Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 2 DÉ M A Y O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 10 Cuanto a los intelectuales catalanes, hay que decir que no cedieron en cortesía a sus ilustres huéspedes. ¿Q u i é n dijo de aquéllos que eran hoscos, poco o nada cordiales, tratándose de castellanos? Pues en el Ritz se les pudo ver trincando, entusiasta y fraternalmente, con da élite de la rasa dominadora, para la; cual f ¡ué- escrito y consagrado en el pentagrama el bpn pop de jale. Hasta el señor Puig. y Cadafalch, de ordinario tan vidrioso y esquinado, y que n jda pudo aprender en los librQS castellanos estuvo melifluo cen Tos que nada, ni ellos ni sus antepasados, le enseñaron. H a y que decir también, en honor de los catalanes, que no se entregaron a sus huéspedes ni les hicieron la menor concesión. L a seriedad la sobriedad, el tacto y. la deflexión estuvieron de parte de mis paisanos, y siempre de labios de ellos salió Cataluña enaltecida; j a m á s ni por latiguillo retórico; empequeñecida y sacrificada a región alguna. por primera vez, después de treinta años de injustificada animosidad a los representantes de esa cultura, con ellos partieron el pan y la sal, bien que con motivada desconfianza, para que a su vez, con la fuerza de sus prestigios, les ayudaran en la empresa a sacar triunfantes de la oposición unitaria las reivindicaciones nacionalistas. Esa cordialidad de intelectuales castellanos y catalanes no puede ser m á s que aleatoria. Nacida de la política, la misma política dará al traste con ella. A los de aquí no les interesan las inquietudes de los de a h í sólo les interesa C a taluña. E n este respecto, todos están de acuerdo con el Sr. C a m b ó ¿M o n a r q u í a? ¿R e p ú blica? ¡C a t a l u ñ a! ADOLFO M A R S I L L A C H Se ha hecho el milagro, accidentalmente al menos, de unir voluntades, ya que no corazones, que se creían opuestas. ¿Quién ha hecho el milagro? ¿A quién o a qué lo debemos, Pues a la reacción política provocada por. l Dictadura. H a y que descartar todo agente espiritual y casi toda comprensión. N o creemos en estimaciones repentinas, ni. que interese profundamente el problema catalán, a quienes hasta ahora estuvieron desespaldas a él. L a política fué la causante de los abrazos; c el R i t z no el amor ni la comprensión. Los comprensivos v i n i é r o n l a Barcelona en busca de ambiente revolucionario, que: nunca falta, y en la necesidad de una fuerza que les ayudara en sus propósitos de subvertir la legalidad constituida, -dieron toda l a r a z ó n a los catalanes para atraérselos, y éstos, que hasta entonces también habían, estado de espaldas a la cultura castellana, cuando no la negaban, NUEVAS DEAS La despreocupación europea Sorprende y desconcierta la despreocupación europea ante problemas de m á x i m a magnitud planteados en otros continentes. ¿Cómo es que la opinión de Europa permanece insensible ante cuestiones que afectan tan directamente a su vida económica y que debieran preocuparla cambien consideradas desde el ángulo de los principios morales? Se debe en parte tal actitud a una falta de información; pero esa misma penuria i m plica ausencia de interés por conocer todo el alcance y la extensión de los ternas. Y es evidente que el futuro de Europa se decide más allá de sus límites continentales. L a gran partida en que se juega su porvenir está entablada ahora en A s i a y más tarde, acaso más cercana de lo supuesto, en A f r i t a A l buscar los fundamentos de la potencia económica y política de Europa se comprueba que no descansan en su propio territorio. E l poder de Europa es el dominio que ejerce sobre otros pueblos y otras razas. L i m i tada a sus propios recursos, Europa no tardaría en desfallecer. Porque no debe o l v i darse que fuera de sus límites continentalesse encuentran las fuentes de materias primas que van a sus. fábricas y la masa de cereales yde víveres que reclama l a alimentación de poblaciones de enorme densidad. Europa nopodría, pues, subsistir si se viese privada de esas aportaciones. A l mismo tiempo, E u r o pa recupera todo el dinero que sale de sus arcas para adquirir primeras materias y v í veres con la venta de objetos manufacturados a países sin capacidad industrial- D e tal modo había organizado Europa el tráfico comercial en su provecho, que el trabajo de los habitantes de los otros continentes era capitalizado y concentrado aquí. D e ahí que sea posible el alto nivel de vida de los europeos comparado con la miseria endémica de los demás hombres de l a tierra. Porque, aun tomando. como tipo las peores condiciones de existencia de un campesino rumano o de un minero de Gales, resulta situación de gran ventaja al enfrentarlas con las del coli chino, del indostano o del farm s worker de Togo. Se llega, pues, a la conclusión s i guiente: dada la organización actual del mundo, pueden nutrirse y vestirse los hombres europeos porque los asiáticos, los africanos y los australianos están equiparados a las bestias. Ante tal comprobación, los espíritus egoístas o fáciles a l a primera explicación que les tranquilice arguyen que ni el coli chino, ni el indostano, ni el farm s worker de Togo sienten la necesidad de un me- N o producirían mayor utilidad al hombre corriente que la posesión de la E N C I C L O P E D I A E S F A S A E s como la síntesis clasificada y ordenada de todo el saber humano. Abarca temas que no se encuentran en obras similares. Si se separasen y agrupasen los artículos dedicados a cada especialidad, se obtendría la más admirable biblioteca de cada una de ellas. Piense que los 155 millones de palabras de esta obra maestra, suponen una biblioteca de unos 3.000 volúmenes. Modernísima y completa. E s la única que puede satisfacer a l técnico y al sabio. D e n t r o d e u n o s días s e p u b l i c a el v o l u m e n 7 0 y último. E s la ocasión de adquirirla. Actualmente rigen fáciles condiciones de adquisición que la ponen a su alcance. Pero antes examínela en su librería, pregunte la opinión de aquellos amigos o conocidos que la poseen. S i usted lo desea, le enviaremos las opiniones de personalidades de su misma carrera, de su población, o le indicaremos la librería más próxima donde puede examinarla CASA DEL LIBRO- Avenida Pi y Margal! 7- MADRID ESPASA- CALPE, S. A. Apartado 547. MADRID Desee recibir gratis y sin compromiso las fáciles condiciones de adquisición y el folleto ilustrado de la ENCICLOPEDIA ESPASA. Nombre Profesión Dirección (A B C 6.
 // Cambio Nodo4-Sevilla