Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
OFERTA DE A QUIN A ESCRIBIR DIRECTA DÉ FABRICA AL CONSUMIDOR Con teclado u n i v e r s a l y i o d o s los adelantos m o d e r n o s Visibilidad absoluta. NOVÍSIMO MODELO ES c a r r o d e t a m a ñ o m a y o r q u e t o d a s l a s m á q u i n a s portátiles, PRECIO SIN COMPETENCIA T a m b i é n hay modelos plegables de 450 pesetas. Colores: negro, verde, azul, rojo, m a r r ó n crema, malva. Al contado y a plazos. UN M I L L Ó N D E M A Q U I N A S V E N D I D A S L a C O R O N A es la portátil m á s antigua y mejor que se fabrica- PIDA UNA DEMOSTRACIÓN A LOS A G E N T E S Q U E T E N E M O S E N TODAS L A S PROVINCIAS B o l e t í n a recortar (f r a n q u é e s e con 2 cts. S O C I E D A D H I S P A N O- A M E R I C A N A GASTON O R G E C A. -Sevilla, 1 6 -M A D R I D R e m í t a m e c a t á l o g o B y condiciones, al contado y a plazos, de la m á q u i n a C O R O N A modelo Nombre Calle de núm Población MAQUINAS PARA Importación ESCRIBIR NOTA Todos los artículos y servicios de esta casa son garantizados. cocina por gasolina para casa de canvpo. Pida cat á l o g o A Galindo, Amolde Dios, 15, Madrid. directa. E l mayor stock Precios y calidades sin competencia. Plazos de 15 pesetas al mes. Reparaciones. -Abonos de limpieza. Cintas. -Papel carbón. -Accesorios. Ai. de la P e ñ a 5 fgea. Montera. 29, entlos. Madrid. Lea I d BLANCO Y SiESBO 475 FERNANDEZ Y GONZÁLEZ EL PASTELERO D E MADRIGAL 1 473 de una manera más franca y más leal, a dar garantías por ante el derecho de gentes al Rey don Sebastián, de que por declarar su nombre no se le hará injusticia n i agravio como R e y que vengan careos delante de un tribunal competente para juzgar tan arduo asunto entre el Rey don Felipe y el Rey don Sebastián; que si el Rey don Felipe se pon ante un tribunal frente al Rey don Sebastián, l a prueba vendrá clara, indudable; en vuestras manos, don Rodrigo, están la vida de un Rey y el alma de otro; porque si vos, por cobardía, no interponéis una declaración, que sería tenida en mucho, F e l i pe II, por su ambición, cometerá un crimen horrendo, que no tendrá perdón ante el tribunal de Dios. -M i declaración no vería la l u z sería destruida antes que las gentes la leyesen. -N o porque estoy yo aquí; no, porque si vos hacéis por vos mismo, -y- -las firmáis, algunas copias de esas declaraciones, yo haré que lleguen a manos de todos los Monarcas de Europa, que pedirán, por el derecho común de todos los Reyes, el juicio solemne del Rey don Sebastián. -Es ya tarde- -exclamó don R o d r i g o- la sentencia de Gabriel de Espinosa ha sido ya remitida al Rey para- su aprobación. ¡Maldito seáis vos! ¡Maldita vuestra cobardía! ¡Maldita vuestra necia lealtad! -dijo, desesperado, Aben- Shariar. Pero eso no puede ser, padre! -exclamó anhelante María, que hasta entonces había escuchado ansiosa, alentando una esperanza- ¡Pero eso no puede ser; porque al sentenciar al Rey don Sebastián, me habéis sentenciado a mí; porque si él muere, moriré yo desesperada! ¡M o f i r! ¿Por qué has de morir tú si él muere? -exclamó don Rodrigo. ¡Porque le amo con toda mi alma! -dijo con desesperación María. ¡V e d cómo Dios castiga vuestro crimen de seducción de Gabriela Prósperi! -exclamó Aben- Shar i a r- ¡Vuestra h i j a! ¡Vuestra misma hija es vuestro suplicio! Dios la ha traído junto a vuestra víctima para que perezca con ella! ¡P a r a que cuando Seáis en vuestros sueños la sombra roja del Rey don un asesinato; más que un asesinato, un regicidio. ¡María! ¡Y un parricidio, además! Porque, ai firmar la sentencia de Espinosa, habéis firmado la mía. MIRA LE DIJO ABEN- SHARIAR, T APARTANDO... ACERCÁNDOSE A EL ¡A h! ¡No, no! -exclamó Santillana- ¡Eso no puede ser! ¡T ú no puedes amar tanto a ese nombre! -E l Rey don Sebastián- -dijo Aben- Shariar- -tiene por siao el amor y l a desventura.