Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. MARTES 20 D E M A Y O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 45 INFORMACIONES Carreras de caballos en M a d r i d Y NOTICIAS E l Athlétic bilbaino y el H o l a n d a Otras DEPORTIVAS Fútbol. Español de Barcelona, vencedores en la primera vuelta. L a selección escocesa vence a la francesa y Ja belga a la de informaciones. CARRERAS D E CABALLOS M a d r i d 19. Resultados de las celebradas el domingo: Premio A l v a r (Militar lisa- hándicap) 2.000 pesetas; 2.400 metros. P r i m e r o Hersée, yy; Cazadores de María Cristina (Sr. Sánchez Ocaña) G 23,50. C. 10. Segundo: Guinea, 62; marqués de la V e ga de Boecillo (Sr. Moreno) C. 7,50. Tercero: Celaya, 65; marqués de la Vega de Boecillo (propietario) 2 y 1 2; 1 y 1 2. a 48 i SPremio Montelirios, 4.000 pesetas; 900 metros. P r i m e r o Super, 2 a 54; por Sherwood Star y SpoYting Nancy; marqués de G r a mosa (V. Jiménez) G. 8. Segundo: Blonde, 54; duquesa de Medinaceli (Díaz) Tercero: Pipa, 54; Agustín Crespi (J. Sánchez) Lejos: 4. i o 1 5. Premio Román, 4.000 pesetas; 1.600 metros. 1 P r i m e r o Sceptre d Or, 58; duque de T o ledo (Lyne) G. 6,50. C. 6. Segundo: Albest, 54; Nemesio FernándezCuesta (J. Sánchez) C. 10,50. Tercero: Casanova, 58; conde de Velayos (Leforestier) Cuello; 2 y 1 2. í áfi 1 5. Premio Alfonso X I I 10.000 pesetas; 300 metros. Primero: Atlántida, 56; conde de la C i mera (V Jiménez) G. 5,50. C. 5,50. Segundo: Oedipe Roi, 01; Paulino Peña (Chavarrias) C. 8. Tercero: Nez de Furet, 62; señoritas de C a m ó n (J. Sánchez) 6; kjos. 3 2 Ó 3 5. Premio Carnatic (hándicap) 4.000 pesetas; 1.800 metros. P r i m e r o Pomposa, 50 y 1 2; Yeguada Figueroa (Leforestier) G. 23,50. C. 7,50. Segundo: Equis, 58; condesa de San M a r t m de Hoyos (Chavarrias) C. 7,50. Tercero: Nelo, 52; Yeguada M i l i t a r de Jerez (V Jiménez) C. 7,50. 1 y 1 2; 2. 4 5. Desde el punto de vista mundano nada pudo exigirse a la reunión del domingo. E n el palco regio, Sus Majestades los Reyes D. Alfonso y doña Victoria y la infanta doña Cristina. E n el peso, enorme concurrencia, predominando el elemento femenino. L a entrada general, abarrotada de aficionados. Y como complemento, una deliciosa temperatura... al mediar las carreras: que a las tres y media, la cosa variaba. L a prueba militar se corrió a moderado tren, lo que benefició en gran manera a Hersée, que con sus buenos 77 kilos de peso batió el lote. E l nuevo, afortunado y entusiasta propietario, marqués de Gramosa, obtuvo un rotundo triunfo con la potranca Super, que por la forma en que se presentó demostró ser super de verdad. Tomó rápida la salida y a excelente galope fué distanciándose de sus competidores para entrar distanciada de ellos en la meta. Etoile de Matin, primero, y luego Super, han acreditado la cuadra. Sceptre d Or y Casanova, algo separados de los otros dos competidores, sostienen la lucha durante casi toda la carrera; al tomar la curva del canalillo Sceptre se adelanta para entrar en la recta primero, seguido de cerca por Casanova. Frente a las tribunas Albest hace un gran esfuerzo y pasa a segundo lugar, inquietando seriamente a Sceptre, que le adelanta en el poste de llegada, por un cuello. E n el premio Alfonso X I I notamos la ausencia de los colores del duque de Toledo. Atlántida, casi sin emplearse, con gran soltura gana la prueba. Es cosa seria. E l hándicap se lo adjudicó Pomposa. De América ha recibido el conde de la C i mera una curiosa oferta. U n cheque en blanco para que ponga la cantidad que estime por la venta de Atlántida y de Larríkin. E l distinguido deportista, amablemente, la ha rechazado. -Rubryk. A t h l é t i c de B i l b a o dos tantos; B a r c e lona F C uno Bilbao 19. E n el campo de San Mames se jugó el partido semifinal, que tanta expectación había despertado, entre el equipo local y el Barcelona. Puede dar idea de esta expectación la entrada registrada en el campo, la mayor, sin duda, de cuantas se recuerdan, al extremo de que, según se nos dice, ha rebasado de 70.000 pesetas la cifra de recaudación. L a tarde, espléndida; salvo un insignificante chirimiri que, luciendo el sol, ha mojado unos momentos a los espectadores. Melcón alineó a los equipos en la siguiente forma: Athlétic: Blasco; Castellanos, U r q u i z u Pichi, Muguerza, Roberto; Lafuente, Iraragorri, Unamuno, C h i s r i J I y Gorostiza. Barcelona: U r i a c h Más, Zabalo: Martí, Guzmán, Castillo; Piera, Goiburu, Samitier, Ramón y Parera. E l partido puede decirse que ha respondido a la emoción y equilibrio que se esperaba de los dos equipos, y, sin embargo, el Athlétic ha desarrollado menos juego del que se le puede pedir, debido a la mala forma de Lafuente, lesionado hace tiempo, y al hecho de haberse lesionado Roberto, mediado el primer tiempo. También se dejó notar alguna debilidad por el fallo de Castellanos, suplente, que hubo de sustituir a Careaga, con la natural desventaja para el equipo bilbaíno. L a lucha resultó muy movida y de gran penetración, tanto por uno como por otro equipo. Apenas si se hizo juego en el medio campo, y este internarse no interrumpido de los dos equipos, dio lugar a un sinnúmero de corners que hubieron de tirarse, tanto contra los catalanes como contra los bilbaínos. El primer tanto se produjo a favor del Athlétic, por obra de Iraragorri, a los once minutos, y a los veinte sobrevino el catalán del empate, marcado por Ramón. E n estos ocho minutos intermedios, los artéticos atacaron furiosamente, pero tropezaron con la defensa catalana, y sobre todo con Urjach, cuya actuación fué en todo momento excelente, resultando estéril su esfuerzo. Luego, a partir del tanto del empate, el ataque fué indistinto por ambos bandos, y en uno de los momentos de mayor encono resultó seriamente lesionado Roberto, que, 3 no obstante, continuó en el campo, si bien su juego tuvo ya muy poca eficacia. A pesar de este hándicap, se dieron varios corners contra el Barcelona, y l a delantera bilbaína ofreció momentos muy peligrosos para los contrarios. E n cambio, la línea media catalana actuó con mucha más brillantez que la bilbaína, a la que dominó en todo momento. E n el segundo tiempo el ataque catalán fué más brioso aún y a ello se debió el que la puerta bilbaína, estuviese constantemente amenazada, haciendo temer a sus partidarios un mal resultado en la furiosa lucha empeñada. Con todo, Blasco, que tuvo una de sus mejores tardes, evitó el percance, haciendo paradas inverosímiles que arrancaron frenéticas ovaciones del público. Más que en la primera se notó en este segundo tiempo la debilidad del Athlétic, debida, como antes hemos apuntado, a las lesiones de Lafuente y de Roberto y a la sustitución de Careaga, por Castellanos. R o berto tuvo que jugar de extremo izquierda, pasando Aguirrezabala al puesto de medio izquierda y Gorostiza al de interior del mismo lado. Tanto el Athlétic como el B a r celona tuvieron ocasiones de marcar; perp, sobre todo, el Athlétic, que profundizó más que los catalanes en sus nerviosas acometidas. U n tiro formidable de Gorostiza, q- ue se le ve en toda esta parte afanarse por dar fe de vida, judicando por sus méritos la victoria a su equipo, se malogra por haberlo parado providencialmente el larguero. E n seguida se registra una parada enorme de Uriach al mejor tiro ele la tarde, obra de Unamuno. Se aplaudió calurosamente tanto a uno como a otro. Y a la postre, Gorostiza, cuando sólo faltaban tres miutos de juego, logró su empeño, y en una de sus jugadas geniales consiguió el tanto del triunfo. L a ovación con que se premió su victoriosa intervención fué imponente. Momentos después terminaba el emocionante encuentro con el resultado de dos tantos a uno a favor del Athlétic b i l baíno, s E l partido, lo repetimos, respondió a l a expectación que había despertado. E l B a r celona gustó más que el Athlétic, por su juego ¡nás elegante. Además dominó más que el once bilbaíno, aunque éste penetró más en el terreno contrario, pero se notó en él más desorientación y un mayor nerviosismo. Del Barcelona, el mejor fué el medio derecha Martí, que tuvo en el partido la d i fícil misión de marcar a Gorostiza, lo que hizo a maravilla. También destacó la labor del back derecha, Mas. Uriach paró pelotas dificilísimas y su actuación resultó admirable. L a línea media fué lo mejor. Del Athlétic, el mejor, Iraragorri, que d i rigió muy bien la línea delantera, y también lanzó muy buenos centros, lanzamiento que, desde luego, originó el tanto de la tarde, sirviendo la pelota a Gorostiza, y esto a pesar de su lesión. Gorostiza, muy bien. L a línea media, deficiente; destacó en ella Garizurieta. E n la defensa, Blasco y Urquizu; Castellanos bajó bastante. E l arbitro, Melcón, del Colegio madrileño, lo hizo muy bien. Ejecución de los goals: E l primero le produjo Iraragorri, en una jugada personal, filtrándose entre las defensas contrarias y disparando un tiro cruzado, imparable. E l segundo, un centro de Piera, que remató Samitier de cabeza, devolviendo Blasco el esférico, que Ramón, muy bien colocado, recogió a su vez, también de cabez? y lo mandó a la red. E l tercero, un centro de Iraragorri, al que se lanzó, encogido v furioso, Gorostiza, rematando de cabeza. Los tres, muy bonitos. E l público, muy apasionado, pero correcto, exteriorizando imparcialmente su entusiasmo ante las buenas jugadas. Los catalanes no se llevan, ciertamente, de Bilbao, en esta ocasión, una impresión ingrata.
 // Cambio Nodo4-Sevilla