Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA L O C I Ó N R E G E N E R A D O RA D E L C A B E L L O Q U E US- T E D A C A B A R A POR USAR Marca registrada Jffi M T 7 T? VT W ia RV L O S E S T A B L E C I M I E N T O S D E L R A M O Y E N L A P E R F U- P U E N T E Y P E L L Ó N 22, S E V I L L A P o r q u e es l a ú n i c a c i e n t í f i c a m e n t e l o g r a d a q u e h a c e re nacer el pelo c a í d o c u a l q u i e r a que sea s u causa o r i g i n a j r i a N o se c a n s e e n e l e m p l e o d e cosas i n ú t i l e s c o n t r a la ¡calvicie. P i d a V u n frasco de S E N S A C I Ó N mm m LLPÑ DE TRAJES. PA A, W A I L E R O f i ¡S péselas 5 se PARA N 1 Ñ e 10 pesetas Is I irtácuíos para viaje Cuidará de sus intereses comprando en casa Cooperativa A v ola Andaluza E n e r o s frescos del d í a y aves SAN MIGUEL, N 4. 25592. TELEFONO RÁPIDO SEVILLA- JEREZ- ALGECERAS CEUTA- TANGER- LARACHE- CASABLANCA Para ancianos, delicioso. ffoloslna. Para niños, nna Libros Se ocasión Pfeza del Pan. 3- SEV 1 AXA Librería Itálica, F r a n c o s 28. PASADEROS Y MERCANCÍAS V con magníficos ómnibus BUSSING PULLMAST en c o m b i n a c i ó n c o n l o s c o r r e o s d e C e u t a T á n g e r 35 Gibraltar. S a l i d a 7 m a ñ a n a G r a n C a p i t á n 1 2 T e l é f o n o 2269 G. A l g e c i r a s 3 3,30. M a r i n a 6. T e l é f o n o 1 3 7 EL HOGAR ESPAÑOL Sociedad Cooperativa de C r é d i t o H i p o t e c a r i o- M a d n o P r é s t a m o s a i n t e r é s m ó d i c o dando facilidades para l o s de c o n s t r u c c i ó n A g e n c i a s en B a r c e l o n a M a l l o r c a 198, y e n S E V I L L A C A L L E Z A R A G O Z A 19. Lea usted siempre Crónica o recrení curación verdad v rápfote cofl Tra- JZ j famíeiito CONOSCTMAN patepia to (pomada y sellos a am M r eernpok Sin lavados. V. misara pocas ecreta ietu 9. M i curarse, informes, pedidos íóíteíos gratis al O G- j Zaíowe. Apartado 293. Zaragoza Venta eo F á r m a c o J -qÍYff f uwa ii a v -í S (f l BLENORRAGIA iS E RODRÍGUEZ- SOL! S LOS GUERRILLEROS D E 10 8 3 j ¡colleras, sin que haya podido saberse quién lo envió y una multitud inmensa, a la que se había dicho qui era para llevar al favorito a Granada y evitar qu fuera juzgado, y que no sólo cortó los tirantes di ¡las muías y destrozó el coche, sino que amenazc asaltar el cuartel. De nuevo los Reyes llamaron a su hijo para calmar aquel tumulto. i- ¡Qué infamia! -exclamó l a condesita. i- -A ú n faltaba algo, y era atemorizar a los Reyes, diciendo que sólo acabaría la agitación ocupando el Trono Fernando. Con efecto; los Reyes cedieron, y aquella noche, ante los ministros y altos funcionarios, abdicó l a Corona el Rey Carlos I V en su hijo Fernando, que fué vitoreado con gran entusiasmo. ¿P o r el pueblo? -preguntó el señor Pas. ii- -Por sus amigos- -contestó el señor Miranda. -Para e! caso, igual es- -dijo el marqués. -E n suma, que el deseado Fernando es ya Rey, y el Guardia ha dejado de corromper a España como había corrompido Palacio- -difo don Valero, con aire de triunfo. -E l Guardia, como usted le llama, no ha siao an malo como a usted parece, señor don Valero- -dijo el señor Miranda- Nos hallamos muy cerca de él para juzgarle con imparcialidad. Tarea es ísta. que sólo l a Historia puede realizar con acierto. Uisted sabe que nada le debo, y, por lo tanto, mis opiniones son completamente desinteresadas. -Tengo empeño en conocer el juicio que a usted ie merece- -dijo la condesita, con gran interés. -Godoy, hija mía, es un hombre de talento claro, de condición blanda, de natural despejo, enemigro de los abusos y de la Inquisición. Tras el conde de Floridablanca, ministro tímido e irresoluto, vino el conde de Aranda, que si de algo pecaba era de osado, y tras de ellos, Godoy. No debemos juzgar los motivos de su elevación, iiarto conocidos, sino sus hechos, empezando por leclarar que subió al Poder en una época llena de lificultades, cuando proclamada la República en Francia sus agentes recorrían las naciones para que todas la establecieran. Encontró a la nación rica, pero con l a riqueza que del mismo Bonaparte, se negó á quedarse solo. -A l estado en que han llegado las cosas sólo queda luchar, y si se muere, que sea con gloria- -dijo don Luis. ¿Y confía usted en esa chusma de incendiarios y de borrachos de estas noches pasadas para salvar nuestra independencia? -preguntó la condesita, coa ironía. -S i señora; en ellos confío. -Deje usted que me ría... j á j á ¿Y por qué no? -preguntó el señor. Pas- i A c a so l a sangre de nuestros antiguos héroes no circula por sus venas? -No sean ustedes niños- -dijo el marqués- si la nobleza no salva a España, España está perdida. -Y los nobles con quienes he tenido ocasión d e hablar- -dijo el señor Miranda- -sólo se preocupan del motín de Aranjuez, del cambio de empleos en Palacio, de la subida de unos y de la bajada de otros, olvidando que tenemos cien m i l franceses dentro del territorio, y que dentro de algunas horas llegará a Madrid el general Murat. Y ahora voy a reseñar las intrigas palaciegas que han producido la caída de Godoy y la abdicación de Carlos I V Resuelto Godoy a que los Reyes emprendiesen un viaje a una plaza fuerte, lejos del alcance de las tropas francesas, hizo trasladar l a Corte del E s corial a Aranjuez. Apenas llegados los Reyes a l R ¡eal Sitio, encontró María Luisa en su cámara un anónimo tachando de traidor a Godoy, y aconsejando l a unión con Napoleón, y comenzó a manifestarse en el pueblo una agitación extraordinaria. Carlos I V llamó al ministro Caballero para interrogarle, y, ¿cuál fué su respuesta? que el pueblo estaba muy inquieto con las noticias que circulaban sobre el viaje, y que, en su opinión, el príncipe no seguiría a sus padres. Harto claro v i o el Rey que era su hijo quien había denunciado el viaje a. Caballero, y que los fernandistas eran los autores del anónimo a María Luisa. Godoy, que había ordenado a las divisiones de Solano y Carrafa que se retirasen de Portugal y se situaran en Talávera v Toledo cara proteger el