Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
5 ít ü 0: 1 ca CUTIS NACARADO ¡j- t brillo discreto y juvenil de blancura ideal, sin usar polvos, da en el acto Suero Der ní Irán usando Loción Muñemis Pele í ele ÉSfjSvtíí Venta en toda perfumería y en la dé Pele Pl y Margal! ftSfr J MADRID 4 Encontrándose vacante la niassa de Cobrador ds ¡L A U N I O N D E E M P L E A D O S D E ESJiliTÜIClO, Sierpes, 52, ss saca a concurso, bajo las siguientes condiciones: Sueldo mensual, 125,00 pesetas. Comisión, el 3 de cobranza efectuada. E l plazo de admisión de solicitudes termina el día 24 del actual. Fianza exigida, 3.000 pesetas erí efectivo. Sevilla y mayo de 1930. 1- 1 v Mw Sociedad Cooperativa de Crédito Hipotecario- Madria Préstamos a interés módico, dando facilidades para los de construcción. Agencias: en Barcelona, Mallorca, 198, y en SEVILLA, C A L L E ZARAGOZA, 19. RÁBIDO SEVILLA- JEREZ- AIJGSCTRAS OEUTA- TANGER- LARACHE- OASAKLANOA: -EL HOGAR ESPAÑOL Los más. higiénicos, los de mayor duración y más baratos, puede construírselos todo avicultor con los Patrones G E M M A Pida catálogo gratis. VILLEGAS ARANGO, Dolores Homero, 14 (final Hermosilla) MADRID. ÜHSflTEPAQ Facilito dinero en l. as y 2. as, soBlirií I k W H W bre casas en Madrid y fincas rústicas en toda España. J. M. Brito, Alcalá, 94, Madrid, Goya, 29. Especialidad en encargos. Talleres: Ayala, 45, Madrid, pggH l ¡f ¡p Sil í O i l lj F IS con magníficos ómnibus EUSSIWG PULLMAJT en combinación con los correos de Ceuta, Tánger j ¡Gibraltar. Salida, 7 mañana: Gran Capitán, 12. Teléfono 22690 ¿Algeciras, 13,30. Marina, 6. Teléfono 137. y E. n el Boletín Oficial de la provincia dé Málaga, correspondiente al día 9 del corriente mes, sa publica la convocatoria para proveer, mediante concurso, la plaza de abogado consultor de la Excma. Diputación de aquella provincia. Inyección Cubas. Farms, M E. RODRÍGUEZ- SOLIS LOS G U E R R I L L E R O S D E 1808 41 cuantas tiendas y á cuatro fábricas: las de la M o neda y Papel sellado, de los reinados de Felipe I I I y Felipe I V la de Tapices, creada por Felipe V y la llamada Platería de Martínez, levantada por, Carlos III. E n cambio, tenemos un diluvio de abates, curas, beneficiados y canónigos, que se disputan con gran empeño las prebendas eclesiásticas; los santeros, que visitan las casas pidiendo limosna para imágenes ilusorias; los peregrinos y gallofos, que recorren los ¡pueblos solicitando recursos para hacer un mentido viaje a Compostela, y beatas, como la famosa Clara, oráculo un día de la Corte por su austera virtud y extraordinarios milagros, y desterrada luego a ¿Toledo por sus escándalos y sus vicios... Veamos el fraile. Las comunidades de Madrid poseen más de cien casas, que administra el procurador de la Orden, y censos sobre muchas más; y en tanto que el pueblo se muere de hambre, los legos da, las Ordenes ricas se llevan las mejores carnes del mercado de Antón Martín, las aves más ¡frescas de la calle de la Caza y ilos pescados más ricos de la calle de Santiago; y a los de las Ordenes ¡mendicantes, se los regalan los vendedores, mientras sus familias carecen, de todo. Sin remontarnos a aquella época en que las Coríes pedían al Rey Felipe I V que impidiese tanta adquisición del clero, que enflaquecía el patrimonio real y el del común, por ser libres de derechos, contribuciones y gabelas, ateniéndonos sólo a la nuestra, veremos que, según Cabarrús, para una población de diez millones y medio de habitantes contamos con 134.500 clérigos, 46.000 frailes y 32.000 monjas; en total, 232.500, que poseen 32.500.000.000 de reales en propiedad territorial, que con 82 más por caballerías, ganados y casas, y las misas, sermones, rosarios y diezmos, pueden calcularse en 1.600; es decir, una renta de 8.000 reales para cada uno. ¡Quién no ha de querer seguir, la carrera de la Iglesia; -exclamó el señor E c h a r r i- si en el ¡país no hay otra tan productiva! -Y agregue usted- -dijo don Luis Peñaranda- ¡que semejante- ¡mi- nps ¡ha traído: otro t n S T i c u a l v f arsenal, todo lo cual produjo tumultos que, a haber la Junta aconsejado la guerra en lugar de la paz, nadie sabe lo que habría ocurrido. Mientras los soldados napoleónicos son odiados por sus tropelías, de las trenas españolas dicen los E L B E Y LLAMO A S U H I J O portugueses mil dad y dulzura. E n tanto que ¡pasaba a Italia, icón aprobación elogios, por su disciplina, humaniesto ocurría en Portugal, Napoleón, destronaba a la Reina de Eíruría, de- su padre, Carlos segúíi el