Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 3 C -J U E V E S is D E M A Y O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G n A la Santa María de la Cabeza miraba ¡este jeroglífico: U n a ciudad con su cerca, y por lo alto un rostro de mujer con este rótulo: Immacidata mulier, y en castellano: P o r corona del var 6 n, E l Sabio, ilustre María, L a fuerte ciudad os fía. E l de Madrid era: U n pavón real, los ojos en el rostro del sol, haciendo vistosa rueda los de sus plumas en sus rayos. E n la lengua latina: Philippo praesente splendeo, y en la lengua común L a presencia de Felipe, César divino español, Convierte mi rueda en sol. Por todas las calles que recorrió la procesión se pusieron vallas, y enfrente de P a lacio se alzó un teatro para las danzas de negros, de locos, de galanes, de franceses, de Brabonel, de Melisendra, del Emperador y de las gitanas. E l otro teatro alzóse en la plaza Mayor, como queda dicho, para que los Consejos viesen y gozasen las dos comedias de Lope. Las cuales se presentaron primero en. Palacio y luego ante los Consejos. Las máscaras, luminarias y festines duraron toda la octava, y fueron de tal esplendor, que su recuerdo permaneció siempre vivo en la memoria de cuantos lo presenciaron. EL Corpus que siguió a estos íestejos fué igualmente memorable por una justa literaria cuyas poesías y premios se publicaron en un. teatro que se hizo én el segundo patio de Palacio para que gozasen estas fiestas Sus Majestades y Altezas y toda la Casa Real Leyó la poesías el madrileñísimo amante ¡de El Labrador Lope Félix de Vega, que imprimió relación de estas fiestas y comedias y justas poéticas, dirigida a esta insigne villa, en quarto ¿Por qué no se habrá acordado Rivas Cherif de estas famosas comedias del ingenio glorioso de Madrid? Y ya que sea por imposibilidad material; ya qv. e no se pueda reponer en un tablado moderno, y no sobre carros de grandes armazones de madera y lienzo, alguna de las dos gloriosas comedias, ü no oiremos esta noche en el Español alguno de los romances que en 1622 compuso Lope en loor de su Santo madrileño? Noticias menudas. -En Madrid ha estado dos días nuestra gran bailarina de fama mundial La Argentina, que se halla totalmente restablecida. Hace dos meses que tuvo que operarse en Nueva Y o r k de apendicitis. Ahora piensa reanudar las representaciones de sus bailetes españoles. -E n vista del triunfo logrado en M a drid, María Teresa Montoya ha decidido quedarse en España. Después de un breve descanso veraniego, empezará a actuar en un teatro de la corte, de primeros de septiembre a fines de la temporada 1931. -S e han entablado negociaciones para íque el Cervantes vuelva a ser teatro desde i. de septiembre. Se lo disputan Sánchez Rexach, para hacer una temporada de vodeviles, y otra Empresa que quiere llevar una compañia de comedias burguesas. -E l primer estreno en el teatro Gran Metropolitano será ¡Morena y sevillana! que Paso, Borras y el maestro Luna están escribiendo ahora, y que substituirá a Las bellezas del mundo a primeros de junio. -Las obras del nuc. -c teatro de la Gran Vía se han mterrumpieo, perqué los constructores necesitan unr, f? ja i b terreno, para FERNANDO SOLER las obras que pone en escena, más que el elemento dramático, el elemento trágico. Su teoría es que, cuando una obra contiene verdadera poesía, hay que llevaría, mediante una estilización o con cualquier otro noble artificio, al clima severo de la tragedia. Y, ello sin disminuir los caracteres distintivos de los personajes, sino haciéndoles más esquemáticos y representativos. Los gestos no acompañan espontáneamente a la palabra, sino que la subrayan, y, como dice Renato Simoni, la aislan de un momento a otro momento, casi para sintetizarla solidificándola. Hablando con más claridad, un gesto no es ya la continuación y desarrollo de otro gesto precedente, sino una interrupción de la inmovilidad permanente. Es decir, los personajes, cuando no hablan, permanecen recogidos en una actitud estatuaria: la actitud de la atención, de la sorpresa, de la curiosidad, del ansia, del terror, del infortunio. Nuestro D. Ramón del Valie- ínclán ha detendido muchas veces, con esa intuición genial con que suele tratar los temas dramáticos, esta misma concepción rusa de ¡a actitud trágica sobreponiéndose al gesto f r i volo. Tairoff lleva la teoría al último extremo. E l personaje, cuando empieza a hablar, surge, por así. decirlo, de un sentimiento en potencia, para formular con el movimiento un sentimiento en acción. N o hay, por lo tanto, matices. C o n tales personajes no puede acomodarse la escenogratia usual de dos dimensiones, y hay que substituir la pintura con la arquitectura, ofreciendo volúmenes en lugar de superficies. Para evitar un realismo pesado y abrumador, se necesita recurrir a simplificaciones sintéticas en relación con el valor y significado de la obra. E n el Huracán, por ejemplo, Tairoff lia querido que la mise- en- scéne represente casi materialmente el estado de opresión familiar en que viven la mujer y los hijos, colocando a través de la escena algo semejante al arco de un gran puente, bajo el cual se desenvuelve la acción sombría y angustiosa, como la vida de los personajes. Con leves transformaciones, el arco se convierte rápidamente en una habitación. Otro expediente afortunadísimo de T a i roff es que, cuando los personajes han de expresar una esperanza o han de palpitar en una pasión liberadora, que los aleje de su penosa existencia, se marchan por escalas y. planos inclinados y plataformas, colocados Jjajo el puente. ¡Qué estupendo desfile- -dice un crítico italiano- -de cortejos de tres y cuatro personas, qué magnífica combinación de formas y colores, moviéndose lentamente, ascendiendo libremente o descendiendo luego profundamente! Aunque se discuta esta mise- enscéne, es preciso reconocer que es interesantísima, como todo estudio serio y amoroso que tienda a dar al teatro mayor potencia y a hacer una exaltación del intelecto y de la fantasía. Son síntomas de vida. Y en la- competencia enorme que hoy tiene que combatir el teatro, necesita para la lucha todas sus más nobles fuerzas. El negro de O Neiü. -El viaje de los rusos por Europa tiene, sin duda, un gran interés artístico e informativo, y por ello queremos dar noticia detallada de su paso por Italia, donde han estrenado también con el título de El Negro, el drama de O N e i l l Todos los hijos de Dios tienen alas- i Qué sería- -dice un periódico- -de este drama sin la interpretación escénica de T a i r o f f? Es d i fícil decirlo. A través de la representación rusa no es posible analizar la obra. E l mérito del director supera al del autor. O N e i l l proporciona a Tairoff la materia para des- En la reposición de obras conocidísimas y en el estreno de Satanelo, de Muñoz Seca, ha conseguido atraer la atención del público madrileño este admirable actor mejicano, de talentos, variados y de muy flexible sensibilidad artística. cuya venta pone, según parece, dificultades el Sr. Echevarrieta. -E l teatro de. verano de la plaza de A n tón Martín abrirá en breve sus puertas con una compañía de género chico. -E n contra a lo que se ha dicho, en E s lava no se ensaya nada. Sigue creciendo el éxito de Las pantorrillas, y la opereta bufa El general Capirote, de Arniches y Abati, no se estrenara hasta el mes de septiembre. UN TRASPUNTE INFORMACIONES NOTAS Y EXTRANJERAS Teatro ruso en Italia Las teorías dramáticas de Tairoff. -La compañía del teatro Kamerny, de Moscú, dirigida por Alejandro Tairoff, está dando en Milán una serie de representaciones, la primera de las cuales fué el Huracán, de Ostrovski. E l interés de esta expedición de artistas rusas por Europa, más que en. las obras, ya conocidas, reside en su realización, pues Rusia tiene fama de figurar a la vanguardia del movimiento renovador, de la mise- en- secne. A partir dé Appia, todos los regisseurs jóvenes que han triunfado en Europa han dado al cuerpo humano una importancia extraordinaria. T a i r o f f busca en mm Única contra la diabetes y convalecencias. Temporada oficial: desde 1. de mayo a 30 de junio. Grandes reformas en. el balneario. Gran hotel. AGUAS DE FUENTE AGRIA VilSaharía- Córdoba