Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIüKiNitítí 16 D E M A Y O DJ 1930. EJJlCiO. isI U ü AW 1 AJL O CAÁ P A G O de su gran pasado histórico. Es el pueblo que, como ningún otro, carece de resentimientos, de sueños de desquite, de irredentismos, de ambiciones de conquista. Por abatimiento tal vez? Pero antes de aventurarnos a la exploración de las causas más íntimas, conviene que reconozcamos el fenómeno en toda su originalidad; que nos demos buena cuenta de un hecho que llega tan adentro del ser nacional. Y esos toreros convertidos en inteligentes revolucionarios de la agricultura nos dicen también cómo está España predispuesta para las mejores experiencias. Éste era el oportuno mpmento para implantar en España una politica de realidades ai estilo de hoy, o sea una política económica y. productora, de mejoras técnicas, de fomento educacional, de progreso sistemático. España, que había hecho el sacrificio de liquidar su pasado heroico, que se descastizaba hasta el punto de humanizar e intelectualizar al torero, ¡con qué avidez hubiera escuchado a los políticos de nueva ideología, y cómo hubiera secundado a los nuevos gobernantes que vinieran Este fenómeno de transición profunda la- a modelar una Patria transformada. Pero en tente en nuestra Pafria es lo que no acierta lugar de unos políticos prácticos, a tono con a ver la generalidad de los españoles ilusla enorme transformación nacional, qué es trados. Hablan, si, de transformaciones, de lo que contempla el país? Por ahí andan, anhelos y de necesidades; pero no saben en antiguos hasta la desesperación, vacuos, paqué consisten. L o evidente es que España labreros, esclavos de la m á s vieja retórica está cambiando profundamente a los ojos de y de los m á s manoseados latiguillos; por ahí los propios españoles desorientados. ¡Se pienvan, los políticos que se definen y no se desa bastante en este fenómeno trascendental? finen, mezclados con los vulgares agitadoE s p a ñ a era un pueblo belicoso y puntilloso, res... Y este desnivel entre el progreso de! y se ha transformado en un pueblo completamente pacifista. T a n pacifista, que, com- país y el atraso de los políticos, entre- la renovación interna de la nación y la vejez y parada con España, la misma Holanda revacuidad de la politica, es la tremenda trasulta una nación imperialista y guerrera. gedia que tiene que soportar actualmente N o existe en toda Europa una nación que España. aventaje a España en l a voluntad de liquidar tocias las cuentas gloriosas, marciales, JOSÉ M S A L A V E R R I A disimulo de aquella sonrisa de auténtico deportista; del deportista que llamaríamos de puro estilo inglés, si antes no hubiera existido entre nosotros el caballero que rompe lanzas- en. los torneos con la sonrisa en los labios. D i r á n que este tránsito de la torería a ia agricultura intensiva y experimental significa una traición cometida contra la raza. Equivale, en efecto, a descartar uno de los ademanes m á s característicos de la tradición española. Si el concepto puro de lo castizo se halla en Goya, el Bombita es el menos goyesco de los españoles. L a norma goyesca, el casticismo resultante de Goya exige que el español- sea un ser sanguinario que arroja a los perros de presa contra los toros y manda que el viejo torero clásico, magnífico de heroísmo, perezca en la plaza con las entrañ a s al aire entre los rugidos y los llantos de la muchedumbre conmovida. Ahora, como vemos, un torero puede ser una persona que se preocupa de Implantar los métodos agrícolas m á s adelantados que se emplean en los Estados Unidos. ABC E N V 1 ENA Bohemia Había ido esa noche a ver una opereta recién estrenada. M e llevaba un deseo comercial, de lucro probable, no un afán de arte... Aquí podría hacer una pequeña d i gresión para indicarte que. conozco perfectamente la línea que separa el arte puro del arte aplicado, es decir, de lo que sólo es hijo de un estímulo dé belleza y de lo que, a más cié por este estímulo, ha sido creado también por la voz perentoria que pide pan, y en ocasiones algo de mermelada: lo necesario y lo superfluo... Podría intentar, al menos, esa digresión, pero no estoy muy seguro de salir suficientemente airoso de mi empeño. Debo reconocer que esa linea divisoria es demasiado sutil para mis ojos, pero cuando algún caballero me habla de ella y de lo orgulloso que está de sí mismo por no haberla pasado nunca, ateniéndose sólo al arte, me parece adivinar en su boca un gesto glotón, como si aún estuviera relamiéndose con el recuerdo de la última mermelada o con la esperanza de la mermelada futura. Aquella noche había ido a ver una opereta mas no tuve paciencia para llegar al fin de la obra. L a obra era mala, pero además estaba representada por Mariscka. Creo que se escribe así. el apellido de este señor, aunque no me desagradaría equivocarme, porque no quisiera contribuir en lo más mínimo a qué su nombre fuera umversalmente conocido... Y o amigo mío, odio a Humberto Mariscka. Comprendo que no se debe odiar a nuestros semejantes, que. Cristo m u r i ó e n la cruz para darnos ejemplo de amor y de sacrificio... Pero no puedo evitarlo; es más fuerte que mi voluntad. Medicamento agradable, inofensivo siempre en todas jas edades y de resultados positivos para quitar el dolor de estómago, acedías, vómitos, aguas dé boca, malas digestiones, diarreas en niños y adultos, etc.
 // Cambio Nodo4-Sevilla