Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
G R A N SURTIDO PRgCIOS ÜMITES- f f t g L É F B l. eOjO Sft 988 REPARACIONES GARANTIZADAS O E C U B I E R T A S Y CÁMARAS ESQUINA. GENERAL. Madrid. PQRL. IER Otro gordo. 16.917. La Pajarita. Puerta del Sol, 6. Madrid. El SEGUNDO PREMIO, de 90.000 ptas. ha correspondido a esta afortunadisima Administración, así como multitud de premios pequeños. Pronto pondrá a la venta los billetes para los sorteos de la Cruz Roja y Ciudad Universitaria. No olvide que es en L A PAJARITA, Puerta del Sol, 6, L Valdés, Madrid, donde debe usted hacer sus pedidos. Anunciadas 300 en Policía. Exámenes en octubre. Ayudantes de Obra públicas, número ilimitado de plazas. Exámenes en noviembre. Mecanógrafos de Aduanas. 40 plazas. Exámenes en julio. Auxiliares, de Contabilidad de Hacienda. Número ilimitado de plazas. Exámenes en febrero. En estas dos últimas oposiciones se admiten señoritas. Para el programa oficial, que regalamos, Contestaciones y preparación en las clases o por correo, diríjanse al antiguo y acreditado INSTITUTO REUS PRECIADOS, 23; P U E R T A D E L SOL, 13, y MAYOR, 1, MADRID. En varias de dichas oposiciones hemos obtenido diferentes veces el número 1 y centenares de plazas, cuyos retratos y nombres figuran en los prospectos que regalamos. Tenemos Residencia- Internado. Industriales, Agrónomos, Minas, Caminos. Preparación, programas y apuntes por ingenieros de cada Cuerpo y ex profesores de la Escuela en el INSTITUTO REUS PRECIADOS, 23; P U E R T A D E L SOL, 13, y MAYOR, 1, MADRID. f bmmm 1 1 DE 5 0 0 P L A Z A S CON 3.000 Y 5.000 PTAS. Í JNkl GT l J I I 1 3 r IX ímmm w N U N A p e s e t a e j e m p l a r e n t o d a España. 68 E. RODRIGUEZ- SOLIS L 0 S GUERRILLEROS D E ISOS 6 que agradaría a. Napoleón que fuese el mismo Fernando quien saliera a recibirlo, y apoyado por elayudante del Emperador, el general Savary, logró que Escoiquiz decidiera al viaje a Fernando, ofreciéndole su inmediato reconocimiento por Napoleón y 3 a mano de su sobrina. Fernando quiso obtener una carta de su padre ara Napoleón por medio de Murat, pero Carlos se! a negó; a pesar de esto, Fernando salió el 10 de abril para Burgos, donde Savary le dijo hallaría a (Napoleón, acompañado de Escoiquiz, los duques del Infantado y de San Carlos, y el ministro de Estado, don Pedro Ceballos, quedando los demás ministros, O f a r r i l l que lo era de Guerra; A z a r a que ocupaba Hacienda, y fray G i l de Lemus, que estaba al frente de la Marina, constituidos en Junta suprema de G o bierno, bajo l a presidencia del infante don Antonio, para resolver lo, más urgente; Junta a l a que luego se agregaron el señor A r i a s M o n gobernador del Consejo; el príncipe de Castel- Franco, el conde de Montarco y los presidentes y decanos de todos los Consejos. E l pueblo se agitó con la noticia del viaje, y para aquietarle se le dijo que el Emperador venia a visitarnos y estrechar l a alianza entre ambos pueblos, y era un acto de cortesía salir a recibirlo. Como era natural, no le hallaron en Burgos, y, contra lo que debía esperarse, siguieron a V i t o r i a en donde tampoco le encontraron. E n esta ciudad, Savary se prestó a llevarle una carta de Fernando, en que éste le decía que el no haberle reconocido ÍBeauharnais n i visitado Murat lo achacaba a no tener órdenes suyas para ello, y le extrañaba, pues desde que era Rey sólo había pensado en complacerte, mandando a Portugal las tropas que Godoy mandó r e t i r a r haciendo salir de la capital los soldados españoles para alojar los suyos, y cuidando de su subsistencia a pesar del mal estado del Tesoro; en- vtando a recibirle a su hermano Carlos y viniendo el por último; razones todas por las que esperaba una respuesta favorable que disipase las inquietudes de sus vasallos. E l 17 volvió Savary con l a respuesta; Napoleón ¡sólo le llamaba Alteza; decía que reconocería la ab- ameuazó con hacerle responsable de su ponducta. U n a vez en Barcelona (13 de febrero) pidió, en prueba de amistad, que sus soldados compartiesen con los nuestros las guardias de l a plaza, y esto logrado, hizo entrar en l a de l a ciudadela doble número de franceses que de españoles: L a mañana del 28 tenía formadas sus tropas frente a la explanada de l a ciudadela de pronto, el general Lecchi, seguido de su Estado Mayor, se dirigió al puente levadizo, y a un prolongado redoble de tambores, un batallón de vélites se lanzó al interior, y auxiliado por los 40 soldados franceses de l a guardia rindieron a los 20. españoles. -Pero esto no es siquiera la conquista- -exclamó don L u i s- esto es l a traición. L u e g o penetraron cuatro batallones, y cuando todos temíamos por l a suerte de los dos nuestros que había dentro, supimos que se hallaban... de paseo por la ciudad. Él comandante español Santilly, juzgándose deshonrado, se presentó a Lecchi constituyéndose prisionero; pero éste le dijo que E s paña y Francia se hallaban ligadas por una cordial amistad. L a frase amistad parece una consigna! -dijo el marqués. E n Montjuich no pudieron hacer lo mismo, porque don Mariano Alvarez, que lo manda, al ver llegar a los franceses mandó levantar el puente y preparar 1o? cañones. ¡Noble corazón! -dijo l a condesita. 1- ¡A l m a esforzada! -añadió Pepita. Pero instigado por Duhesme, que decía hallarse inquieto por sus tropas ante la actitud de! pueblo, Ezpeleta ordenó a Alvarez entregar Montjuich, y tuvo que ceder. Dícese que el castillo de San F e r nando, de Figueras, se halla también en poder de los franceses, por haber permitido su gobernador que se albergasen en él 200 hombres de la guarnición que allí dejó Duhesme a su entrada. -A lo de N a v a r r a y Cataluña- -dijo el señor E c h a r r i- -h a y que añadir lo de San Sebastián. M u rat había pedido a nuestro general, duque de Mahón, ocupar la plaza para l a conservación y seguridad de su ejército, a lo que e! duque se negó, pidiendo