Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
K B C. J U E V E S íg DÉ M A Y O D E Í 93 Ó. EDICIÓN D E ANDALUCÍA, PÁG. 8 jdaces, pero viables y posibles, fuentes! de riqueza y bienestar, como la abolición de los latifundios, y Canalejas, s- i no le hubiesen ¡matado (y le matarqn precisamente porque lera una afirmación de la posibilidad th el orden) con la prudencia y mesura! que enseña la experiencia; hubiese realizado su iprograma. Sucede en la política española que se preitende empezar por: las consecuencias en ¡afirmaciones de formas en vez de: prjinero ¡analizar y especificar, las causas. N o se dic al defender la M o n a r q u í a Defendeiric ¡adaptación de las fórmulas modernísimas o lia forma monárquica? menos, al preconizar l a República: Espejamos con ella traer el bienestar al través dé tal y tal reforma (creo que la secularización de I05 cementerios importe... ni a los difuntos) siíjoj que E n los Estados Unidos, uno, si no el ¡se llena la boca con las grandes palabras: más demócrata de los pueblos del mundo, ¡Monarquía, República. corre el dinero a raudales en las elecciones, ¿Afirmación m o n á r q u i c a? Pensando! así es empezando por las presidenciales. Pero, eso justísima, pera ayudada, -mejor plasmada en sí, no se perdona medio de triunfar, sabien- representaciones y ef esfuerzo material. Los do lo que cada cual representa, la labor que monárquicos tienen el deber dé saber lo que desempeñará 1 y las ideas que imperarán con quieren y gastar fuerzas v dinero, en ello, él. L a doctrina de Monroe, la intervención no para descargar éin la M o n a r q u í a la resen los asuntos europeos, ia ley seca la ponsabilidad, sino para ayudarla conscienteabstención o intervención armada en los mente ¡I i pueblos de Centroamérica... Nada a ojos I ¿Los republicano M u y respetable la cerrados, pero todo conscientemente. idea, pero sabiendo c u é prometen; y ¡dónde Justamente uno de los grandes defectos ¡llevan, no una simpatía o antipatía persode las masas españolas es obrar por i m nal, no Fulano o Mengano, sirjo ¿qkié? pulsos, por simpatías o antipatías, porl cora- I Reforzar la cimentación, jnsto ¡y bueno, zonadas. Pocos han sido ¡os hombres que! pero sabiendo lo que ayudamos a j sostener, han tenido una representación clara y neta, i- y entonces sacrificándonos, no én parad; s de quienes firmemente sabían adonde ¡iban. vanidad, sino en cosas vitales! ¿Derruir... Cánovas, P i y Margall, claro que el i n Bueno, pero a sabiendas de lo quej se: Va a menso Costa, Canalejas, Dato y, en su esconstruir después. i pecialización, Villaverde. I E l mejor acto de: afirmación, el e s ñ e r z o Y la prueba de que en el constituciona- y sacrificio conscientes. i lismo todo cabe y es posible está en el caso AXTOXIO DK M O Y O S Y V I N F X T Canalejas. Había en su programa cosas au- das, cuya eficacia es mediocre, sino actuar. Pronto h a b r á elecciones, y aquí si que pueden realizarse actos de verdadera; afirmación, no dando vivas y haciendo reverencias, sino ayudando de verdad, dando... dinero. i Enunciado esto así, es feo, vulgar, pedestre, pero es una realidad. Los españoles deben, primero, saber qué representa cada diputado, grupo o fracción; qué va a realizar, qué promete, cuál es su programa, el matiz de su ideología, los medios de realización. Después, si las gentes representan lo que dicen efectivamente y ofrecen garantías de cumplirlo. U n a vez seguros de todo esto, ayudar al triunfo, sin cobardías íii vacilaciones, sin titubeos ante sacrificios necesarios, i no significa que no debe pretenderse acumular razones inútiles. Pues si esto acontece en lances de reducido radio, mucho m á s con una Monarquía que, además, de buena íe, no cree nadie obstáculo insuperable a nada, y desde luego creen todos, si 110 imposible, dificilísimo y arriesgadísimo de substituir. Y no vcy a referirme aquí a la labor de los enemigos o adversarios, cuya cooperación negativa es respetable, pues sirve a sus ideales, sino a los partidarios que hacen daño pecando por exceso de celo, trop de cele, como dirían los franceses. L a Monarquía constitucional es, hoy por hoy, la única fórmula de Gobierno bajo la que la vida española puede desenvolverse sin necesidad de unas violentísimas agitaciones, que probablemente tardarían mucho, quizá generaciones, en aquietarse, y, como casi todas (todas, mejor dicho) las revoluciones violentas, dejaría el paso a... una Dictadura. Sin destruirlo todo, no las riquezas de la aristocracia ¡pobre aristocracia! que van siendo un mito, como la sierpe de mar, sino todo sencillamente- -fuentes de riqueza, canteras de, bienestar y hasta medios de vida por el trabajo- como en Rusia (tal vez la vida rusa será, andando los tiempos, una fórmula social nueva, e incluso posible, pero... después de medio siglo de agitaciones atroces) es la fórmula monárquico constitucional la normalidad m á s apta para la evolución hacia un sentido liberalísimo de la vida. Es, pues, natural que todas las clases sociales de orden, muy en especial las conser- vadoras, realicen grandes esfuerzos para la afirmación. Pero esta afirmación a que m í refiero aquí no es realizar una serie de parar A i fiflMAVE ¡xige a las señoras un esmerado cut de aquellas partes del cuerpo expuestas al aire, so y polvo. Únicamente con su usó continuo se consigue tener el cutis puro, sano y resistente a la temperatura. surte efecto t sorpitendent La CREMA NIVEA penetra con facilidad en la epidermis; sin dejar brilo alguno. í l a CREMA N 1 V A, debide a su contenido en Eucerita A c venta ti toda buena Perfume, OrogUfrta y Farmacia A sesetas 5, -e l tarro de vidrio azuí. 6, -e l f t M T o d e v W r i o d e l u j o (Timbre aparte. de estaño grande. Elaborada en el Laboratorio; REDER, de Madrid LA P A S T A D E N T Í F R I C A PCBCCO proporciona aí aliento un aroma fresco Pts. 2 -el tubo grande, Pts. 1.25 el tubo mediano
 // Cambio Nodo4-Sevilla