Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA 27 DE DE ABRIL 20 CTS. 1930. N U M E R O DIARIO DO. N. ILUSTRAVIGE g AÑO 8.529 SIMOSEXTO EXTRIO. F U N D A D O E N i. D E J U N I O D E 1905 POR D. T O R C U A T O L U C A D E T E N A nel Sr. Sánchez Delgado. Después de los saludos de rigor hizo breves apartes con el marqués de Torrenueva y otras personalidades. E l conde de Xauen subió seguidamente al breack de Obras Públicas, siendo ovacionado al arrancar el tren. SEÑALES D E R E I N C I DENCIAS E l Ateneo de Madrid, reintegrado por el Gobierno a su vida legal, se ha convertido en Club político, pero de política demagógica. A l Ateneo no hay que imponerle otra conducta, ni retirarle su derecho de ir por donde lo lleven o lo dejen llevar sus socios. Que haga de su estatuto, de su historia y de su decoro lo que le consienta la colectividad. A l Gobierno sí hay que pedirle que, allí como en todas partes, impóngala ley a quien la infrinja y la escarnezca. E l Ateneo no tiene fuero dé asilo para las propagandas ilegales. E l delito en su tribuna es tan delito como en otro lugar. Y hay que recordar también al Gobierno que. la neutralidad es requisito indispensable de las subvenciones a los centros de cultura y que la cultura política no tiene que ver poco ni mucho con la sedición y la delincuencia. E n los mítines republicanos que ha tenido a bien organizar la junta del Ateneo, a gusto o con la tolerancia de los socios, cocorrespondió anteayer el turno a D. Indalecio Prieto. E l ex diputado socialista, siempre revolucionario y nunca heroico, es de los que han sabido v i v i r tranquilamente bajo la Dictadura sin arriesgarse a ningún tropiezo. Su discurso de anteayer es de una audacia escandalosa: no podemos reproducir ni mencionar lo que dijo sin caer bajo la sanción del Código. Los temas que abordó, como pretexto de acusaciones intolerables contra los poderes indiscutibles y más altos, no son de ahora. ¿Por qué no habló como anteayer un poco antes, en enero? ¿Poiqué ha callado tanto tiempo y ha esperado una situación que, según él, es también la Dictadura? Todo el mundo se preguntará lo mismo, queriendo explicarse la morosa i n trepidez del orador. Todo el mundo se la explicará de igual manera. Y ío grave del caso será que no se equivoquen el Sr. Prieto y los que le imitan considerándose inmunes en sus desmanes. Seguimos pensando que el Gobierno debe renunciar a jas medidas de excepción, proceder como si no dispusiera de la suspensión de garantías, pero aplicar inexorablemente h L e y a los que no saben vivir n i nos dejan v i v i r en un régimen de derecho. Los que provocaron la reacción de 1923 para conllevarla luego mansamente, volverán, con las mismas provocaciones, a hundir a la nación en la anarquía o en el despotismo si encuentran la misma impunidad y las mismas claudicaciones. H a y que defender la libertad con la L e y evitar los estragos y los ejemplos vergonzosos del antiguo régimen para no recaer en otra crisis. Después de despachar con el Bey el presidente visitó el ferial, regresando, a la una, al palacio de las Dueñas, donde almorzó con el duque de A l b a y el embajador de E s paña en Francia, Sr. Quiñones de León. Durante el almuerzo se habló del problema de los vinos. E l señor Quiñones de León Nuestro embajador en Francia estuvo, por la mañana en Palacio, cumplimentando a Su Majestad el Rey y al presidente del Consejó. A l salir manifestó a los periodistas que regresará el lunes a Madrid, en unión de los demás ministros. E l Sr. Quiñones de León visitó la Feria, regresando al palacio de las Dueñas, donde almorzó. D i c e el marqués de T o r r e n u e v a Después de la marcha del presidente del Gobierno, los periodistas abordaron en la estación al marqués de Torrenueva, interesándole noticias relativas a su conversación con el general Berenguer. E l marqués dijo a los reporteros que había hablado al jefe del Gobierno de la marcha y orientaciones de la concentración monárquica. E l general le contestó que aunque no era político, n i jefe de ningún partido, coincidía en su punto de vista con las orientaciones de la concentración y veía con. sumo agrado esta colaboración de los elementos de orden con el Gobierno. E l marqués de Torrenueva le reiteró las peticiones formuladas por trigueros y aceiteros, que tan directamente afectan a esta región. E n cuanto al problema de los vinos, aprovechando la presencia del duque de Alba y del embajador en París, Sr. Quiñones de León, reiteró las aspiraciones relativas a la modificación del tratado con Francia. L a firma E l presidente sometió a la firma regia un decreto de Hacienda sobre admisión de garantías, en el despacho de maquinarias importadas al amparo de lo dispuesto en el Real decreto de 31 de diciembre de 1929. De Gobernación: U n decreto- ley determinando que las categorías administrativas de jefe de primera clase corresponden a las tres inspecciones generales de la Dirección General de Sanidad, sin que los funcionarios que lo desempeñen puedan atribuírsela al cesar en el ejercicio de su cargo. Visitas al señor T o r m o M a d r i d 26, 6 tarde; E l ministro de Instrucción Pública recibió esta mañana la v i sita de los directores de Comunicaciones y Marruecos. E l Sr. Tormo manifestó que habían sido de puro cumplimiento. Llegada del ministro de F o m e n t o Ayer, en el expreso de Madrid, llegó á nuestra ciudad el ministro de Fomento, señor Matos. E l ministro fué recibido por las autoridades y distinguidas personalidades, a pesar del carácter particular de su viaje. E l Sr. Matos viene acompañado de su distinguida señora. Se hospeda en el Hotel Alfonso XIII. E l r o b o de ejemplares en la B i blioteca Nacional E l ministro de Instrucción Pública ha recibido una carta del Sr. Rodríguez M a r í n director dimisionario de la Biblioteca N a cional- redactada en muy expresivos términos, que el ministro desea publicar, pero aplazándolo hasta el momento en que el autor autorice la divulgación. Se refirió después a la desaparición de libros y grabados de la Biblioteca Nacional, y dijo que este asunto no tendrá derivaciones, en sentido de reclamación oficial, merced a la intervención de un elemento de la Embajada alemana. Según informes de la Policía alemana, el funcionario de la Biblioteca Sr. López Santos escribió en cierta ocasión a la casa Holstein Pupén, ofreciéndole unos grabados. L a carta iba escrita en un pliego de papel, con membrete de la Academia de Jurisprudencia, en la que el firmante dijo que prestaba servicios. L a casa alemana dirigió la contestación a la Academia, y allí fué abierta la carta; pero cuando se advirtió que estaba destinada al Sr. López, se la entregaron al interesado. Este contestó, diciendo que la venta de los grabados ofrecidos se realizaba por su cuenta, por ser testamentario de dos personas de noble alcurnia, fallecidas, y añadía que la casa alemana podía dirigirle la correspondencia a su domicilio. L a tarde del presidente E l general Berenguer asistió ayer tarde a la corrida ed toros. Después marchó a la Feria, paseando a pie. Estuvo algunos momentos en las casetas del Círculo de L a bradores y del Casino Sevillano, donde fué obsequiado con unas copas de vino. Seguidamente marchó a despedirse del Rey, para emprender su regreso a M a drid. L a marcha a M a d r i d INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS L a mañana del presidente E l jefe del Gobierno, conde de Xauen, salió ayer mañana, a las diez y media, acompañado de su ayudante, el teniente coronel Sr. Sánchez Delgado. Estuvo en Palacio, sometiendo a la firma regia dos decretos: uno, de Gobernación, y otro, de Hacienda. E n el Hotel Alfonso X I I I recibió las v i sitas del ministro de Fomento, Sr. Matos, y Is de! gobernador, civil, conde de San Luis. E n el expreso de anoche marchó a M a drid el jefe del Gobierno, conde de Xauen. Acudieron a despedirle los ministros de Estado, Fomento y Economía Nacional; nuestro embajador en París, Sr. Quiñones de León; el cardenal Ilundain, el capitán general, marqués de Cavalcanti; el alcalde, conde de Halcón; el gobernador civil, conde de San L u i s el gobernador de H u e l va, Sr. Monge Bernal; el comisario regio de la Exposición, Sr. Cañal; el rector de la Universidad, Sr. Carande; el delegado de Hacienda, marqués de Valdeíñigo; el gobernador militar, Sr. Fernández Barreto; todos los generales con mando en plaza y primeros jefes de Cuerpo; el presidente de Pidió la casa Holstein Pupén informes á la Diputación, Sr. Sarasúa; la condesa de Madrid sobre el Sr. López, y se le confirLebrija, el marqués de Torrenueva y sigmó que, efectivamente, era funcionario que nificados elementos de la concentración moprestaba servicios en ía Biblioteca y en la nárquica, y numerosas personalidades. Academia de Jurisprudencia y que las reE l general Berenguer llegó acompañado ferencias eran buenas; todo ello sin sospechar que se pretendía realizar un desde su ayudante- secretario, el teniente coro-