Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 8 D E MAYO D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 6 veces igualada, dignos por su talento, su patriotismo y sus virtudes de haber hecho la felicidad de España ¿Dónde se encuentran hoy hombres de altura, dotados de aquellas cualidades? E l interregno al presente sería más corto (única ventaja) Pero superaría a aquél en desbarajuste y estulticia. ¿A qué seguir? E l resto del libro no es sino la crítica más acerba que se ha escrito contra los liberales y contra la política, como carrera y medro. Los fundadores de la izquierda dinástica para darle estado civil comenzaron, como se hace siempre, por combatir al Gobierno y declararse sus herederos. Ante su programa, que contenía, en primer término, la Reforma Constitucional, Sagasta, aleccionado por la experiencia, d i j o Que las dos mayores calamidades de la nación española habían sido los pronunciamientos y los cambios de Constitución Incidentalmente trata o alude el conde a l viaje de Alfonso X I I a Alemania, que S a gasta consintió. E n o r m e falta de previsión, de la que andando el tiempo se acusaba Sagasta, y consecuencia de la debilidad de los gobernantes liberales, propicios en demasía a seguir, o por lo menos a no contrariar, el deseo o los caprichos de los Reyes; que es ley constante que cuanto más demócratas son los hombres que rodean a la realeza, más propensos están, si no a la adulación cortesana, a rendirse a las sugestiones del M o narca. A confesión de parte... ¿Pero no explica ese párrafo muchas de las intromisiones que el Poder Moderador pueda ejercer en las facultades del Ejecutivo? S e producirían aquéllas si los ministros supieran serlo? Inútil insistir. Anotaré la manera que tiene el conde de describir el Gobierno for- las dos cosas. E l orden es el más urgente afán... el Gobierno no dejará a la Nación perecer en medio de l a anarquía... Qué buena cita de Sagasta para reducir a la obediencia de la Ley a los autores de la revuelta y de la bullanga Pero los enemigos del orden no descansan. Sagasta los reprime con energía E l Gobierno pide la suspensión de las garantías; acusa o los diputados de ser responsables de. la revuelta y de la sangre vertida, que compromete las libertades alcanzadas por la revolución E l desorden impera. L o s alzamientos, precursores de la guerra civil, se inician. Los disturbios se extienden. E l estado de hiperestesia domina en los espíritus. T a l era el espectáculo que presentaba E s paña al año justo de haberse dado en la bahía de Cádiz el grito salvador que engendró la Gloriosa. ¿Cuál seria ese espectáculo al mes (que no esperaría al año) de proclamarse otra nueva gloriosa? ¿N o se dan cuenta de ello los que nos brindan con el desasosiego y la inquietud, y en vez de poner remedio y curaa los males engendrados por una Dictadura desatentada, se dan todo el arte posible para poner a España en trance de sufrir otra aún ¡más depresiva? Los que y a no discurrimos más que como ciudadanos, ajenos a todo prejuicio partidista interesado, tenemos derecho a interpelarles. Leed las palabras de P r i m tratando. del poco halagüeño panorama que presentaba el territorio nacional: E n un país que se encuentra en este estado de incertidumbre; en un país que se está constituyendo, en que lian pasado cosas como nosotros hemos visto: ayer una sangrienta revuelta en Cádiz, después otra en Málaga, luego otra verdadera batalla en Jerez; en un pueblo se degüella dentro de la iglesia al gobernador c i v i l en otro se atropella el Ayuntamiento: en un país donde pasan estas cosas, que si para nosotros significan poco, porque estamos acostumbrados a ellas y a otras mayores, cuando pasan la frontera se abultan de una manera extraordinaria, ¿qué extraño es que todos los príncipes que puedan ser candidatos digan: ¿quién va a meterse en un país semejante? Aceptó por fin D Amadeo. Sólo halló personalismos por todas partes; abnegación, por ninguna. E l Rey se cansó. Su mensaje abdicando está lleno de dignidad. A las pocas horas el ¡Rey pasaba la frontera. Su reinado había durado poco más de un año. E n él se produjeron seis crisis totales, y por tres veces se disolvieron las Cortes, convocándose otras nuevas. L a República- proclamada el 11 de febrero, no podía sostenerse. L a prueba resultó contraria a los deseos de los que con ardor y patriotismo la habían establecido. Meloso está aquí el conde. Su benevolencia le dura poco; de tal modo se impone la realidad: Poco más de un lustro duró el interregno de Isabel I I a su hijo, período cual ningún otro pletórico de transformaciones, de ensayos y revueltas; en él hubo de todo: Gobiernos provisionales, República con cuatro presidentes, Monarquía con Rey extranjero, alzamiento cantonal, luchas sangrientas en las calles, comienzo de nueva guerra c i vil, asesinato de P r i m los filibusteros, bandolerismo, secuestradores; en suma, ni una hora de tranquilidad, ni un instante de lepóse Y cuenta que sobre este cuadro sombrío se destaca una generación de hombres pocas 1 L 3 L aJIec irícii de vivir se manifiesta plenamente en Primavera. Brotes floridos en la naturaleza. Exaltación de lozanía y juventud en el espíritu. Patrimonio feliz de los sanos, de los que no tuvieron en sus nervios la inquietud o el agobio de un trabajo abrumador. Lleve a su sistema nervioso este sedante que ta Naturaleza brinda y ponga a su espíritu en situación de saborear también (a alegría de Mayo. Esto lo conseguirá tomando todos los días en una taza de té o tila, dos o más cucharaditas del AGUA DE AZAHAR LA En todas las Farmacias. Perfumerías y Droguerías. TENA- SEVILLA Madrid: Conde Xlqueoa, 15 GSIRALDA nervios sQclahvo cíe os La medicación natural y eficiente que regula el sistema nervioso. Destilada de pétalos de flores frescas de naranjo agrio.
 // Cambio Nodo4-Sevilla