Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. JUEVES 8 D E MAYO D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 10 peor, sino del solo reflejo de l a fama que da, por lo visto, el haber figurado en sus carteles. E s cierto que los autores españoles no han hecho obras para Ernesto Vilches. L o cual quiere decir que su arte no es lo suficientemente sugestivo para que inspire una creación dramática al poeta, cosa que ha sucedido siempre, es verdad, y seguirá sucediendo en el teatro, dada l a colaboración que implica un arte como el de l a escena, en que tan. varios elementos se han de unir para obtener el efecto teatral. Pero en toda l a gran literatura dramática universal, ¿n o ha hallado Ernesto Vilches caracteres que le hayan inspirado a él una interpretación personal? N o es del todo verdad que l a memoria del actor muera con é l Dime qué repertorio haces y te diré qué cómico eres E n cuanto a sus compañeros de profesión, que con él han trabajado ante los públicos de España y América, dos hay, actriz y actor meritísimos, a quienes sin duda van d i r i g i dos los tiros emboscados del gran comediante. Como director que fui de l a compañía de Irene López Heredia en su excursión a la Argentina, pude comprobar no hace mucho el éxito que tuvieron sus representaciones en Buenos Aires. Donde, por cierto, acababa de actuar Vilches con insistente re. cuerdo de público y crítica para su primera actriz de otras veces. Y precisamente el suceso de Irene López Heredia aquí y allá no ha sido en las obras con Vilches ensayadas. Sino en aquellas otras donde, por hallar- más expansión sus condiciones de actriz- -enseñada, a la verdad, con su primer director, pero resuelta ya a mayores empeños- mejor se podía apreciar la- coacción ejercida sobre su temperamento dramático por aque- LA IMPORTANCIA D E LLAMARSE ERNESTO cionados, sin ir más lejos, el Rubio de La Malquerida, de Benavente. A l cabo de unos cuantos años de provechosas campañas, por l a América española especialmente, Ernesto Vilches se despide A propósito de unas declaracio- del teatro por medio de unas declaraciones en un periódico de la Habana- -referidas en nes sonoras estas páginas teatrales de A B C- para dedicarse al cine sonoro en Hollywood. Nos Ern, esto Vilches es un cómico excelente. Nadie lo pone en duda. Inteligentísimo en el parece acertadísimo, el nuevo empeño del i n geniosísimo actor, y creemos que en el cineejercicio de su arte, y convencido, por lo parlante hallará al cabo la medida cabal de tanto, de l a limitación de sus facultades, ha organizado, en torno a su persona escénica, su temperamento artístico. una compañía adecuada bajo su dirección a A h o r a bien al decidirse a tal intento, no un género especial de teatro, en que la figura ha querido Vilches dejar de anunciarlo sodel protagonista- -como en las películas- -noramente. Y en vez de lanzarse a l a pelícucaracterizada por trucos de mero espectácula hablada sin reservas, por impulso de una lo, no necesita apenas de la expresión verinquietud que en el afán de atemperarse a bal. Los mayores éxitos de Vilches son ca- las necesidades artísticas de la actualidad y ricaturas, finísimas a veces, de tipos exótia las exigencias del público, hallaría su mecos en el- ambiente español, y que, por lo jor justificación, prefiere dárselas de desentanto, son susceptibles de una traducción teagañado del teatro en que se ha experimentral balbuciente, al imitáY, con gracia innetado su maestría. gable, los acentos extranjeros a nuestro A ser rigurosamente ciertas las declaraidioma. ciones de Ernesto Vilches al susodicho peNo es, no, Ernesto Vilches Un gran acriódico cubano, nada le debe a nadie el potor capaz de interpretar los grandes persopular actor. Ni á autores, n i a compañeros najes del teatro universal. L a variedad de de profesión. D e críticos y espectadores, no que alardea en sus figuraciones es puramen- habla, siquiera fuera para menospreciar su te exterior y mecánica. Desde luego, el deconcurso y colaboración, ineludibles para talle característico de su manera de repreque la función teatral se. realice. sentar, la minuciosidad con que compone Nada les debe a los autores- -dice- que sus papeles, sería de todo punto admirable no. han sido capaces de escribirle comedias como adorno de una comprensión general a él. Sus mayores éxitos los ha obtenido- -semás amplia; si procediera de dentro a fuera g ú n confesión propia- -arreglándose a su en el carácter de sus encarnaciones, y no medida comedias y papeles ajenos. Nada les ele fuera adentro. E n los primeros tiempos debe a sus compañeros de arte, todos ellos de su carrera obtuvo legítimo aplauso haingratos- -y, sobre todo, ingratas ellas- que ciendo papeles episódicos en el reparto de una vez separados de su compañía, viven comedias cuya responsabilidad principal no- -siempre según su impresión personal- -no le incumbía. Recordemos a los buenos afiya de lo que con él aprendieron mejor o ANTES DE EMPRENDER EXCURSIONES, principalmente en a u t o m ó v i l f r ó t e s e bien todas las partes del cuerpo expuestas al aire, sol y polvo, con REM 4 NIVEA Droguería Su cutis adquirirá resistencia contra los efectos perniciosos dei tiempo, quedando siempre suave y terso. Al regresar de la excursión, podrá Vd. lavarse Qn agua fría sin temor a que se le levante y despelleje ta piel. La C R E M A NIVEA es la única crema que contiene Eucerita produelo simi lar a lá grasa de la piel, y a él se deben los maravillosos resultados La CREMA NIVEA penetra fácilmente en la piel sin dejar brillo alguno De venta en toda buena Perfumería, y Farmacia Pías í 3. -el tarro de vidrio azul. 2,50 el tubo de e s t a ñ o grande. (Timbre aoarte) I 6, -el tarro úz vidrio de luio 1 Elaborada en el L a b o r a t o r i o de Madrid REDER, LA P A S T A D E N T Í F R I C A PCBCCO por su aroma fuerte refresca el aliento. Pts. 2. -el tubo grande, Pts. 1.25 el tubo mediano
 // Cambio Nodo4-Sevilla