Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
rer sanar. Lord Byron hizo todo por substraerle a su nía! que era. e: i resumen, el tedio infinito que resulta de una; líbico insatisfecha; todo, menos ponerse en manos de un médico. La erotománía no tiene nada que ver con el sentimentalismo. Excusar los desórdenes del poeta inglés porque no! logró verse correspondido en su: primer amor es desnaturalizar las- i cosas. E l erotómano no deja de serlo porque la mujer codiciada le abra los brazos. Si Mary Ctiawofth hubiera sido suya el destino- de aquella I mtrer no habría sido distinto del de otras que se le rindieron. E l amor en un ser normal puede llenar una gran piarte de su existencia. E i relativo equilibrio; de las sociedades prueba que el vicio hace menos estragos! de los que suponemos. Pero l Byron era un ¿normal. ¡Por qué negarlo, si salta a la vista? Todo diel que se siente poseído, cautivo, me. cho, de un vicio, lujuria, alcohol o dinero, es un caso patológico y procederá, cuerdaemente pasando del confesonario, que alivia el alma, a la clínica del médico, que remedia los deterioros de la! salud. Pera lord Byron anduvo siempre desavenido! con la Iglesia: y con la terapéutica. Quería curarse una agitación con otra del mismo; género. Su primer y más grande error! es el desprecio constante de la higiene. ¡A a N a turaleza, que le había heehjo nacer; grueso, opuso él un régimen absurdo de; dietas prolongadas, y, para; no sentir e! desmayo que acarrea el hambre, bebía whisky sin moderación. Eso, por lo que se! refiere a la salud. U B E D A (JAÉN) V I A J E R O S N O T A B L E S Espiritualmente quería ser siempre la actualidad, que es el flaco de los grandes vaE L CAPITÁN. GENERAL D E LA PRIMERA REGIÓN, E L GOBERNADOR MILITAR D i MADRID Y SUS ACOMPAÑANTES, VISITANDO LOS MONUMENTOS. (FOTO TA ¿AVERA) nidosos, y como no podía conseguirlo portativa de su temperamento. O es un an- esos enfermos habrán curado nuestros neu- que la atención social va de unos ¡asuntos sioso acosado por imágenes o un desviado, rólogos? A docenas. Sobre su tratamiento a otros, él pretendía alterar ese ri mo de tempo- En los dos casos una buena higiene puede saben tanto Juarros y Villa verde como ¡as cosas escandalizando! a sus cor. restituirle la paz interior. ¿A cuántos de Broiler y Dubois. Lo que hace falta es que- ráneos. Era su manera dé ser actual. En 1 l 1 ER Y HOY Niñón de Léñelos, famosa por su cutía eternamente joven, cuidaba de su tít Ileza con cien mixturas extrañas. Ley mujeres de nuestra época cuentan con medioJ menos complicados y más segu l ros. Cpicreme Coty deliciosa crema de noche, limpia el cutis de las impurezas adheridas a él durante el día y constituye a la v ¿z un alimento lcom pleto para la piel, nutriéndola intensemente y evitando o suprimiendo las arrugas y surcos del rostro. J Por la mañana, como fin de vuestra toilette bastará una pecjuéña Canti- dad de Crema Coty que preserva la piel de los efectos del aire y del sol, elimina asperezas, evita en absoluto el brilló del cutis y firma la ba e peffecta para los Polvos Coty j He aquí un sencillo tratamiento que proporcionará a vuestro cutis suavidad y juventud eternas. JBI R O L D O S- T I R O L E S E S S. A -xJ L V I PARÍS
 // Cambio Nodo4-Sevilla