Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 6 D E M A Y O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G iz mente en el cinema, con todos los honores debidos a su alto rango de triunfadora. S u debut fué en La Venus americana, la cinta proyectada en Madrid en la inauguración del Palacio de l a Música. Esta fué la primera y la última actuación de la flamante M i s s América P o r una de esas casualidades, muy frecuentes en los triunfos preparados de antemano, la que verdaderamente triunfó en aquella cinta, fué Louise Brooks, muchachita que interpretaba sus primeros papeles en aquella época, y que aprovechó la inesperada oportunidad que se le brindaba. M i s s Lanphier desapareció de Hollywood, y no se volvió a hablar más de l a fracasada belleza. Se dijo que con el importe del pre- mió y lo cobrado por su actuación en la película había abierto una casa de modas, y que, gracias a su espíritu comercial, vivía magníficamente. N o sabemos lo que habrá de cierto en todo esto. E l caso es que últimamente F a y Lanph ier se ha colocado de mecanógrafa en los estudios de l a Paramount, donde ya una vez v i o desvanecerse sus sueños de gloria. E l primer trabajo de F a y en su nuevo empleo ha sido una copia de Fiel a la Marina, película de Clara Bow, dirigida por F r a n k Tuttle. Tuttle fué uno de los jurados que la seleccionaron hace cinco años y su director en La Venus americana. M i s s América 1925 ha declarado que no renuncia a la gloria cinematográfica, üstá contenta con su empleo actual; pero espera pacientemente que se le presente una nueva oportunidad. U n carácter así merece el triunfo. CINE GRAMAS N u e v a s películas U n o de Jos éxitos más grandes de la pantalla, silenciosa, la: adaptación de BenHur, famosa novela del general inglés W a l lace, será realizada: próximamente en versión hablada Ramón Novarro se encargará nuevamente del; protagonista, y F r e d N i b l o de l a dirección. La gran parada, es. el título de la nueva película de- Helen Twelvetrees, l a perfecta, ingenua de 1 a. pantalla. E l- tenor Fred Scott interpreta el principal papel masculina en l a producción. -de. F r e d N e w meyer. Los. estudios alemanes- de Neubabelsberg han sido transformados y ampliados recientemente. Los productores pueden disponer en- la actualidad de ocho estudios para películas sonoras. L a U f a comenzará inmediatamente l a i m presión de cuatro grandes films sonoros y hablados: U n a superproducción de B l o c k Rabino ¡lyit- ch, con Brigitte H e l m de protagonista. U n a película de L i l i a n Harvey- y Wííly, dirigidos por G. U c i k y U n filnl policíaco realizado por Johannés Meyer, con el título provisional de: i tigre. U n a nueva cinta de E m i l Jannings, bajo l a dirección de E r i c Pommer. E l director francés Jean Cassagne ha empezado el rodaje de Una mujer ha mentido. E n el reparto figuran Louise L a- grange, Paul Cappellani, Boucot, Simone. Cerdam y el joven Forest. L u d w i g Berger. y. Josef V o n Sternberg han regresado a Hollywood después de una corta temporada de vacaciones, pasada en Europa, Berger será probablemente- e l director de Maurice Chevalier en su próxi- nía película, Petit- Café. E l cinema del Estado de Georgia ha producido seis grandes películas en l a tem- porada 1529- 1930: El encuentro, Los condenados, La mujer ciega, La celda número- 79, El bandido del Cáucaso y Sobre una onda de 900 metros. Monsieur Raymond Guerin y made. moiselle Suzanne D. elmás han salido para Dinamarca, donde filmarán los interiores de JE. skj. mo. L o s exteriores serán rodados en Groenlandia. Mister A r t h u r Loew, uno d é l o s d i rectores de la Metro, actualmente en París, ha anunciado la producción en los estudios de Hollywood de siete films hablados en francés. U n o se halla completamente terminado El espectro verde; otros dos están en preparación: El señor Zorro y Olympia. V a rios artistas franceses figuran en el reparto de estas cintas. Entre ellos los más destacados son: Marcel Ar. dré, André Berley y T a n i a Fedor. E n cuanto a la producción de películas de la Metro en Francia, no hay nada acordado en definitiva. Se trata de un proyecto y la fecha de su implantación es lejana todavía. ¡Oh, maestro! N o puede usted imaginarse la espléndida realización que haremos de vuestra obra magistral. Las más célebres estrellas... -Escuche, querido amigo- -interrumpió Bernard S h a w- M e parece que no llegaremos nunca a entendernos. Usted es demasiado artista- y. yo soy demasiado comerciante. E l idilio T a l m a d g e- R o l a n d Después de algunos años de existencia parece haberse interrumpido definitivamente el idilio entre Norma Talmadge y el joven galán mejicano- español L u i s A l o n so, a quien conocemos por Gilbert Roland. Durante los preparativos de Madame Dubarry quedó acordado que, por primera vez desde hace varios años, no sería Roland el leading- man de la estrella, sino Conrad N a gel, prestado por la Metro. Esto decidió al desdeñado galán a pedir la rescisión de su contrato con los Artistas Asociados, aceptando inmediatamente una proposición de la Metro. E s indudable que este paso va a ser beneficioso para el joven galán hispano, que durante tanto tiempo circunscribió su actuación a segundas figuras, para no empequeñecer la labor de. Norma Talmadge; mientras que ahora, especialmente con. la iniciación de las cintas en español, se le presentan magníficas oportunidades de conquistar el rango estelar. Jesse L L a s k y en E u r o p a Míster Lasky, uno de los directores de la Paramount, ha llegado a París, en viaje de negocios. U n a de sus. primeras gestiones en la capital francesa ha sido el contrató de Serge Mikailovitch Eisenstein. el formidable d i rector ruso, realizador de líl acorazado Potcmkine y La frontera general. Eisenstein saldrá ¿inmediatamente, para Norteamérica, donde empezará en seguida la producción de varias películas. Míster Lasky ha contratado también al galán español Roberto Rey, protagonista de la versión española de El agujero en el- maro, realizada por Benito Pérojo. Roberto Rey es -el seudónimo usado actualmente por. un barítono que alcanzó gran popularidad én los escenarios españoles hace algunos años, en la mejor época de la opereta. EL CINE y EN V 1 ENA com- Atlantic La pañía última E l breve reinado de F a y Lanphier ¿Recuerdan ustedes este nombre? Fay Lanphier es la bella californiana elegida M i s s América en la cabalgata de Atlantic City el año 1925. F a y ingresó inmediata- A r t e y comercio Samuel Goldwyn, durante. su reciente visita a Inglaterra llamó por teléfono a Bernard Shaw. E l productor americano quería adquirir una obra del. famoso escritor para un próximo talkie. -I Cuánto pagará usted? -preguntó Shaw. ¡O h querido maestro! Nosotros tenemos el propósito de hacer una superproducción extraordinaria con trucos sensacionales... s- T- Bueno, pero ¿c- tónto pagarán ustedes? E n v i a m o s g r a t u i t a m e n t e n u e s t r o f o l l e t o esp e c i a l m u y p r á c t i c o m u y a m e n o y, muy; alustrado. Afortunadamente para los nervios y el corazón del público español, de estas dos películas- -inglesa la primera y alemana la segunda- -no se ha hecho edición castellana. E n ambas, como en algunas obras de nuestro teatro ochocentista, mueren todos los personajes después de largas escenas espantosas. Ambas también, a más de ese parentesco de truculencia, tienen el de que son solamente habladas y no musicales o sonoras; ciento por ciento de habladas, según han dado en anunciar las Casas productoras. Atlantic es una evocación de la catástrofe del Titanio, aquel navio gigante, hundido por una montaña de hielo... Apenas si tiene un argumento que pueda desglosarse de la catástrofe, y que interesare al público prescindiendo de aquélla; por eso el afán angustioso con que se siguen los incidentes de la tragedia, comienzan desde los primeros, instantes las peripecias del salvamento, la distinta y dramática actitud con que cada viajero recibe l a noticia del inevitable fin de su vida, las desgarradoras despedidas de los amigos y familiares, la lucha salvaje por encontrar un atisbo de salvación en las frágiles embarcaciones que saltan al mar con un espantoso chirriar de cadenas, y entre ayes y vociferaciones... Todo ello le da un interés alucinante. Demasiado interés, exceso de interés: al fina! se tienen los nervios desmadejados y el corazón casi se nos ha subido a la garganta, con peligro de ahogarnos. Y o no os aconsejaría que vierais esta película, a pesar de que se puede reputar como una maravilla de técnica y de interpretación, si no tenéis un absoluto dominio sobre vuestros nervios; no está h ha para personas demasiado sensibles, porque ño sucede como con otras r
 // Cambio Nodo4-Sevilla