Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
S O plazas para Policía; exámenes en octubre. E n ene O ro de 1931, Auxiliares de Contabilidad de Hacienda. E n Hacienda se admiten señoritas. Programa oficial, nuevas contestaciones y preparación en el antiguo y acreditado INSTITUTO RJETJS E n Policía obtuvimos 143 plazas, entre ellas los números 1, 2, 3, etc. y en Hacienda, seis veces el número 1, dos veces el número 2 y 326 plazas. Los retratos y nombres de estos éxitos definitivos se publican en el prospecto que regalamos. Solicite programas gratuitos al antiguo y acreditado ÉfSjHTDTO RJETJS PRECIADOS. 23; PUERTA D E L SOL, 13, y MAYOR, 1, MADRID. Tenernos internado. ¡IONES A HACIENDA Y POLICÍA por sus creadores y mejores intérpretes w correa JOAN GAROSA Y MATILDE VÁZQUEZ en discos PARLOPHON. Oiga también FEMATERA 8 Lea usted y demás jotas con rondalla. Precio: 0 1 peseta. OPOSICIONES A Próxima convocatoria para administrativos, mecanógrafos y periciales. Para preparación en sus clases o por correo, programas y contestacioel INSTITUTO REliS PRECIA ¡tOS, 23, MADRID. Tenernos internado. Tres últimas oposiciones obtuvimos 47 plazas. ADUANAS S 3 5 FERNANDEZ Y GONZÁLEZ EL PASTELERO D EMADRIGAL 533 -a ñ a d i ó p r e c i p i t a d a m e n t e G a b r i e l- de que t ú h a s creído q u e su p a d r e e r a u n R e y -V u e s t r o s h i j o s señor G a b r i e l de E s p i n o s a- -d i j o c o n m o v i d o S a n t u l a r i a- quedan bajo el a m p a r o de la C o r o n a de E s p a ñ a os l o d i g o a todos b a j o secreto, a q u e espero n o f a l t a r é i s f u e r a de E s p a ñ a v i v i r á n pero u n a m a n o m i s t e r i o s a v e l a r á p o r ellos. E s t e es u n e n c a r g o q u e y o h e r e c i b i d o d e l R e y nuestro señor, y q u e cumpliré desde e l momento e n que h a y á i s dejado de e x i s t i r -j L a hipocresía a l lado del c r i m e n! -d i j o c o n desprecio G a b r i e l de E s p i n o s a- S e a h o r c a a l p a d r e y se da u n pedazo de p a n a l o s h i j o s c o n o z c o a l R e y d o n F e l i p e A c a b e m o s dejadme l l e g a r adonde están m i s h i j o s S a y d a M i r i a n se separó de l o s b r a z o s de G a b r i e l y l e llevó á u n á n g u l o de l a habitación, e n donde, en u n a s e n c i l l a c u n a d o r m i d o s había u n a h e r m o s a niña c o m o de tres años y u n niño c o m o de pocos meses. G a b r i e l de E s p i n o s a contempló en s i l e n c i o a los dos pequeñuelos. S a y d a M i r i a n m i r a b a anhelante a G a b r i e l esper a n d o q u e l a v i s t a de sus h i j o s operase en él u n a reacción. Y h a y e e l t e r r i b l e c o r s a r i o sostenía c o n u n a m a n o trémula l a l u z q u e i l u m i n a b a a l o s niños d o r m i d o s D o n R o d r i g o de. S a n t i l l a n a estaba detrás, a a l g u n a d i s t a n c i a de p i e apoyado en s u v a r a de j u s t i c i a y con la cabeza i n c l i n a d a sobre el pecho. G a b r i e l de E s p i n o s a contempló d u r a n t e a l g u n o s segundos a sus hijos, y pasó p o r su semblante u n a expresión de a g o n í a infinita. U n a sola l á g r i m a brotó de sus ojos y se deslizó lentamente p o r su semblante. M i r i a n alentó u n a esperanza. L u e g o G a b r i e l levantó l o s ojos c o n u n a m i r a d a ansiosa, c o m o buscando a D i o s y extendiendo l a s m a n o s sobre sus dos h i j o s d o r midos e x c l a m ó c o n acento t e r r i b l e Tú, Señor, sabes l a v e r d a d! ¡T ú Señor, m e mandas q u e calle, y c a l l o! D o n R o d r i g o de S a n t i l l a n a levantó l a cabeza y do i un paso h a c i a G a b r i e l de E s p i n o s a Este continuó: M u e r o porque debo m o r i r y t ú sabes, S e ñ o r c o n c u á n t o v a l o r c o n cuánta resignación acepto l a muerte! S i se atreven a dármela, acéptala corno jia de que vas a m o r i r allí dentro de a l g u n a s h o r a s no es e s o es porque y o m e creería i n d i g n a de t i si sintiese u n m i e d o q u e t u n o s i e n t e s qué el h o m b r e que se estremezca ante l a muerte es i n d i g n o de l l e v a r el n o m b r e que t ú l l e v a s es que l o s m á r t i r e s deben m a r c h a r a su s u p l i c i o mirándole de f r e n t e sin a p a r t a r de él l o s ojos, sobreponiéndose a é l considerándole c o m o e l p r i n c i p i o de u n a escala q u e les h a de l l e v a r a l a i n m o r t a l i d a d espante el p a tíbulo en buen h o r a a l c r i m i n a l i n f a m e que m a r c h a h a c i a él precedido p o r l a sangre sombría de s u v í c t i m a pero u n m á r t i r n o puede, n o debe t e m b l a r aunque l a muerte se l e presente bajo u n aspecto i n f a m e y rodeada de t o r m e n t o s n i l a esposa de ese m á r t i r puede d e r r a m a r l á g r i m a s c u a n d o sabe q u e el patíbulo es la puerta de l a eterna g l o r i a de s u esposo. G a b r i e l de E s p i n o s a miró de u n a m a n e r a d e l i r a n te a S a y d a M i r i a n l a asió de l a m a n o y a p a r t á n dose de l a r e j a c o n ella, llegó c o n e l l a hasta d o n Rodrigo. ¡E n v i d i a d m e- -d i j o- a s p i r a d en v u e s t r a a l m a a l g o m á s de l o t e r r i b l e que habéis a s p i r a d o desde que m e c o n o c é i s! Y o creí, cuando hace poco m e d i j i s t e i s que C l a r a el a m a de cría ele m i h i j a G a b r i e l a l a m a d r e de m i h i j o Sebastián, quería despedirse de m í q u e intentabais q u e b r a n t a r m i enter e z a c o n las lágrimas, c o n l o s g e m i d o s de u n a p o b r e m u j e r desesperada. S i y o l a h u b i e r a encontrado a n e g a d a e n lágrimas, amedrentada, la h u b i e r a descon o c i d o h u b i e r a dejado de a m a r l a pero es d i g n a de m í d i g n a de l o que s o y de l o que yo s o y q u e v o s n o conocéis sino p a r a a t e r r a r o s p a r a a r r e p e n t i r o s de haber n a c i d o ella y y o d o n R o d r i g o os arrojamos a l a cara, y l o m i s m o al R e y vuestro arríb, una c a r c a j a d a de desprecio. ¡E s t o es h o r r i b l e señor G a b r i e l de E s p i n o s a! d i j o CCB entereza S a n t i l l a n a- -Y o n ó c u m p l i r í a c o n mi obligación, c o n m i c a r i d a d y c o n m i h o n r a c o m o j u e z como c r i s t i a n o y como caballero, s i n o os d i jese que esa h o r c a que está levantada en Ja p l a z a no es u n vano s i m u l a c r o que vais a morirí que es necesario que os resignéis a la muerte, que ó. a p a r téis de las vanidades, de las soberbias y de l a s flaquezas munchr- aá.