Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
hacia el 20 de febrero, que presumo se perdió un paquete. Si usted acostumbra a leer mi p á g i n a v e r á que j a m á s recomiendo nada en ese orden de cosas; nada conozco para poder recomendar, y de nada soy partidaria; lo siento mucho no poder complacerla. Dos rubias: L o ú n i c o que yo le puedo decir es que si se hace usted la permanente o se riza usted por el procedimiento que prefiera, si por las noches se humedece usted el cabello con la l o c i ó n Ondulia, y se marca las ondas con los peineeillos, p o n i é n d o s e u n velillo para que no se caigan, la o n d u l a c i ó n la d u r a r á m u c h í s i m o m á s tiempo. Pudiera ser de lechuga. Con las lociones de alcohol alcanforado. -Desilusionada en el mundo: ¡N o s é q u é decirle a usted! Es, verdaderaSombrean los p á r p a d o s aumentando la se- mente, un m a l pleito el suyo, y lo peor del d u c c i ó n de los ojos. Son adherentes y frescos. caso es que, si no se trata de poner a l g ú n remedio, cada d í a que pase... s e r á peor. ¿N o Caja con esfumino, 2 pías. tiene usted medio de poderse ausentar d u rante una temporada, a pretexto de la salud, sin dejarle entrever siquiera sea otra la causa? Si usted pudiera hacerlo, acaso fuera un medio de darle o c a s i ó n para que la echara de menos a l volver a su casa y no encontrar aquellos cuidos a. que sin duda lo h a b r á usted acostumbrado; acaso con la a u sencia d e s p e r t a r í a su r a z ó n s o b r é todo si usted, firme en su papel reflejaba en sus cartas el c a r i ñ o de siempre; pero con la r e s o l u c i ó n de no estorbarle m á s y sacrificarse, estando lejos, hasta curar su a l m a dolorida; acaso, repito, él la echara de menos, y entonces era llegado el momento en que usted, con dulzura y c a r i ñ o pero firme en su d e c i s i ó n trazara una nueva vida con él... No se me ocurre otra cosa. una n e u r a s t é n i c a Las lociones tibias, jabonosas, y el aceite de almendras dulces sirven para mantener l a suavidad y blancura de los tejidos, y la siguiente f ó r m u l a bien extendida, se emplea mucho cuando se han de llevar al aire: Acido e s t e á r i c o 80 gramos; glioerina neutra, 90; agua de rosas, 120; lejía de sosa, cinco, y esencia de geranio rosa, 0,50. Son muy recomendables; pero, a mi juicio, nada de eso se debe h a cer sin la consulta previa a un m é d i c o para evitar sorpresas que luego vienen. ¿N o comprende usted que las naturalezas lio son todas, iguales. -Lucrecia de los carriles: No e s t a r í a n mal blancos, pero esas cretonas que usted indica e s t á n m á s de moda, y creo yo han de entonar mejor. Si usted se pone un poquito de Arrebol, que es lo mejor para conservar todo el d í a ese tono lindo que se asemeja al natural, puede luego ponerse la mezcla de los polvos ¿í r e y a rachel n ú m e r o 1 con rosa n ú m e r o 1, para que entonen con su piel morena. P a r a conservar las ondas, le recomiendo la Ondulia; se las humedece por las noches; se las marca con los peinecillos, y se pone un velillo para que no se le caigan. COMPACTOS E HIMH SAMDALO Enamorada de Robles de Bedoya: E l remedio lo tiene usted en seguida que compre el Sudoral, y no deje de p o n é r s e l o a l levantarse y asearse, y cada vez que mude usted de vestido; ahora ya se acerca el tiempo en que el Sudoral se impone en todo tocador de persona limpia. Usted misma se contesta por m í y, efectivamente, creo que E L MASDISCRETO, FIno hay nada que hacer y es m á s acaf KO Y PERMANENTE so con una completa indiferencia por su í ROJO D E LABIOS parte, d e s p e r t a r í a lo que no ha conseguido su insistencia. Ú n i c a m e n t e con la electricidad. L á v e l a con agua oxigenada de 12 vol ú m e n e s D í g a l e a su amiga que para eso no hay receta. -Gatita de Angora: L e conviene a usted una a l i m e n t a c i ó n rica en carnes, y frecuentes fricciones sobre las manchas con la siguiente tintura: Tintura de pimienta, 75 gramos; alcohol alcanforado, 75, y a m o n í a c o líquido, 15; p o n i é n d o s e desp u é s la siguiente pomada: Acido t á n i c o dos gramos; enjundia fresca, 3 0 -U n a desesperada: Los rayos violeta son un gran elemento para ello; es el procedimiento m á s r á p i- do, pero si usted no puede, tenga constancia en seguir el que se aconseja para ese defecto. Lavarse siempre con el agua caliente, echando en ella una cucharadita de á c i d o Sus tonos a r t í s t i c o s embellecen de manera b ó r i c o friccionarse luego con el alcohol al- prodigiosa. No produce empastes n i resecamientos. canforado; como crema no usar otra que (A base vegetal. la de Plores del Campo, e x t e n d i é n d o s e l a perfectamente con los dedos h ú m e d o s en co En envase corriente, S ptas. lonia, y por las noches lavarse y locionarEn envase de lujo, 4,50. se con el licor Hoffman (a g i t á n d o l o bien Especial para artistas, 5 ptas. antes de usarlo) y ponerse greda disuelta en agua, pero d e j á n d o l a espesa. L a gliceriFabricado p o r na y el jugo del l i m ó n y el agua oxigenada. L I Q U I D O AL Una cliinchita: Ambas cosas las puede usted lograr con la crema Plores de! C a m po. Por las noches se la puede usted dejar puesta, y de ese modo- va penetrando en los poros, y por las m a ñ a n a s d e s p u é s de lavarse con el agua caliente, echando unos granitos de las Sales Fioraiia rosa, se la extiende usted perfectamente con los dedos h ú medos en colonia, y una vez bien extendida, que al tacto note usted no pegue m u cho, puede ponerse los polvos; es una crema b o n í s i m a contra ese brillo tan feo que usted dice. T o d a v í a no, a no ser que acuda usted a los Rayos X. -Impaciente: E l paquete correspondiente a las enviadas alrededor del 20 de febrero d e b i ó sin duda, extraviarse, porque muchas me lo han dado a entender a s í -L a p e q u e ñ a Anita: Haga cuanto le digo a tina chinehita y agregue las lociones con alcohol alcanforado, o una hecha con la f ó r m u l a siguiente: Borato de sosa, dos gramos; é t e r s u l f ú r i c o cinco; agua d 8 rosas, 12, y agua destilada, 65. L a electricidad es el procedimiento mejor y m á s r á p i d o -P A Acaso su carta f u é escrita L a Navarrica: No es esa crema la que m á s le conviene a usted. Su tratamiento consiste en emplear muy caliente el agua de l a varse, e c h á n d o l e cinco o diez gramos de b i carbonato de sosa; como j a b ó n usar el de Sales de Archena, y como crema, l a de Flores del Campo, que es especial para los cutis grasientos; las lociones de alcohol a l canforado y el licor Hoffman, para limpiar bien los poros por las noches, le son absolutamente necesarios, suprimiendo, como es natural, todos los productos grasosos. Tiene usted el H u m o de S á n d a l o para sombrearlos y darles e x p r e s i ó n y el Pastimel para las p e s t a ñ a s y por las noches se puede usted poner un p o q u i t í n de aceite de ricino. -Mariela: V e a cuanto le aconsejo a la consultante anterior; siga usted el mismo tratamiento, p o n i é n d o s e d e s p u é s de la crema un poquito de Arreljol, que a n i m a r á sus mejiInsubstituible para el Ibaño y fricciones. llas sin perjudicarle en lo m á s m í n i m o y Intensamente perfumada. M u y persistente. haga usted una mezcla de los polvos Preya color rachel n ú m e r o 1 con el rosa encenPrecio: 0,50, 2,50, i ptas. 7 ptas. y 12 ptas. dido n ú m e r o 2, C r e a c i ó n de FRIVOLINA Madrid, F L Q R A L I A S. A Méjico. PERFUMERÍA F L O R L I A S A Madrid Méjico F l o r de t é Por ahora no hay m á s que 3 a grasa; el aceite de ricino, solo p mezclado con ron, puesto por las noches, y con m u cho cuidado para que no se empape m á s que el borde exterior. ¿C o n o c e usted el Pastimel? E s un c o s m é t i c o absolutamente inofensivo, que obscurece r á p i d a m e n t e las pest a ñ a s dando la i m p r e s i ó n de m á s pobladas y arqueadas, puesto que, con un cepillito que lleva la cajita, se peinan siempre hacia arriba, y acaban por tomar esa i n c l i n a c i ó n Yo no puedo d e c í r s e l o pero cualquier m a nicura la puede orientar. Absolutamente nada, y encantada cuando las puedo coríiplacer. -Tani, la C l g i i e ñ i t á L a costumbre impone seis meses riguroso y seis de alivio; el sombrero, con la pena colgando, se puede llevar en cuanto pasa el novenario, y a los tres meses poner a q u é l l a al lado y m á s corta; joyas no se deben llevar hasta pasados los seis primeros meses, pero aquellas que se llevan siempre no se quitan nunca Diez avemarias, y la separada un padre nuestro; tres avemarias y una salve; en las medallas, nada. Media docena, bordados por usted misma; una sortija, como usted, quiera; una cadenita de pulsera, con las iniciales de ambos entrelazadas; un encendedor de reloj, etc. -Trini M a d r i d- P a r í s Son H i jas de la Caridad de San Vicente de P a ú l Existe la de Plores del Campo, que es magnífica contra esa grasa del cutis, que no llega a ser la verdadera seborrea. Se la pueden poner por las noches y dejarla para que penetre bien en los poros, y por las m a ñ a nas e x t e n d i é n d o l a bien con los. dedos h ú m e dos en colonia, y pasando luego un. p a ñ i t o
 // Cambio Nodo4-Sevilla