Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
corbatas, sombreros, maletas, trajes, gramófonos, aparatos de radio, máquinas de afeitar, zapatos... Y barras de chiclet para máscar, y sodas, y candy, y refrescos... Todo muy limpio, muy nuevo, muy higiénico. Muy blanco de día y muy iluminado por la noche. 1 neoyorquino vive y trabaja en una jaula. No suele haber patio en los grandes rascacielos, porque, estando construidos en barrios donde el metro cuadrado vale una fortuna, el lugar que debiera ocupar el patio Ib ocupan las baterías de ascensores, alrededor de los cuales se agrupan las jaulas de oficinistas. E l propietario los alquila sin tabiques, y el inquilino los tiene que coló car, si lo desea, dé su peculio. Naturalmente, a mayor cantidad de tabiques mayor gasto de luz eléctrica y menos goce de luz solar. E n cuanto a la ventilación dé estos apretados y obscuros edificios, hay que advertir que el norteamericano padece la neur rastenia de la higiene, y que su educación higiénica y el ejercicio físico diario le han arrancado el viejo prejuicio europeo contra las corrientes de aire. Esta es la ciudad de las grandes corrientes de aire, organizadas y fomentadas, de Norte a Sur y de Este a Oeste, con esmero, alevosía y premeditación por jóvenes y viejos. E l miedo supersticioso a las corrientes como vehículos de le ¡neumonía ha desaparecido, por fortuna, y en las casas antiguas, donde no se ha implantado aún la ventilación artificial, las corrientes de aire renuevan, en invierno y er. verano, la atmósfera. En todos los rascacielos modernos, en los teatros, en los cinemas y en los music- haüs el sistema de la ventilación artificial ha obrado el milagro de llevar el aire a cuartos angostos y sombríos que carecen de luz y de ventanas. No se hará esperar mucho el día en que los rayos solares penetren holgadamente en las calles, subterráneos y rascacielos, atravesando los muros como atraviesan hoy los cristales, sin romperlos ni mancharlos. E l futurismo yanqui, ese sentido de la acción orientada hacia lo por venir, con las espaldas vueltas despectivamente al pretérito, realizará aún grandes hazañas artísticas y científicas, inspiradas siempre en el utilitarismo y el deporte. (Fotos Ortiz. it m m i at u t i i! zz a i i; ni m: muí Luis CALVO E N LA SÉPTIMA A V E NIDA. E L E D I F I C I O MAS ELEVADO ES E L NAVARRE, Y A LO L E JOS APARECE LA TORRE D E L PARAMOUNT. LA C A L L E ES UNA M U E S C A DOMINADA P O R L A SILENCIOSA A S C E N S I Ó N D E LOS RASCACIELOS BROADWAY, E L LUMINOSO CENTRO D E C I N E M A S Y TEATROS, SE A B R A S A D E NOC H E E N LUCES, ANUNCIOS Y REFLECTORES ÍGNEOS ÍL I
 // Cambio Nodo4-Sevilla