Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 15 D EABRIL D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA, P A G 31. INFORMACIONES Y TAURINAS otras plazas. N o v i l l a d a s EN MADRID NOTICIAS U n a novillada más. Festejo hispanoamericano. E n C e c i l i o Barral hay un torero de clase. E n T o l e d o T o r o s carreteras, elecciones. E n U n a novillada más A pesar del soberbio cartel de l a c o r r i da de toros de T o l e d o i m p e r i a l c i u d a d a las puertas de M a d r i d en esta época de fiebre automovilística, l a l i n d a p l a z a de l a carreter a de A r a g ó n se v i o l l e n a el d o m i n g o dándosele u n a r d i t e a l público del frío que r e i naba n i del v i e n t o molestísimo que, casi de c o n t i n u o se dejaba sentir. A s i s t i e r o n a l espectáculo los ilustres camaradas v e n i d o s de A m é r i c a y de p r o v i n c i a s p a r a h o n r a r l a i n a u g u r a c i ó n del P a l a c i o de l a A s o c i a c i ó n de l a P r e n s a L o s a n u n c i o s de ía n o v i l l a d a ofrecían l a l i d i a de seis reses de l a señora v i u d a de S o l e r mas, c o m o n o es lo m i s m o ofrecer que d a r resultó a l a postre que lo s e r v i d o ai público f u e r o n c u a t r o n o v i l l o s de d i c h a señora v dos de G a l a c l i e antes P a g é s y a n tes de D F é l i x U r c o l a D e los b i c h o s de l a señora v i u d a de S o l e r sólo salió u n o bueno, el t e r c e r o que, aunque u n becerrete, s i n respeto p o r n i n g ú n concepto, fué suavón y b r a v u c o n c í l l o aplaudiéndosele en el a r r a s t r e L e s oíros tres destacaron por su m a n s e d u m bre, s i q u i e r a resultasen, aun así y todo, mej o r e s que los dos de U r c o l a j u g a d o s en los puestos c u a r t o y sexto. E l p r i m e r o de ellos, g r a n d o t e y destartalado, e m p u j a b a m u c h o y s i e m p r e de t r a v é s y el otro, que y a he d i cho c e r r ó p l a z a e r a u n buey i l i d i a b l e de m a l í s i m o estilo, y que daba h a c i a los t e r r e nos de adentro unas a r r a n c a d a s realmente peligrosas. C o m p o n í a n l a t e r n a de espadas F r a n c i s c o G ó m e z (Aldeano) Manuel Zarzo (F érete) y Félix Rodríguez I I E l p r i m e r espada no supo sujetar c o n l a m u l e t a el manso que abrió p l a z a y ello fué c a u s a de que sonase u n a v i s o antes de que el d i e s t r o se hubiese d e c i d i d o a m o n t a r l a e s p a d a mas c o m o A l d e a n o es u n h o m b r e p u n d o n o r o s o lo m i s m o fué escuchar el c l a rín que sañalar u n p i n c h a z o que a g a r r ó lo d u r o y seguidamente, s i n a r r e d r a r l e l o d i fícil del s i t i o y a que el m a n s o se h a l l a b a en los c h i q u e r o s a r r a n c ó c o n v a l o r y decisión, y haciéndolo todo el v a l e n c i a n o y entregándose de v e r d a d enterró el estoque en las a s r u j i í s S u a l a r d e de d i g n i d a d se premió c o n lina, cariñosa ovación. C o n el b i c h o de U r c o l a tampoco h i z o A l d e a n o o t r a cosa que tíliñ ir, m a n e j a n d o el t r a p o r o j o deslucido prólogo de dos p i n c h a z o s y u n estoconazo c o n t r a r i o que se aplaudió, m i e n t r a s el diest r o pasaba a la enfermería, al parecer con una c o r t a d u r a en ¡a m a n o derecha. E l g r a n a d i n o Perete, no obstante haber mostrado el d o m i n g o sus fervientes deseos de r e c u p e r a r el s i t i o p r i v i l e g i a d o que l o g r a ra antaño en l a p r i m e r a fila de los n o v i l l e ros, no c o n s i g u i ó tener la tarde completa que deseaba, aunque fué m u y a p l a u d i d o poll a faena de muleta que realizó en su p r i m e r l o r o a d o r n a d a artística y valiente, r u b r i c a da c o n una eslocada hasta l a guarnición, l i geramente delantera. E n el quinto de la tarde, u n toraco reparado de l a v i s t a al que picó m u y bien Manuel N a v a r r o (Máaniño) estuvo Perete breve y decidido, pasaportándolo de dos pinchazos y una estocada en 1o alto. E 11 su segunda exhibición demostró F é l i x R o d r í g u e z procedente, como dije la fiesta a n t e r i o r del campo charro, que. anda m u y suelto entre los toros, que t o r c a bi u de capa y en algunos momentos de m u l e t a pero que c o n el acero le falta decisión al a r r a n car a h e r i r y además se n i e g a sistemáticamente a l l e g a r c o n l a m a n o al pelo. L a n c e ó m u y bien al becerro que le cupo en suerte en p r i m e r l u g a r y c o n l a muleta, s i n g u l a r mente en algunos momentos, estuvo t a n bien, tan a r t i s t a que r e c o r d ó n a d a menos que al i n f o r t u n a d o G r a n e r o Se le aplaudió m u cho. C o n el acero l a r g ó dos p i n c h a z o s h u yendo el p r i m e r o y una estocada b a j a C r e o que al b i c h o i l i d i a b l e que c e r r ó p l a z a lo h u b i e r a d o m i n a d o c o n l a m u l e t a a no impedírselo l a oficiosidad e x c e s i v a de los peones, que le e s t o r b a r o n más que otra cosa y hasta le c o m p r o m e t i e r o n éh a l g u n a ocasión. Q u e d a m o s pues, en que no le d o m i n ó pero no es menos c i e r t o que a p r o vechó! a p r i m e r a i g u a l a d a m u y bien, p a r a dejar m e d i a estocada en lo alto, que puso fin a l a fiesta. A d e m á s de M á q u i n a picó diestramente P e p e D í a z distinguiéndose entre los peones F r a n c i s c o P o n s e I s i d r o B a l l e s t e r o s -E P. Partes facultativos. Durante la lidia del c u a r t o toro h a i n g r e s a d o en esta enferm e r í a F r a n c i s c o G ó m e z (Aldeano) c o n una h e r i d a i n c i s a en el dedo m e d i o de l a m a n o derecha (pronóstico leve, s a l v o a c c i d e n t e) D u r a n t e l a l i d i a del c u a r t o t o r c h a i n gresado en esta enfermía M a n i e l Z a r z o (Perete) c o n u n a contusión en l a muñeca i- ü i e r d a (pronóstico leve, salvo a c c i d e n t e) cada en lo alto, entrando c o n m u c h a d e c i sión, coronó esta faena, que le v a l i ó l a o r e j a y una ovación prolongada. E n el segundo t o r o que tenía m u y m a l estilo, y llegó m u y agotado a l a muerte, se limitó j u l i o a aliñar, c o n v i s t a y decisión, y despachó de u n a estocada h a b i l i d o s a y u n descabello. M u y v a l i e n t e y c o n m u c h o s deseos de p a l mas a n d u v o toda l a tarde el n e g r o F a c u l tades no perdió ocasión de conseguirlas, y n o se las regateó el público. L a s más r u i dosas y m e r e c i d a s las que alcanzó el dé L i m a en dos pares de b a n d e r i l l a s estupendos, que puso al sexto t o r o D o s pares de b a n d e r i l l a s excelentísimos, que p u s i e r o n a l público en pie, m i e n t r a s l a B a n d a de m ú sica, en u n o p o r t u n o r a s g o de h u m o r i s m o entonaba l a c o n o c i d a canción de ¡Madre, cómprame un negro... C o n el capote t o r e ó F a c u l t a d e s a s u p r i m e r o c o n u n a serie de v e r ó n i c a s b r a v í s i m a s en las que se j u g ó el físico s i n t r a m p a n i cartón. U n o s m a n t a zos p a r a aliñar, porque el b i c h o estaba m u y descompuesto, f u e r o n el p r ó l o g o de u n a estocada alta, entrando c o n v a l o r T a m b i é n estuvo m u y valiente t o r e a n d o de capa y m u leta al sexto, despachándolo de dos p i n c h a zos y u n a estocada, en l a que se lo j u g ó t o do el m o r e n o saliendo d e r r i b a d o D e los seis toros de D D o m i n g o P o l o f u e r o n preciosos de t i p o y b r a v o s los l i d i a dos en p r i m e r o y sexto l u g a r y b r a v í s i m o el quinto. L o s otros tres, grandes, bastos, c o n escaso poder y defectuosos. D e todos m o dos, los b i c h o s h u b i e r a n dado a l g o más de sí de n o haberles p i c a d o de u n modo tan i n f a m e y a u n p u d i e r a haber s i d o peor si l a presidencia n o h u b i e r a llevado con bastante acierto la lidia. L a tarde, fría y h u r a c a n a d a A l g o así com o p a r a que el c l i m a de M a d r i d h i c i e r a a h o r a u n d e s a g r a v i o a los sufridos h i j o s de l a V i l l a y C o r t e -M Reverte. EN TETUAN E N VISTA A L E G R E Festejo hispanoamericano M a d r i d 14, 4 tarde. L a C o m i s i ó n de l a P r e n s a que c o n t a n g r a n b r i l l a n t e z h a o r g a n i z a d o los festejos en h o n o r de nuestros camaradas del o t r o lado del Atlántico d e c i dió l l e v a r n o s el d o m i n g o a la chafa de C a rabanchel, donde se celebró u n festejo de verdadero hispanoamericanismo. L a madre E s p a ñ a estaba representada p o r el a r a r a n é s L a g a r t i t o y las h i j a s u l t r a m a r i n a s por J u l i o M e n d o z a de C a r a c a s y el n e g r o limeño F a c u l t a d e s E l cartel de V i s t a A l e g r e era, pues, el o p o r t u n o final de u n a semana dedicada por entero al estrechamiento de lazos. E n ella habrán v i s t o nuestros ilustres colegas americanos cómo el español L a g a r tito, dando u n a alta prueba de galantería, no quiso h u r t a r u n sólo aplauso a sus c o m pañeros como que se encerró en u n a tan exagerada modestia, que n o intentó hacer nada que p a r e c i e r a de torero. L o s que le s i l b a r o n durante toda la tarde no se daban cuenta de s u s a c r i f i c i o nosotros, sí, y por ello lo c o n f i n a m o s sin añadir otro comentario. J u l i o M e n d o z a alcanzó u n g r a n éxito en el q u i n t o toro. E r a u n bicho precioso, b r a vísimo y de excelente estilo p a r a l a l i d i a E l de C a r a c a s v i o en él l a ocasión ele t r i u n far, y no quiso d e s a p r o v e c h a r l a L e entró fuerte al capote, y J u l i o le paró bien, se lo jiasó c e r c a y le h i z o doblar en u n a serie de verónicas finas, naves y templadas, que el público acompañó con u n a ovación p r o longada. E s t a ovación se repitió al i n s t r u mentar u n p r i m e r quite lleno de g r a c i a y valentía. F u é l a faena de m u i d a reposada y torera. H u b o pases de pecho, naturales, todo ello 1 1 poquitin desligado, pero con 11 verdadero sabor de torero fino. U n a esto- E n C e c i l i o Barral hay un torero de clase V i s t a l a actuación de C e c i l i o B a r r a l e n las tres c o r r i d a s que l l e v a en esta p l a z a t o readas, c o n é x i t o c r e c i e n t e- -e n una de ellas obtuvo el g a l a r d ó n de u n a o r e j a- puede asegurarse, s i n i n c u r r i r en l a hipérbole, que este m u c h a c h o dada l a afición que tiene y a poco que le ayude l a suerte, llegará. a ser t o r e r o de clase. E n l a c o r r i d a de! d o m i n g o ú l t i m o- -p a r a l a que envió u n excelente lote de n o v i l l o s terciados, de b o n i t a lámina y bravos y codiciosos con los c a b a l l o s- -e l g a nadero D A n t o n i o L l a n o s t u v o ocasión. B a r r a l de m o s t r a r las facetas de su toreo r e posado y h e n c h i d o de f i l i g r a n a v a l o r y arte. E n los diversos momentos de l a l i d i a sapo estar bien colocado, condición indispensable de todo buen torero, y sus faenas e s t u v i e r o n saturadas de esa emoción necesaria p a r a d a r temple a l a fiesta. C o n el capote, a g u a n tó, templó y mandó, en las v e r ó n i c a s e c h a n do abajo l a mano, quieta ia p l a n t a y p a s á n dose, impávido, las astas de su enemigo p o r el pecho. Y en los quites, tiró del repertor i o de 1 5 filigranas y dio estatuarias medias verónicas, seguidas de preciosas serpentinas y de efectistas faroles, que le v a l i e ron calurosas ovaciones. C o m o m u l e t e r o aún l o g r ó superarse, pues a sus dos bichos, bravos y de der, les h i z o valentísimas faenas, con pases de pecho, naturales y m o l i netes, exponiendo m u c h o p a r a entrar a her i r en c o r l o y en lo alto c o n s u p e r i o r estilo de estoqueador. B a r r a l debe c o n s i d e r a r las ovaciones que escuchó en p r e m i o a su l a bor como poderoso estímulo de su c a r r e r a de l i d i a d o r J a i m e N o a i n que ocupaba el p r i m e r puesto del cartel, dejó confirmada su f a m a de n o v i l l e r o que sabe dar a cada b i c h o l a l i d i a que le corresponde y ponerle en suerte. S u intervención con el a p o t e fué siempre oficas