Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DESDE LAS ALTURAS D E GIBRALFARO SE DOMINA TODA LA CIUDAD de Málaga, y, desde entonces, las garitas quedaron vacías, los calabozos fueron desalojados, las tropas regresaron un día al cuartel, sin esperar el relevo. Y ya no sonaron más en el baluarte los toques de corneta. Escribía en cierta ocasión D Luis de A r miñán, acerca de Gibralfaro: Entre sus piedras centenarias quedaron enterradas las glorias de muchos adalides y Soberanos de la ciudad que a sus plantas reposaba. M á laga adquirió el dominio de Gibralfaro, y es seguro que sabrá conservar esa cumbre y esa vieja fortaleza que tantos años la guardó a ella. N o sé el tiempo en que dichas palabras fueron escritas; lo que sí afirmo es que, hasta hoy, el ruego y la advertencia que entrañan no han perdido su- dualidad. Oportuno, me parece transcribirlas, relacionán- dolas con el anhelo de muchos malagueños, y aún de no pocos extraños, que quisieran que Gibralfaro fuese la Alhambra malacitana. E l ilustre arquitecto D Antonio Palacios ha dicho que la obra no exige sacrificios excesivos. Pero... ¿estoy soñando? MANUEL P R A D O S Y LÓPEZ. 2 K LA TORRE D E LOS CAUTIVOS. (FOTOS QUINTANA)
 // Cambio Nodo4-Sevilla