Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 9 D E A B R I L D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 22. c o n o c i d a S o c i e d a d A n ó n i m a hace y a t i e m po establecida en S e v i l l a Auto Ibérica. E s t a l el d e s a r r o l l o de n u e s t r a i n d u s t r i a nos dice, que nos. hemos v i s t o obligados a const r u i r este edificio, destinado a g a r a g e t a lleres de reparación y p i n t u r a a l m i s m o tiempo que p a r a i n s t a l a r todas las dependencias de nuestro n e g o c i o de representaciones de automóviles y v e n t a a l p o r m a y o r v menor de accesorios, neumáticos, piezas cié repuesto y en g e n e r a l todo cuanto se r e l a c i o n a con el a u t o m o v i l i s m o P a s a m o s p r i m e r a m e n t e a v e r las oficinas, central p r i v a d a de teléfonos, c a b i n a p a r a e l público, u n a a m p l i a sala de espera para los visitantes, u n despacho de dirección, despachos p a r a los jefes de secciones, uno, a m plísimo, p a r a los empleados de c o n t a b i l i d a d muchas máquinas de e s c r i b i r calculadoras, multicopistas, ficheros; en u n a palabra, u n a organización modernísima, en l a que los asuntos se despachan s i n d e m o r a de e n t o r pecimientos. 1 DE ECOS SOCIEDAD D I VERSOS M o n ó l o g o del hombre indeciso ¿H a c e f r í o ¿H a c e c a l o r N o sé qué decirle a usted, señora. S e abre l a v e n t a na, y u n a c o r r i e n t e de a i r e trae escalofríos hasta l a p i e l Se c i e r r a u n balcón, y, al poco, dentro de l a casa l a atmosfera p a rece hacerse i r r e s p i r a b l e V i v i m o s s, eñora, l a peor época y e l peor s i g l o época, de tránsito, s i g l o de las indecisiones, del ¡me es i n d i f e r e n t e! y del ¡a mí qué m e i m porta... Y o m i s m o señora, que hablo p a r a u s ted, soy u n h o m b r e i n d e c i s o N o sé s i a b r i r l a v e n t a n a o s i c e r r a r el balcón, y l o que hago, e n g e n e r a l es d e j a r aquélla como éste en l a m i s m a posición en que los encuentro. U s t e d p o r ejemplo, ¿h a v i s t o l l o r a r a a l g u i e n en estos últimos a ñ o s N o n o v a y a usted a n o m b r a r m e el r i m e l A u n q u e no p o r e x p e r i e n c i a reconozco se t r a t a de un p r o d u c t o de perfumería, que, a l c o r r e r se de las pestañas, donde se coloca, t r a e a los ojos u n escozor insostenible, que se t r a duce en l á g r i m a s P e r o y o h a b l o de l l o r a r de v e r a s de l l o r a r p o r aflicción o p o r sent i m e n t a l i s m o ¿R e c u e r d a usted haber v i s t o l l o r a r así a a l g u n a pei- sona... N o ¿v e r d a d H o y en el m e j o r de los casos, se l l o r a p o r u n físico dolor. E l v i u d o reciente a p r o v e c h a en s e g u i d a de su l i b e r t a d y el huérfano se a p r e s u r a a gastar l a h e r e n c i a correspondiente. -H a y que v i v i r de p r i s a N o l a c u l p a no es de n a d i e señora, de n o ser del ambiente que se r e s p i r a P o r ello precisamente m e encuentro todo e x t r a ñ a d o c o n u n hecho insólito que presencié ayer. U n hecho, señora, que he q u e r i d o p o n e r de manifiesto ante usted p o r c o n s i d e r a r l o d i g n o de los honores de p u blicidad- E l hecho escueto es é s t e he v i s to l l o r a r a u n a n i ñ a N o fué u n a de esas p e r r a s que los c h i q u i l l o s a g a r r a n al considerarse v í c t i m a s de u n a c o n t r a r i e d a d E r a u n l l a n t o callado, m a n s i t o que se desb o r d a b a en l á g r i m a s silenciosas. F u é en u n p a l a c i o señorial, donde t r i u n f a b a el o r n a mental m o t i v o de las albas lilas y de las rosas blancas. L a m i s m a niña a que me refiero l l e v a b a u n v e s t i d i t o blanco. ¡S i n f o nía en blanco de m a r c h a s nupciales! ¿C o m prende u s t e d Se t r a t a b a de u n a boda. S í paciente s e ñ o r a m í a u n a boda e n que de p r o t a g o n i s t a actuaba l a h i j a m a y o r de lá casa. L a que l l o r a b a desconsoladamente era l a m á s pequeña de las c i n c o que allí existen. U n a niñita c o n las facciones a ú n s i n h a cer, que apenas l e v a n t a b a c u a t r o palmos del suelo. U n a n i ñ i t a d e casa g r a n d e c o n vestido de seda, a l a que seguramente se m i m a y r e g a l a P o s i t i v a m e n t e no perdía g r a n cosa p o r q u e u n a h e r m a n a de sus cuat r o se f u e r a de l a casa. S e n t i m e n t a l m e n t e s í perdía a l a h e r m a n a m a y o r a l a m a d r e c i t a en c i e r t o m o d o a l a que alisó su pelo tantas veces y v i g i l a b a aquellas locas c o r r e r í a s pollas avenidas enarenadas del j a r d í n L l o r a n i ñ a pequeña de l a boda, t a n pequeña, q u e n i s i q u i e r a sostuvo el velo de l a n o v i a c o m o t r e s de sus otras h e r m a n a s! L l o r a m a n s i t a m e n t e y deja que t u s e n t i miento se l i q u i d e en t e r n u r a A m í m e gustó v e r t e l l o r a r y h u b i e r a separado, de no haber c o n s t i t u i d o u n a incorrección, a aquellas señoras q u e q u e r í a n consolarte con most r a r u n a s g o l o s i n a s de buffet. T u pena, nenitá, n o e r a d e l a s que se c a l m a n c o n c a r a melos o regalos. E r a u n a pena t i e r n a y h o n d a t a n h o n d a que nacía de u n c o r a z o n cito p o r e l que temo ya. a l pensar que u n día l i a de c o n v e r t i r s e en corazón. N i ñ a de una boda, que parecía d a r n o s a todos los allí presentes u n a lección de s e n t i m i e n t o p a r a un c r o n i s t a h a b i t u a d o a r e l a t a r f r i v o l i d a d e s de l a h o r a del té o a escuchar m u r m u r a c i o nes entre dos a p e r i t i v o s aquellas l á g r i m a s que caían y c a í a n p o r t u r o s t r o de f a c c i o nes a ú n s i n hacer c o n s t i t u y e r o n u n espectáculo r e p a r a d o r y g r a t o ¿H a c e f r í o ¿H a c e c a l o r N o sé qué d e c i r l a a usted, señora. P u e d e usted a b r i r l a ventana o c e r r a r el b a l c ó n P e r o h á g a lo usted con sus p r o p i a s m a n o s porque y o soy u n h o m b r e indeciso, de m i época, y, p a r t i c u l a r m e n t e m e da l o m i s m o el balcón cer r a d o que l a ventana a b i e r t a -G i l de Escalante. E n e l e x p r e s o de mañana jueves llegarán de M a d r i d l a d i s t i n g u i d a esposa e h i j o s del gobernador c i v i l señor conde de S a n L u i s E l miniátro de V e n e z u e l a y l a señora de U r b a n e j a h a n obsequiado con u n té a nuestro ilustre colaborador D José M a r í a S a laverría y a s u bella esposa, p a r a i m p o n e r a aquél l a encomienda de l a O r d e n de l a L i b e r t a d que le h a sido concedida p o r el G o b i e r n o de d i c h o país. E n el acto de l a imposición, el m i n i s t r o S r U r b a n e j a pronunció elocuentes palabras alusivas a d i c h a c e r e m o n i a que f u e r o n respondidas p o r el S r S a l a v e r n a c o n otras de a g r a d e c i m i e n t o y elogio p a r a V e n e z u e l a y su Gobierno. E n casa de D M a n u e l B a t a n e r o se h a celebrado u n a c o m i d a en h o n o r del m i n i s t r o de E c o n o m í a y de l a señora y señorita de Wais. L o s demás comensales f u e r o n el subsecret a r i o de J u s t i c i a S r T a b o a d a l a marquesa de E s t e v a de las D e l i c i a s el v i z c o n d e y l a v i z c o n d e s a de S a n A n t o n i o el general m a r qués del R i f y algunas más. Inmediatamente y en íntima unión con l a O f i c i n a de V e n t a s se h a l l a el almacén de coches nuevos. C a u s a a s o m b r o entrar en este inmenso salón, conteniendo unos c i e n coches. y contemplar a ambos lados u n a magnífica s e r i e d e automóviles, los m a r a v i llosos C h r y s l e r el aristocrático T a l b o t los rápidos y económicos W h i p p e t los elegantes P e u g e o t camiones de g r a n tonelaje W i llys, M a n c h e s t e r camionetas l i g e r a s W h i p v pet, todos, absolutamente todos, l i m p i o s i m pecables, dispuestos p a r a u n a entrega i n mediata. A continuación entramos en o t r a espaciosa sala, destinada a l a puesta a p u n t o de los coches llegados del m u e l l e anexos a este departamento se h a l l a n las estufas v c á m a r a s de p i n t u r a a b r o c h a o p o r el proced i m i e n t o del D u c o en l a instalación, nos e x p l i c a el gerente, no hemos o m i t i d o el m í n o r detalle, n i reparado en gasto a l g u n o e i i beneficio del buen s e r v i c i o S a l i m o s p o r u n a p u e r t a latera! y nos h a llamos a h o r a en el frente posterior del edi ficio; todo él lo o c u p a l a sección de l a v a deros y dependencias de aseo, éstos con t o d o confort: grandes lavabos, instalación de d u chas, etc. etc. E n cuanto a los lavaderos de coches, podrá dar u n a idea el decir que a l á vez pueden l a v a r s e diez coches. V e a nos dice el S r L e v y el p r o c e d i m i e n t o de g r a n presión e m p l e a d o mediante esta m á q u i n a el agua sale de las mangueras con una. f u e r za capaz de a r r a n c a r e! b a r r o o suciedad por m u y espeso o escondido que se h a l l e o c o n v e r t i r s e en u n r i e g o p u l v e r i z a d o t a n s u a ve, que n u n c a puede dañar l a p i n t u r a p o r delicada que sea. P e r o nuestra admiración llega a su l í m i te cuando pasamos al ala i z q u i e r d a del edi ficio y penetramos en el taller de reparado nes, verdadero alarde de instalación, m a q u i n a r i a y h e r r a m i e n t a s de precisión, elevadoras, engrase a alta presión- todo ello s e r v i do por u n p e r s o n a l competentísimo. C o m p l e t a m o s l a v u e l t a al edificio e n t r a n do en el almacén g e n e r a l de accesorios y piezas de repuesto, que, s i n duda, es el irías importante de la región v uno de los más importantes de España. E l orden c a r a c t e r i za esta sección, a l a que parece haberse hecho a l a m e d i d a el a f o r i s m o de u n s i t i o p a r a cada cosa y cada cosa en su s i t i o T e r m i n a m o s l a v i s i t a inspeccionando las 74 hermosas jaulas que o c u p a n el centro del edificio, cada u n a de ellas con su i n s t a lación independiente de- ua. l u z y c u a n tos detalles pueda p e d i r el más exigente, y y a en el hall de entrada, nos despedimos de nuestro amable acompañante, el que g a l a n temente nos i n v i t a a nosotros y a nuestros lectores a l a i n a u g u r a c i ó n que, según, nos manifiesta; tendrá l u g a r mañana jueves 10 del c o r r i e n t e a las c u a t r o de l a tarde. A g r a decemos c o r d i a l m e n t e esta invitación y sug e r i m o s a todos L s que se h a l l a n interesados en el a u t o m o v i l i s m o no dejen de acudir a este nuevo establecimiento, único en E s paña, y que nos h a de h o n r a r como s e v i l l a nos, ante p r o p i o s y e x t r a ñ o s -R DEAMBULANDO SEVILLA POR P a r a darse u n a i d e a s i q u i e r a a p r o x i m a d a del p r o g r e s o que viene realizándose en nuest r a q u e r i d a c i u d a d p r e c i s a que frecuentemente y c o n r u t a a l azar escogida, deambulemos p o r el centro y p e r i f e r i a de S e v i l l a H a c i é n d o l o nos sorprende el esfuerzo que i o s p r o p i e t a r i o s de terrenos, industriales y comerciantes, v i e n e n r e a l i z a n d o p a r a dotar a, l a c i u d a d de l a g r a c i a de cuanto p r e c i s a p a r a que s u v i d a próspera de negocios, pueda, s i n dificultad a l g u n a amoldarse a las exigencias modernas de aquéllos. E n c a m i n a d o s h o y nuestros pasos hacia l a C r u z del C a m p o a donde nos conduce l a a m p l i a y magníficamente p a v i m e n t a d a calle de L u i s M o n t o t o a r t e r i a cada vez más i m p o r t a n t e de l a ciudad. Q u e d a m o s sorprendidos ante el nuevo y f o r m i d a b l e edificio, en el c u a l como h o r m i guero h u m a n o e n t r a n y salen obreros que dan término a las obras que a d m i r a m o s N u e s t r a c u r i o s i d a d nos mueve a i n d a g a r al objeto p a r a qué h a de estar destinado aquel edificio, y penetramos en é! saliéndonos a l paso u n h o m b r e de correctísima a m a b i l i d a d que nos recibe con toda clase de atenciones y colma nuestros deseos de i n vestigación. E s este hombre de negocios D E l i a s L e v y d i r e c t o r gerente de i a t a n DKSIN FECTANTE P a r a a g r i c u l t u r a ganadería e higiene. p r e s e n t a h o y y m a ñ a n a su espléndida colección de trajes y abrigos en el l i o t e l Inglaterra. I- m t i l m a TM
 // Cambio Nodo4-Sevilla