Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 29 D E A B R I L D E 1930. E D I C I Ó N D E A N D A L U C Í A P A G 10 A P U N T E S D E L A NUEVA ASTRONOMÍA Nada tan agradable cara el aficionado de cine como ese firmamento de ojos bonitos con que han sabido rodearle los directores de películas. Ojos alegres, subrayados por sonrisas paralelas, de un parecido desesperante. Algunos tan fantásticamente bonitos que parecen sacados de una novela de nuestros abuelos. E n la moderna pantalla han revivido, han tomado realidad aquellos ojos color de uva o de lúpulo con que soñaron ellos y que nosotros hemos tenido la dicha de conocer. Sus películas tienen siempre un desenlace tan feliz que a veces, más que una emoción verdaderamente artística, no producen sobre nuestros fatigados nervios de europeos más que esa sensación agradable- -sedativa- -del agua de azahar. M a r y Brian, Joan Crawford, Marceline Day... Y como contraste, Greta Garbo. L a pobre muchachiU del país de las nieves, i n genua y tímida como la clásica gacela de quien los potentados yanquis han sacado, a fuerza de dólares, una inquietante y terrible vampiresa. Naturalmente que en la vida privada vuelve a ser lo ¡úe era, con sus ojos divinamente mustios cargados de insomnio, como hechos para tomar tabletas de aspirina. Las grandes ciudades han trepidado al compás de las películas y en ellas ha surgido un tipo nuevo de mujer. L a muchacha de cine atractiva e incomprensible. Nancy Garroll, Sally Blane, Bessie Love... Estrellas falsas de una constelación nueva, brillantes en el ambiente obscuro de las salas de espectáculos. Desde M a r y Pickford, abuela de todas, hasta hoy, Una, dos... m i l Incontables como sus hermanas las estrellas, de verdad. Pero a nosotros nos basta con saber que ellas nos esperan siempre sonrientes en la penumbra de los cinematógrafos. Muchos señores, ya excesivamente maduros para comprender el verdadero encanto del cine y los nuevos ideales, tan ligados a la generación actual, han claudicado vencidos por este frente de sonrisas encantadoras, robadas de una revista. inglesa. Ellas han puesto de moda la alegría y su libertad delicada de girls. Admirable ejército de muchachas en traje de baño que han volado desde Hollywood a Madrid en un magnífico record sentimental. -Vinieron de puntillas, en la sombra, para saltar por la ventana mágica del cinema a nuestro corazón Mucho antes del cine sonoro ya se quejaba un célebre metteur en scine francés de que se llamase Con letra y música arte mudo a l arte que más cosas decía de L o i s M o r a n se reveló como una magnifinuestro tiempo H a y en esa protesta una ca bailarina. S i n embargo, hay en ella algo confusión ingenua- -no por eso menos lamenque no convence, una cierta frialdad, sin table- -entre la expresión y la mudez- -ya histórica- -AA. cine. E r r o r que no hay si- duda. E n el fondo de sus sonrisas hay siempre una agujita de hielo. Cuando comprendí quiera que explicar. que no me gustaba acudí al doctor para que Ahora, el cine ha olvidado en un día su me tomase el pulso. Creía sinceramente que nombre y principal característica. Y esta tm hombre a quien 110 le gusta Lois M o r a n nueva moda- -no se puede hablar. de tendencias en este arte niño, un poco mal edu- está muy enfermo, muy gravemente encado a vece? o ha realizado con esa na- fermo. Pero a ninguno le agrada gran cosa. Conturalidad magnífica de las cosas de cine templan sus películas como contemplarían Rincón misterioso donde se confunde la un bello teatrito de marionetas. M u y bonirisa de Charlot. con las piernas de Madge to, pero no. Bellamy, -los besos de Mary B r i a n o la Una muchacha guapa, cuando se presenta nariz de Buster Kéaton. Buscando, hay en esa naturalidad mericana una grave enseñanza: la liberación del hombre, esclavo de un arte endiosado. E l cine es el primer arte sin corona. Comprendiendo que su labor es a g r a d a r a todos, la ha puesto a los pies de la multitud. L a vie- ja fórmula europea de amor al arte se t a transformado en la otra, más humana, de amor al hombre. E l arte es sólo un medio de conseguir la felicidad, y él lo ha reconocido así. E n una palabra: ha dejado de ser ese personaje antipático y orgulloso que ha sido siempre. Como arte, el cine se ha perdido. L a m u dez era para él lo que l a palabra para el teatro. Casi tedas las artes tienen una cualidad negativa, que viene a ser, por contorsión, la más positiva de todas, ya que es. sobre l a que se apoya, la que le sirve de base. Con el cine sonoro hemos perdido un arte; pero hemos ganado un espectáculo nuevo. Y o no le odiaría, si no me hubiese descubierto la voz horriDÜante de Dolores Costello. AUMENTA Y CONSERVA 1 N D EFINIDAMENTÉ E L RIZADO D E LOS C A B E L L O S L A LOCIÓN UN MAGNIFICO A L A R D E D E ORIGINAL Y F I N U R A E S L A ARISTOCRÁTICA O De I D ULIA V gran eficacia e inofensiYidad. Precio, 3,50. F C o l o n ia r P 1 y 12 píos. del El carmín ideal para las mejillas. Precio: Insubstituible para el baño y fricciones. Intensamente perfumada. Muy persistente. 0,50, 2,50, i ptas. ARREBOL al JUGO D E ROSAS En envase envare corriente, de lu ¡o, 2,50. 5 pías, Creación de F LO R A L IA S. A Madrid (ta e g c o
 // Cambio Nodo4-Sevilla