Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O i 2 B E ABRIi; D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 23. de relación, facilitando el servicio de comunicaciones, contribuya también al mejor desarrollo de los intereses que u n i r á n siempre a ambos países. E l marqués de Urquijo dijo que tenía una viva satisfacción al hablar en nombre de la Compañía Telefónica Nacional de E s paña, con tan digna representación de esa compañía chilena, porque nuestras respectivas empresas, desde este momento, prestan un servicio de alto interés para Chile y España, estableciendo un nuevo lazo de unión y aproximación entre los dos países E l Sr. Proctor declaró, finalmente, inaugurado el servicio telefónico con Chile, que quedaba abierto al público en aquel momento, seis de la tarde, hora española, y la una, hora chilena. SU- MAJESTAD E L R E Y I N A U G U R O A Y E R S O L E M N E M E N T E L A COMUNICACIÓN TELEFÓNICA CON C H I L E E n el edificio de la Telefónica. Palabras del R e y y contestación del presidente Ibáñez. El R e y habla c o n el capitán del vapor Oiimpic E l nuevo servicio. E n el edificio de Ja Telefónica Palabras del R e y y contestación del presidente Ibáñez M a d r i d 12, 2 madrugada. Ayer, a las cinco y cuarto de l a tarde, S. M el Rey Con l a venia de Su Majestad, el señor inauguró, desde el Palacio de l a Compañía Proctor pidió comunicación con el Palacio Telefónica Nacional de E s p a ñ a la comunicade la Moneda de Santiago, Presidencia de ción telefónica con Santiago de Chile. E l l a República de Chile. acto revistió gran solemnidad, y a él asistieY a en línea con Santiago de Chile, quedó ron los periodistas americanos que se enestablecida la comunicación. E l Sr. Proctor cuentran en M a d r i d con motivo de la inaugua n u n c i ó e n t o n c e s a su colega de la capital ración del Palacio de la Prensa, especialde aquella Reoública que le saludaba en mente invitados para visitar también el edipresencia del Rey y de otras personalidades ficio. de España. E l presidente, Ibáñez, se puso E l Monarca, vestido de chaquet, llegó a la inmediatamente al aparato, y S. M el Rey Telefónica acompañado del duque de M i levó las siguientes palabras: randa, Jün la puerta le recibieron el presi S e ñ o r presidente: La inauguración de dente del Consejo, alcalde, gobernador civil, esta comunicación telefónica, al aumentar director general de Seguridad, presidente y las ya establecidas entre E s p a ñ a y América, vicepresidente de la Compañía, señores mar- me permiten expresar al pueblo chileno y a qués de Urquijo y Proctor; director genevuestra excelencia los sentimientos cordiaral, S r Terradas, y subdirector, D José M a lísimos de E s p a ñ a y míos hacia tan destacaría Y a n g ü e Acompañado de estos señores, da nación hispanoamericana. S. M el Rey subió en ascensor al piso n ú Todos los presentes, con el auricular dismero 13, en uno de cuyos salones había depuesto, oyeron con perfectísima claridad l a verificarse la inauguración oficial del sercontestación del presidente Ibáñez. F u é é s t a vicio. L a voz de vuestra majestad que llega A l entrar en dicho salón, todos los que aquí a través de los mares y de los continenen él se encontraban hicieron objeto al Sotes para hablarnos de l a cordialidad de senberano de una gran manifestación de simtimientos que existe entre nuestros países, patía. Allí estaba ya el infante D Fernanconstituye una- prueba impresionante del do, que había, llegado momentos antes; m i progresó alcanzado por la ciencia y por la nistro de Estado, embajadores de Alemania cultura humana. y Portugal, encargado de Negocios y cónVuestra Majestad puede confiar plenasul de Chile; ministros del Uruguay, P a mente en el sincero y leal afecto que el Gonamá, Santo Domingo y otras Repúblicas bierno y el pueblo chileno guardan para E s americanas; presidente de la Asociación de paña y p a r a Vuestra Majestad. la Prensa, Sr. Francos Rodríguez, con otros miembros de la Junta directiva; director O t r o s saludos general de Comunicaciones y representantes 1 de todos los periódicos madrileños y agenA continuación, el general Berenguer sacias de información y todos los periodistas ludó al ministro del Interior de l a Repúblinacionales y extranjeros, que han asistido ca de Chile, en lasiguiente forma: a la inauguración del Palacio de la Prensa. S e ñ o r ministro: Cada momento se afirma L a sala estaba dispuesta como en actos más l a amistad y comprensión entre E s p a ñ a análogos. U n estrado, con una mesa, para y los pueblos americanos de su origen raSu Majestad el Rey y otras personalidacial. Llega, pues, con gran oportunidad esta des, provista de aparatos, tras l a cual veíafacilidad de comunicaciones, que hoy inause un gran retrato del Soberano, adornado guran el presidente y el Rey, para dar con banderas españolas y palmas. A. la demayor fervor a los sentimientos que nos recha del estrado, en la pared, una bandera unen y. actividad a intereses que nos deben chilena y otra española entrelazadas y, soser- comunes. bre ellas, el retrato en óvalo del presidente E l ministro del Interior contestó en térmiIbáñez. A la izquierda, 1 a bandera argennos efusivos para España, formulando votos tina y la española y el retrato del presidenpor su amistad con, Chile. te Irigoycn. Entrelazadas también, respecSeguidamente, el ministro de Estado estivamente, con banderas españolas, adornapañol habló con el embajador d e- E s p a ñ a ban la sala de trecho en trecho, piltre gruen Chile, marqués de Berna, rogándole sapos de palmeras, las banderas de los demás ludase especialmente a l a colonia, española países de América latina, viéndose sobre que queremos- -dijo- -sea digna cíe su oriellas los retratos de los representantes de gen y del hogar que tan dignamente l a cada uno. acoge Perpendiculares a la mesa presidencial, E l embajador le contestó en términos muy había otras con auriculares en todos los cariñosos y expresivos, declarando que los puestos, para escuchar los discursos que se sentimientos de profundo amor a España de cambiasen por teléfono, y lujosos folletos nuestra colonia se aunan a los que tan corexplicativos del nuevo servicio. E n los l u dialmente profesan a Chile. gares de la sala donde no había mesas, puE l director general de Comunicaciones, siéronse sillas, y en cada una de éstas un barón de Ríos Tovias, habló con el direcauricular y el correspondiente folleto. i tor general de servicios técnicos eléctricos, E l Rey ocupó la mesa del estrado, y a ella de Chile, D Gustavo l á r a y el marqués ele se sentaron también, a su derecha, el i n Urquijo, como representante de la Compafante D Fernando, el marqués de Urquijo, ñía Telefónica Nacional de España, con el duque de la Unión de Cuba y el Sr. Ruiz presidente de la Junta directiva de la ComSenén, y a. la izquierda, el geenral Berenpañía Telefónica de Chile, D Luis Barros guer, el duque de Alba, el director gene- I Borgoño. E l barón de R i o Tovias formuló ral de Comunicaciones y M r Proctor. fervientes votos por que este nuevo medio 1 1 E l R e y habla c o n el capitán del vapor Olinp c Inmediatamente surgió una llamada i m prevista a Madrid. Se trataba del capitán del vapor Oiimpic, de la White Line, y se le explicó el acto que se estaba celebrando. E l Rey nos honra con su presencia se le dijo. E l capitán, que en un principio creía que se trataba del Rey de Inglaterra, y que el servicio se inauguraba con Londres, pidió en seguida respetuosamente la venia para saludar al Soberano español. S. M accedió, y entabló en inglés un curioso diálogo con dicho capitán. Preguntóle la situación del barco, y aquél le dijo que navegaba a la altura del Ecuador, en. travesía a la América del Sur. ¿B u e n tiempo? -Magnífico, Señor. E l tiempo es her- moso, y todos vamos muy bien a bordo. ¿S e acuerda usted de mí? Y o visité ese barco hace quince años, y recuerdo que durante la visita hacía muy mala mar. -Si, Señor. E l barco es viejo... -Pero navega. -Sí, Señor, navega. -Pues le pasa lo que a m í que también voy siendo viejo, y navego... L a ocurrencia del Soberano fué acogida con grandes risas. E i capitán del Oiimpic siguió hablando con Su Majestad, y el Soberano le rogó que saludara a todos los de a bordo, E l nuevo servicie Su Majestad el Rey firmó después el acta, asistió a ¡cambio de sajados entre el señor francos Rodríguez y los presidentes de los Círculos de la Prensa de Santiago de Chile, Buenos Aires y Montevideo, y pasó, finalmente, a t o m a r e i té. Durante éste se le dieron algunos detalles acerca el nuevelazo de unión entre E s p a ñ a y América. A las seis y veinte minutos el Rey abandonó ei edificio, en medio de una entusiasta ovación. El marques de Urquijo, presidente de la Telefónica; ei Sr. Terradas, director gener a l el Sr. Berenguer (i) José) subdirector técnico; D José María J aynie, subdirector administrativo, y otros altos funcionarios, atendieron muy amablemente a todos los invitados a! a grata solemnidad, que acusa un nuevo progreso en las comunicaciones internacionales. A la interesante demostración telefónica de ayer asistió en la Central de Sevilla, en representación- de la Asociación de la Prensa- -finamente invitada por el director del distrito, S r G i i Merino- -el vicepresidente de aquella entidad, D Juan María Vázquez. El Sr. Vázquez- -en ausencia del. presidente, D Diego Martín Núncz, que asiste en Madrid a las solemnidades de estos d í a s repuso con breves palabras de gratitud a la salutación del venerable D José Francos Rodríguez, y tuvo una mención cariñosa para los compañeros suramcr- icanos.
 // Cambio Nodo4-Sevilla