. D i s poniendo que se declare, p a r a evitar dudas que h a n surgido en algunos casos respecto al precepto legal en que habrá de fundarse la declaración de los derechos pasivos dé algunos oficiales aviadores, que se hallan incursos en la vigente l e y de 28 de diciembre de 1916, p a r a aquellos casos anteriores a la v i g e n c i a d e l Estatuto de Clases P a sivas de 22 de octubre de 1926, de aplicación en casos posteriores a la promulgación de dicho Estatuto. Gobernación. -Resolución de expedienté sobre la ampliación de la agrupación de Cuenca Buena, e incluyendo en l a misma la
 // Cambio Nodo4-Sevilla