Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
M A D R I D E N L A C A S A D E A B C LOS PERIODISTAS HISPANOAMERICANOS, Q U E A Y E R (FOTO D U Q U E) Y BLANCO VISITA Y NEGRO D E PRENSA ESPAÑOLA. H O N R A R O N C O N SU LOS T A L L E R E S los curas, a quienes una leyenda sectaria des cribe esposando a los indígenas y comprimiendo su pensamiento, con sus lecciones l i braron a sus cuerpos de la pesada carga de la inhabilidad profesional y dieron vuelos a sus inteligencias. Fuera ya el mero hecho de componer la obra citada testimonio suficiente de la acción civilizadora de España; pero a aquél se añade la circunstancia de ser el procedimiento de beneficiar los metales que en la misma se expone original de su autor. Des- de Méjico, pues, el cura de Lepe civilizaba, no sólo a Nueva España, sino al mundo. Yi buena prueba de ello es que su Arte de los metales fué traducido al inglés, al alemán, al holandés, al francés y al italiano, y que muy recientemente- -en 1923. -se hizo de ella una edición norteamericana. Don Adolfo Prieto, según me han referido, ha estado en España durante un corto período de tiempo y ha retornado a Méjico. Y no vuelve solo. De una cantera de Santa Fe, el pueblo fundado por Isabel la Católica para atacar a Granada, ha arrancado un trozo de piedra, que será la angular del templo que para la asistencia espiritual de los obreros fundidores de la Compañía que preside va a levantar en Monterrey. L a tradición sigue. España dio a América! la fe y la cultura. VÍCTOR 1 PRADERA DEL CONCURSO DE N O V E L A S E N BLANCO Y NEGRO M e he echado al coleto en poco más de un mes todas las novelas cortas- -unas cuatrocientas y pico- -que acudieron, como alondras al reclamo, al concurso de Blanco y Negro. Así Dios me lo tenga ert cuenta, que si mucho malo escribí por necesidad, mucho malo leí por obligación. L o digo porque la mayor parte de lo enviado no fué fábrica espléndida de sólidos cimientos, ni maravi osa miniatura, fino encaje, gracioso b i belote, copa de mieles o flor de mayo. Para lo primero se ha perdido el concepto de lo que debe ser una novela, y como tales pretenden pasar narraciones puramente expositivas, sin acción ni diálogo, cuentos alargados, ensayos más o menos filosóficos y divagaciones líricas; para lo segundo, que se refiere a la gracia formal, han olvidado que belleza y propiedad en el yerbo sorjj fr C O R D O B A VÍATE D E E S T U D I O LOS TRO, A L U M N O S D E U L T I M O AÑO D E L A E S C U E L A INDUSTRIAL Y D E L TRABAJO, D E S E V I L L A Y L O S D E ENSEÑANZA A U X I L I A R C O N LOS PROFESORES D E D I C H O C E N Q U E ESTUDIAN LAS ORGANIZACIONES F A B R I L E S E I N D U S T R Í A L E S- C O R D O B E S A S (F O T O SANTOS) IIIMMii i i i i i i i i i M f m m i 1 i i i i i i i i i i i i i i i H i i i M U 111 111