Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 16 DE ABRIL NUMERO 10 C T S FUNDADO EN i. D E J U N I O DE 1905 P O R D. T O R C U A T O DIARIO I L U S T R A DO. N. LUCA DE AÑO 8.5i g V i GÉ g g D E 1930. SUELTO, S 1 MOSEXTO 9 TENA SEVILLA RECIBE Y A C L A M A CON ENTUSI REY Y A SU A U G U S T A EXLIA L l e g a d a d e l o s R e y e s E l a l c a l d e les d a la b i e n v e n i d a L a s a l i d a d e l a e s t a c i ó n E l capitán g e n e r a l r e c i b i ó a S u s M a j e s t a d e s al f r e n t e d e la g u a r n i c i ó n La importancia del recibimiento tributado ayer por Sevilla a la familia Real estaba descontada; pero no por eso hemos de prescindir de hacerla resaltar, para considerarla como una nueva afirmación de las altas virtudes ciudadanas de este pueblo, tan exquisitamente dotado del claro sentido de la oportunidad. En toda ocasión de visitas Reales, Sevilla ofreció siempre, sin reservas, lo mejor de su espíritu, para llevar la gentileza hospitalaria al límite máximo de la efusividad entusiasta; pero ayer hacia falta algo más; sentía el espíritu sevillano afanes de superarse para brindar el calor de una adhesión ostensible que determinara con nitidez la posición de Sevilla en el actual momento, y ahí está, en esa cordial manifestación singular, toda la gama de los sentimientos de tocias las clases sociales, como un testimonio firme del preclaro decoro consciente con aue esta españolísima ciudad renueva y cumple su tradicional designio de fidelidad monárquica, no sólo por razones de gratitud y respeto a las personas augustas, que ocupan actualmente el trono de la Patria, sino también para lograr, con la exaltación jubilosa de ellas, la gozosa exaltación de. su propia personalidad histórica, fraguada en contacto con la Monarquía durante muchos siglos de cooperación unánime y fecunda, que aún tiene por delante dilatados confines de continuidad y de esperanza. Este convencimiento de siempre, y el deber de todos los momentos, es lo que venían a significar los clamores plenos de entusiasmo y sinceridad de la recepción y del homenaje. Sevilla no podía tener otra manera de expresar sus sentimientos nobilísimos. G r a n d i o s a m a n i f e s t a c i ó n N o t a s d e la j o r n a d a r e g i a p l a n o s evolucionó p o r e n c i m a de l a esta ción. L o s saludos de r i g o r t u v i e r o n esta v e z poco espacio p r o t o c o l a r i o y a que l a m u l t i tud, apiñada y entusiasta en f r a n c a y s i n c e r a a d m i r a c i ó n no d e j a b a de l a n z a r v í t o r e s al aire. m i l i a r e g i a e n t r a n d o en S e v i l l a en el t r e n Real. L l e g a d a d e las a u t o r i d a d e s A l a l l e g a d a de las a u t o r i d a d e s precedió u n a c o m p a ñ í a de G r a n a d a a l m a n d o del c a pitán D J u a n D e s a y D c s a p a r a h a c e r los honores correspondientes. D e s p u é s l l e g a r o n el c a r d e n a l d o c t o r I l u n d a i n alcalde de S e v i l l a conde de H a l c ó n presidente de l a D i p u t a c i ó n D M a n u e l S a r a s ú a c o m i s a r i o r e g i o cíe i a E x p o s i c i ó n I b e r o a m e r i c a n a D C a r l o s C a ñ a l capitán g e n e r a l de l a r e g i ó n m a r q u é s de C a v a l c a n t i g o b e r n a d o r m i l i t a r rreneral B a r r e t o c a pitán g e n e r a l del D e p a r t a m e n t o M a r í t i m o de C á d i z D E l í s e o S a n c h i z Q u e s a d a a l m i rante D José G o n z á l e z presidente de l a A u d i e n c i a delegado de H a c i e n d a cónsules a m e r i c a n o s delegados de pabellones de l a E x p o s i c i ó n generales y oficiales de l a g u a r nición, C u e r p o s m i l i t a r e s academias, asoc i a c i o n e s c u l t u r a l e s n u m e r o s a s damas de l a a r i s t o c r a c i a y u n público h e t e r o g é n e o que desbordaba p o r c o m p l e t o el andén. E l fiscal de S. M S r P r i e t o n o pudo a s i s t i r p o r haberse ausentado en l a noche a n t e r i o r c o n m o t i v o de u n a d e s g r a c i a f a miliar. L a salida d e la estación L l e g a d a de l o s i n f a n t e s A l andén l l e g a r o n l a i n f a n t a doña L u i s a c o n sus h i j a s d o ñ a M e r c e d e s y doña D o l o res y el príncipe C a r l o s L a c o m p a ñ í a de S o r i a rindió h o n o r e s tocando l a b a n d a l a M a r c h a R e a l y escuchando l a e g r e g i a f a m i l i a manifestaciones de g r a n afecto. T a m b i é n l l e g ó el i n f a n t e D C a r l o s de O r l e á n s que v i n o e n auto desde S a n l ú c a r Llegada de los R e y e s A l a s diez en p u n t o entró en agujas, el t r e n R e a l E l m o m e n t o fué de i n t e n s a emoción. E n t r ó l a m á q u i n a c o n d u c i d a p o r el duque de Z a r a g o z a lentamente. E s t a l l a r o n los p r i m e r o s v i v a s c o n n u t r i d a s ovaciones, que n o habían de i n t e r r u m p i r s e h a s t a dos h o r a s después, en l a g r a n d i o s a m a n i f e s t a ción que desfiló p o r el p a t i o d e l A l c á z a r El p u e b l o sevillano los Reyes dispensa a un gran- SS. M M dioso recibimiento E n l a m a ñ a n a de a y e r c o n u n c i e l o espléndido, que q u i s o s u m a r s e a l h o m e n a j e de S e v i l l a a los R e y e s f u e r o n éstos r e c i b i d o s c o n u n entusiasmo que sobrepasó a todos los cálculos. R e s p o n d i ó el pueblo al l l a m a m i e n t o y q u i z á s d i g a m o s m e j o r que l a a c o g i d a brotó espontánea, y fué el l l a m a m i e n t o u n intérprete de lo que flotaba en el á n i m o de todo sevillano. D e s d e b i e n t e m p r a n o l a a n i m a c i ó n en las calles e r a e x t r a o r d i n a r i a y los alrededores de l a estación tenían l a fisonomía de los g r a n d e s acontecimientos. T o d a l a c a r r e r a p o r donde habían de desfilar los R e y e s fué ocupada por una inmensa y compacta multit u d que se inquietaba. n e r v i o s a en l a esper a deseada. U n a h o r a antes de l a e n t r a d a d e l t r e n R e a l c o m e n z ó l a l l e g a d a de a u t o r i dades. E l g o b e r n a d o r c i v i l de l a p r o v i n c i a c o n de de S a n L u i s m a r c h ó en t r e n a l a estac i ó n de L a R i n c c r a d a p a r a r e c i b i r a l a f a- E l a l c a l d e les d a la b i e n v e n i d a E n t r e frenéticas a c l a m a c i o n e s descendió el R e y en p r i m e r l u g a r seguido de l a R e i na, infante D J a i m e infantas B e a t r i z y C r i s t i n a duquesa de A o s t a marqueses de C a r i s b r o p k e duque de Spoleto y séquito. E l alcalde, conde de H a l c ó n se adelantó c o n un h e r m o s o r a m o de claveles, y do l a i b i e n v e n i d a a los R e y e s en n o m b r e de l a ciudad. D A l f o n s o vestía de m a r i n o y D V i c t o r i a t r a j e n e g r o y a b r i g o de pieles del mismo color. L a s infantas llevaban traje y abrigo m a r r ó n c l a r o y el infante D J a i m e de p a i s a n o t r a j e oscuro. A l descender los augustos v i a j e r o s se tocó l a M a r c h a R e a! presentando a r m a s l a c o m p a ñ í a de S o r i a U n a e s c u a d r i l l a de aerot E n l a espaciosa p l a z a de A r m a s m i l l a r e s de personas se a g l o m e r a b a n p a r a v i t o r e a r a las personas R e a l e s A l aparecer los R e y e s el e n t u s i a s m o se desbordó de u n a m a n e r a i n d e s c r i p t i b l e E l público flameaba pañuelos y banderas, desde los balcones de las casas a r r o j a b a n ñ o r e s y los aeroplanos s i g u i e r o n e v o l u c i o n a n d o d a n d o b r i l l a n t e z i n u s i t a d a a l acto. U n o s caballistas, a l estilo a n d a l u z esper a b a n el m o m e n t o de a g r e g a r s e a l a escolta r e a l E n u n auto t o m a r o n asiento S. M el Rey, l a R e i n a D V i c t o r i a y el alcalde, conde de Halcón. S u c e s i v o s coches f u e r o n ocupados por i n fantes, c a r d e n a l y autoridades. E l coche R e a l i b a descubierto, c o n l a E s c o l t a R e a l al m a n d o del c o r o n e l G ó m e z Acebo. L a s calles M a r q u é s de P a r a d a s Reyes C a t ó l i c o s P a s e o de C o l ó n A l m i r a n t e Lobo, P l a z a de l a V i r g e n de los R e y e s R e i n a M e r cedes y S a n t o T o m á s f u e r o n testigos de u n r e c i b i m i e n t o apoteósico. U n a m u c h e d u m b r e de m u c h í s i m o s m i l e s de personas, o c u p a b a n totalmente d i c h a s calles, a d u r a s penas c o n t e n i d a p o r l a f u e r z a pública. ¡E n el paseo de C o l ó n se h a l l a b a n situadas las c o m i s i o n e s de los A y u n t a m i e t n o s de l a provincia. A pesar de los esfuerzos de l a P o l i c í a y de los g u a r d i a s de S e g u r i d a d l a fila del púb l i c o se rompió p o r v a r i o s sitios. Y entonces el pueblo se puso en contacto c o n los R e y e s acercándose h a s t a el m i s m o coche, y ¡legando a l m á x i m o en s u efusión, a l a que los R e y e s c o n v i s i b l e emoción, contestaron sonrientes y con e x p r e s i v o a d e m á n L a m u l t i t u d que esperaba a l a e n t r a d a del A l c á z a r ocupaba toda l a p l a z a de! T r i u n f o I m p o s i b l e contener a l público. E s t e v o l v i ó a desbordarse, e n t r a n d o el coche de l o s R e yes m a t e r i a l m e n t e l l e v a d o p o r el pueblo. E l repórter, en l a a v a l a n c h a t u v o que g u a r e cerse en! g a r i t a del centinela. S e g u i d a m e n t e ¡os R e y e s s u b i e r o n a sus h a b i t a c i o n e s del A l c á z a r donde en los p r i m e r o s m o m e n t o s p e n e t r a r o n el c a r d e n a l el alcalde, presidenfe de l a D i p u t a c i ó n g o b e r n a d o r c i v i l y c o m i s a r i o de l a E x p o s i c i ó n E n los p r i m e r o s m i n u t o s de descanso, el R e y se informó del f a l l e c i m i e n t o de D N i comedes A l c a y d e c o r o n e l de I n g e n i e r o s a a Pequeño incidente D u r a n t e l a can- era, que fué u n desfile t r i u n f a l de los S o b e r a n o s n o se r e g i s t r ó incidente a l g u n o de i m p o r t a n c i a
 // Cambio Nodo4-Sevilla