Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANDALUCÍA. var el tono confidencial que hace a cada uno imaginarse formando parte de una tertulia íntima, diestros en el arte de entretener durante horas con gracia y amenidad espontáneas y con esa elegancia que consiste en hacerse perdonar el ingenio, la originalidad de las ideas y de las imágenes a fuerza de bonhomie. Ese género de oratoria fácil- -fácil de oír- -lo ha creado nuestro compañero. N o hay nada parecido en el resto del mundo, como Le Fígaro, de París, ha reconocido. Otra cosa son las causerics y los discursos grandilocuentes y las disertaciones académicas leídas en alta voz o recitadas con s i mulación de irlas improvisando, todo lo densas de ideas que se quiera, pero en las que encolamiento y perfección vienen a ser siempre simultáneos. Mientras que Sanchiz es una especie de juglar de ahora, que en vez de ostentar con énfasis su sabiduría- -como hacen los rastacueros de la c u l t u r a pone empeño en disimularla, en diluirla amablemente, en distribuirla sin concederle v a ler, que es como las gentes bien educadas tí esde la cuna hacen sus regalos. E l público, que, como es lógico, saborea la belleza i n tuitivamente, aprecia y gusta las calidades y los matices de esa modalidad moderna de la poesía sin rima y sin más ritmos que los internos. se desvanecen en lenta gradación, simultánea con l a aparición de otras figuras que se les superponen y acaban por substituirlas. Dinámica del pensamiento vivo, que nada tiene que ver con la obra muerta de los tópicos oratorios ni de la retórica tradicional. Pero a la que llamamos generación del 98 se le agotó el caudal de la generosidad en la tarea de lisonjearse a sí misma o en asegurarse l a indulgencia de las de última hora. Los aplausos que el público tributa al escritor creador de un arte oral nuevo l a desagradan, y en cuanto tiene ocasión expresa su disentimiento. Y así disfraza, con l a apariencia de una afirmación de independencia de carácter, lo que en el fondo no es más que una reacción de su narcisismo. PAG. 7 carácter. Claro que si t algunos de nuestros conspicuos oradores les quitaran el mal carácter quedaría muy poquita cosa de ellos, o sea ¡a oratoria monda y lironda, que es una de las mayores plagas que padecemos en España, y que, sin da, conservan con tanto afán, por desconocer las palabras de La Bruyere: G r a n desventura es el no tener suficiente talento para hablar bien ni bastante juicio para callarse. Rara vez se arrepiente uno de hablar poco; muy a menudo, de hablar demasiado. Pero debe ser muy preciso el discursear, aunque yo no he podido nunca explicarme- -lo que rio es obstáculo para que tenga explicación- -el por qué el oficio de legislador tiene que i r aparejado al de charlatán. ¿Por qué para gobernar, para ser un gran estadista, hace falta saber hablar en público? L a mayoría JUAN P U J O L de nuestros gobernantes han sido grandes oradores- -perdonándoles, desde luego, el chaparrón de tópicos que nos han endilgado y los lugares comunes políticos que les hemos padecido- y la mayor parte de su PLAGA NACIONAL obra nunca se ha cristalizado, por el tiempo que se ha perdido en discusiones estériles, que, por lo visto, no perseguían otra La oratoria finalidad que poner de relieve ante el púAhora que ya se empieza a hablar de elecblico la resistencia de garganta del oficianciones bueno es que los futuros diputados te y su caudalosa oratoria. conozcan lo que miss Mac- Phaii, única muEspaña, indudablemente, es país de oraPero cuidado con el arte de los. juglares, jer diputado de la Cámara de los Comunes aunque sea en prosa. E s fácil de oír, difícil del Canadá, ha aconsejado durante un de- dores, y no hablemos de América, de nuestra América, porque allí hay un Castelar de imitar. Uno de estos profesores traducibate reciente. en cada ciudadano; l a oratoria tropical dos del alemán que padecemos aquí, de alma La citada señorita, hablando de la salud es algo muy serio; asistir a un mitin de genopaca y áptera, dijo un día para condensar pública, ha dicho a sus compañeros del sexo te de c o l o r vale la pena de soportar las el enojo que l a oratoria de García Sanchiz masculino que deben hacerse operar las molestias del viaje, pero lo malo del caso le causaba: amígdalas para no dar nunca pruebas de mal es que para llegar a escalar cumbres poli- -E s o es género ínfimo. ticas hemos convenido en que es impres- -Es lo que, oyendo cantar al ruiseñor cindible poseer una gran facilidad de pa -pensé- opinaría el camello. labra y saber y poder exponerla públicamente. N o importa soltar camelos, decir vaPara producir ese arte ha sido necesaria, ciedades, no tener lógica; los oyentes pasan en este caso, l a coincidencia de dos cosas por ello con mansedumbre corderil; los oyenigualmente raras: una, l a originalidad con tes, lo que esperan es el do de p 2 cho, aplauque Sanchiz percibe el mundo visible y desdir al divo que los enloquece soltándoles cubre imprevistas, pero exactas relaciones un ramillete de tópicos, y ésta es una de entre los seres más dispares. P o r algo O r nuestras mayores ruinas. Mientras se habla tega y Gasset le llamó, hace años ya, el no se ejecuta, y los pueblos no viven de paimaginífico. Otra, la multiplicidad de sus labras, sino de hechos que se conviertan viajes y andanzas por tierras y mares, que en realidades. E s bonita la oratoria, al exle han hecho cruzar el mundo muchas veces, tremo que es un arte cuando se llega a la desde este Madrid, que hace pensar por tanPARÍS ADORNAR SU JARDÍN perfección, de ella, pero también hay otras tos aspectos en el Ñapóles del Rey Bomba, A r t í s t i c a s macetas de c e r á m i c a bancos y artes, tanto o más bellas que la que me al Nueva Y o r k de las perspectivas cubistas, fuentes de azulejos. vengo ocupando, y sus poseedores nunca y desde las pampas argentinas a los puerC A B A L L E R O Mayor, 80, M A D R I D han legislado. H a y muchos ciudadanos i n tos del Extremo Oriente. Lecturas, viajes, teligentes, patriotas y dignos, que segurasensibilidad para asomarse al espectáculo de mente conducirían por mejores derroteros la vida, como si él fuese quien por primera a una nación que los charlatanes de oficio. vez lo viera y para expresarlo hubiese de Ha habido discursos sensacionales aquí y inventar todas las imágenes. D o n personal, fuera de aquí, que han sido origen de granque conocen bien cuantos en l a intimidad le des hecatombes; brillantes piezas oratoC O N C U R S O N U M 10 tratan. Y cultura. L a de los libros y la que rias que han dado como resultado una gueSe saca a concurso la c o n s t r u c c i ó n del por inmersión y frotamiento se adquiere en rra, y, por lo tanto, que se desangrara e! puetrozo tercero de la carretera o camino de una vida intensa, variada y activa. Cultura blo. L a s masas son muy asequibles al espeservicio en la zona del canal de riego del de las ideas, de los sentimientos y de las juelo del verbo cálido y vehemente, y los Guadalquivir. maneras. Todo eso ha sido preciso para obque lo poseen, generalmente, saben explotarL a Gaceta de Madrid del d í a veintitener esa poesía sonriente, esa ironía que nueve de abril ú l t i m o publica el anuncio lo para adueñarse de ellas y conducirlas 110 envenena, ese poder de evocación que da y modelo de p r o p o s i c i ó n adonde al pastor le interesa. a la palabra una maravillosa fuerza expreCreo que todos los Gobiernos, ya que no siva. Y un buen gusto que le permite, ante queda otro remedio, deberían limitar el núla inquieta expectación ajena, trazar lumimero de minutos de que cada orador puede nosos arabescos en torno a los temas que disponer para salvar a la ciudad o a! a P a parecen más resbaladizos, sin que, a desEl a u t o m ó v i l americano perfecto. tria, ¡a h! y con prohibición absoluta de pearlo de las sinuosidades, volutas y digreM A R I A N O S A N C H O S. A poder traspasarlos a un compañero, porsiones con que se diría que los complica, se M a r t í n e z Campos, 9. Tel. S 2623, Madrid. que a lo mejor podría ocurrir lo que se hace enturbie l a claridad en que acaban por descon las licencias de taxis y con las tabertacarse en todas sus facetas. nas, y entonces el más adinerado acapararía todos los minutos y consumiría ínte ¿Hay algo más distante de la oratoria gra la sesión. cura tos, catarros, fatiga, gripe. 4,15 ptas. clásica que esta manera proustiana de hablar No les quepa duda que ponerle trabas en confidencia, de describir a pinceladas tea la oratoria, dosificarla, y aun suprimirla, nues, de evocar como por un oleaje de maHOTEL LEONES- MARM 0 LEJ 0 sería un gran bien para el país, porque si tices o como por una acumulación de reflepara llegar a gobernar hay que ser un gran jos? T a n moderno es esto, que una desorador, entonces ya sabemos cómo termicripción de Sanchiz parece un trasunto de nará García Sanchiz. esas películas cinematográficas en que las imágenes no desaparecen de pronto, sino que JACINTO C A P E L L A 1 CiFEOEiU S I I B I H L HIDROG R V I M DEL GUADALQUIVIR JARABE CHELVI