Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C M I É R C O L E S 23 D E A B R I L D E 1930. E D I C I Ó N pos la guerra civil con emboscadas y crímenes continuos. Stalin desafió desatentado l a indignación rural y remachó su programa agrario, apretando ¡os tornillos con esta audaz proclama: N o en diez años, como se calculaba, sino en cinco, estarán colectivizados los campos rusos de uno a otro extremo de la República. Arreció l a lucha y comenzó el éxodo de aldeanos huyendo del hambre y la muerte en su tierra. H a c i a Rusia blanca, lindante con Polonia venían en avalanchas, contenidas- trágicamente por el fuego de las tropas guardadoras de fronteras, pero aisladamente o en grupos pequeños pudieron pasar centenares de huidos, que encuentro aquí en barracas de asilo. A sangre y fuego; con el terror, arma eficaz del comunismo, siguió su implacable campaña el dictador: se prohibió el ejercicio de todas las religiones, se reclutaron nuevas legiones de niños paladines de la blasfemia y del sacrilegio, se hizo el caos del cinismo sexual en los Hospicios, las escuelas, doquiera el uso y el abuso del sistema se implantó. Y a l ensancharse y t o mar fuerza el comunismo coliectizante, ha tropezado con la despoblación de los campos. Escapan los labradores, y como de matar a todos los que van hacia Persia, hacia Siberia, Crimea, Rumania y Polonia quedaríase definitivamente- sin trabajadores la tierra, urge aquietarlos. Y- el momento es el más arduo del año; se aproxima la labor de la siembra... L a desolación de las estepas abandonadas y la infructífera función de las comunidades agrarias; la perspectiva del hambre y, en suma, el estado general del país, dieron al. dictador la clara perspectiva de su feudo, Rusia soviética, y se asusta. A l susto siguió la acción- violenta, impremeditada, desconcertante e inesperada en el asiático Kremlin. U n a orden oficial en el diario del G o bierno, Iswiestja, hace saber que se prohibe la creación de Comunidades agrícolas y despojar de sus aperos de labranza y del ganado a los campesinos, devolviendo a los que no lo tenían el derecho, del voto. Se prohibe cerrar las iglesias por orden de la autoridad, sin expreso deseo de la población y a este fin se dan instrucciones terminantes a los empleados del Soviet, advirtiéndoles que, de no cumplir estrictamente el nuevo mandato, serán en seguida reemplazados por empleados elegidos ¡para esos cargos. Trastrocado, derribado, anulado todo el plan anterior del tirano, su decisión relampagueante del 15 de marzo ha sorprendido y dejado estupefactos a los altos, medianos e íntimos correligionarios de Stalin. T a n de improviso se. cursó la circular prohibitiva de ejecutar cuanto era verbo y medula del sistema staliniano, que simultáneamente en Rusia blanca y otras regiones las sanciones y la persecución a los campesinos forzábales al cautiverio en recién creados Centros agrícolo- colectivos. L a transformación de Stalm arranca de concausas complejas, y esotéricas muchas. Expresión de ellas es esa postura histórica del tirano. Histórica, porque quiebra l a línea de una política integrante del sistema bolchevique y rompe algo más hondo y trascendental en el fuero íntimo de Stalin y acaso en el de alguno de sus colaboradores: la línea psicologica. de un empeño reformador, imposible de realizar. ¿Qué ocurrirá ahora? Como los lobos no han de convertirse en corderos, Rusia sufrirá mucho aún. Hambre, vicios, degradación y mortalidad de millones de enfermos contagiosos irán corroyendo las raíces del pueblo moscovita. Sobre las torrenteras diluvianas que van anegando a Rusia ha visto 1 D E ANDALUCÍA, PAG. 6 Stalin el navio fantasma, el buque almirante de una escuadra internacional en el avance de conquista... Retrocede para no perder sus últimas trincheras el dictador rojo, y su tqrva m i rada atrae el interés del novelista, que ha de seguir las evolucionas psíquicas de ese hombre, si ocurren, y en todo caso su manera audaz de evitar el fin... SOFÍA CASANOVA Slolhce, abril, 1930. RELIEVES D E ACCIÓN CATÓLICA ¿Por qué los seglares? L a respuesta más autorizada y concreta a preguntas que por cartas se nos dirigen acerca de la intervención del elemento laico en las fértiles y luminosas actividades del apostolado sería, a no dudarlo, la reproducción literal de las propias palabras del Sumo Pontífice, añadiendo, por lo que toca a E s- Convocadas más de 300 plazas. Edad: Veinte años cumplidos y no pasar de treinta y uno el 15 de octubre próximo. No se exige título. Instancias, hasta el 20 de septiembre. Para la obtención de documentos, presentación de instancias, el programa oficial, que regalamos; contestaciones al mismo y preparación, tanto en las clases como por correspondencia, diríjanse al OPOSICIONES A POLICÍA paña, las que lia escrito oportuna y sabiamente el cardenal primado. L a dirección bilateral- -clero y fieles- en coherencia entrañable de pensamiento y disciplina, es una idea característica del P o n tificado de Pío X I Este concepto unitario, y a la vez universal, articula los miembros de la Iglesia militante en un poderoso núcleo y organiza las fuerzas en el cuadro genuinamente eclesiástico de la jerarquía, sin menoscabo de derechas, antes levantando a un plano superior a los seglares, pues los eleva a un ministerio que no dista mucho del sacerdotal Apenas podrá hallarse documento pontificio en que, a partir de la encíclica Ubi Arcano Dei, publicada en 23 de diciembre de 1922, se prescinda de afirmar y encarecer el concurso laico como parte integrante del trabajo apostólico. Cuando e! Papa juzga llegado el momento de proceder a una definición, que en la brevedad de síntesis señale las esencias del celo reconquistador y ponga en orden de batalla a los soldados, junta en paternal abrazo a sacerdotes y fieles. L a Acción Católica, dice en su memorable carta a l cardenal Bertram, es l a participación de los laicos en el apostolado jerárquico E n esta fórmula definitiva e irreformable se fija el concepto con maravillosa precisión. Los procedimientos, ¡as normas que orientan y presiden la actuación serán ya la consecuencia del principio establecido. A cada período de la vida humana, cristiana diñase mejor, corresponderá una tarea, cuyo señalamiento habrá de asignar la autoridad eclesiástica; pero los tres ciclos coherentes y enlazados se moverán en torno a una órbita: l a paz de Cristo en el reinado de Cristo 1 INSTITUTO REUS PRECIADOS, 23: PUERTA D E L SOL, 13, y MAYOR, 1. MADRID. En las oposiciones del año 1924, para 30 alumnos presentados, obtuvimos 27 plazas, y nuestro éxito definitivo lol conseguimos en febrero de 1927, marzo de- 1928 y diciembre de 1929, en cuyas oposiciones obtuvimos 106 plazas más, y en dos dé ellas, el número 1, cuyos retratos, nombres y número figuran, en el prospecto qué regalamos. 0 SEVILLA EN AVIÓN Durante la semana de feria de Sevilla. La Classa continúa su servicio extraordinario de aviones. Salidas de Getafe a las 10- y a. las 15. Sevilla a las. 8- 3.0 y a- las 15. Duración del vuelo, 2 h. 30 m. Precio del viaje, 100 pts. El automóvil americano perfecto. MARIANO SANCHO, S. A Martínez Campos. 9. Tel. 32623. Madrid. S ISSEL C JARABE CHELVI cura tos, catarros, fatiga, gripe. 4,15 ptas. I No c o m p r e un Sommier c u a l q u i e r a C o n o z c a ante el SOMMIER NUMANCIA f a b r i c a d o con el mejor ace- ro. Pídalo e n todo. os E tablecimienI fo d e m u e b l e n d e España Esta fecunda alianza del sacerdocio y del laicado, que sella y ratifica el Papa, se produce en virtud de la irresistible fuerza de. un santo anhelo, y de la indeclinable exigencia de un deber. Claramente afírmalo en su carta a nuestro eminentísimo cardenal primado, escrita en 6 de noviembre de 1929 con motivo del primer Congreso Nacional de Acción Católica. Nace, pues, y tiene su principio, por un lado, de la mayor necesidad de poner en salvo y promover la causa católica, motivo por el cual los ministros sagrados anhelaron en todo tiempo tomar por auxiliares de su trabajo a personas del estado seglar; por otro lado, del mismo modo de proceder de los católicos, que cuanto más vivamente respetuosos y amantes de la Iglesia, tanto más animosamente ansian coadyuvar a la obra del Clero, a fin de propagar en todas partes el reino de Jesucristo. Sabido es que los objetivos peculiares de la Acción Católica diferéncianse de aquellos inherentes y consubstanciales a la profesión religiosa, que obliga a l a salvación de la propia alma y a l personal perfeccionamiento. E s más ancha su zona de irradiación, pues trasciende el santuario íntimo de la conciencia; entra en el hogar restaurando la familia, invade la escuela para cristianizar la enseñanza, penetra en el taller para suavizar las relaciones económicas y sociales de obreros y patronos, sube a los Parlamentos para santificar las leyes. Ningún sector de actividad le es ajeno, porque, identificada con l a Iglesia, cuya m i sión es luz y vida, amor y paz, hasta aquellas ventajas de índole exclusivamente temporal, que a primera vista parecen extrañas a su espiritual patrimonio, hállanse. en germen, en la pro digiqsa fecundidad de su seno, como que son bienes de menor calidad que en derivación lógica habrán de ser resultante del bien mayor. Son, en frase evangélica, l a añadidura del reino de Dios. N o hace falta decir qué razones de natural limitación de facultades incapacitan al celo, por. brioso y- enérgico que sea a J lililí,
 // Cambio Nodo4-Sevilla