Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B. C. S Á B A D O 24 D E M A Y O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 17. -Resuelto el problema de la Caja Ferroviaria, que era el de mayor trascendencia, en estos momentos- -nos contestó- -la situación de nuestra Hacienda es francamente buena. L a economía nacional es fuerte y excelente la recaudación. N o hay motivo de preocupación; de modo que el problema del cambio- -mantenido por la especulación y por esas campañas alarmistas que se hacen fuera de España y que tan mal se abonan con la realidad de nuestra vida- -se solucionará y en breve. E l plan de economías se sigue por el Gobierno rigurosamente. Nadie leerá en la Gaceta el anuncio de ninguna obra nueva, y, en cambio, todos podrán apreciar que los gastos superfluos o poco meditados se podan de un modo implacable. Y o tengo la esperanza de presentar una liquidación excelente del actual presupuesto. Y ahora- -agregó el ministro- -puedo anunciar mi propósito de nombrar una comisión, presidida por una eminente personalidad y formada por prestigiosas personas alejadas de la política, de completa imparcialidad y bien enteradas de las cuestiones económicas, que estudiará los problemas de la pasada intervención en los cambios y todos aquellos que con el cambio se relacionan. E s a comisión emitirá un informe que ilustrará a la opinión pública y será entregado para su examen a las próximas Cortes. EL CONDE TOS, ZEPPELÍN SALIÓ ANOCHE A LAS ONCE Y C I N C U E N T A Y DOS M I N U P A R A RIO D E J A N E I R O D e la llegada a P e r n a m b u c o L o que E l pueblo y la aristocracia. Agasajos. Entusiasta acogida. Declaraciones del infante d o n A l f o n s o defiende el Conde Zeppelín L a salida para Río de Janeiro, E l pueblo y la aristocracia. A g a sajos Pernambuco 23, 12 mañana. (De nuestro servicio exclusivo. E l aterrizaje nocturno en un campo desponocido entusiasmó a los aviadores internacionales y constituyó una de las maravillas de este vuelo, tan admirablemente dirigido por el doctor Eckener. Pernambuco se desbordó en manifestaciones de entusiasmo; un pueblo amulatado y frenético aclamaba la aparición del Zeppelín, y las clases altas de la patria de Santos Dumont nos daban pruebas de su fina hospitalidad. Ambos agasajos, el del pueblo y el de la arStocracia, produjeron gran sensación entre los viajeros del Zeppelín. Sanchiz dará aquí una charla, antes de salir para Río Janeiro. Mejías. García Sanchis. las rutas que conducen al aeródromo hay una guardia de otros quinientos hombres. -Unite d Press. t L a estancia en Recife Recife 23, 10 mañana. Se muestra complacido del éxito del primer vuelo realizado entre Europa y América del Sur, en d i r i gible, el comandante del Conde Zeppelín, doctor Eckener. Las muchachas de Pernambuco demostraron gran actividad para conseguir autógrafos de los oficiales, y tripulación del Conde Zeppelín, la mayoría de los cuales accedían sonriendo a las peticiones. Después del aterrizaje y entusiasta recibimiento, los pasajeros y tripulantes del d i rigible alemán se marcharon, con gran satisfacción, a las habitaciones que se íes habían preparado en el hotel, muy contentos, al parecer, de poder descansar en camas colocadas en tierra firme. -Associated Press. E n la Presidencia M a d r i d 24, 3 madrugada. E l subsecretario, Sr. Ruiz y Benítez de Lugo, al recibir anoche a los periodistas, les comunicó que las noticias de Barcelona eran excelentes, por el éxito con que se desarrolla el viaje de los Soberanos. Añadió que tanto el presidente del Consejo como él recibían numerosos telegramas de Canarias, de felicitación al Gobierno por el vuelo de ensayo de una línea aérea con las islas, y de petición de que se establezca cuanto antes un viaje alterno. D e la llegada a Pernambuco Pernambuco 23, 10 mañana. A l ser visto el Zeppelín por la multitud que esperaba en el puerto, los gritos, vivas y aclamaciones fueron ensordecedores. Las sirenas lanzaron sus pitidos interminables y estruendosos. A medida que la nave se aproximaba a la ciudad, el griterío fué creciendo, y la muchedumbre era presa de gran emoción. Luego, cuando se pudo ver de cerca el d i rigible, todas las personas que le esperaban en el puerto emprendieron la ruta al aeródromo, que está a unas cuatro millas, y en el cual se habían levantado tribunas, que se hallaban ya atestadas de espectadores impacientes. -United Press. Declaraciones del infante Alfonso don E l ministro de T r a b a j o a B i l b a o A la una de l a tarde marchó a Bilbao el ministro de Trabajo, con el subsecretario, D Felipe Gómez Cano; el director general de Acción Social, Sr. Aragón, y el secretario particular, Sr. Bayo. M a r c h a a Barcelona el ministro de F o m e n t o Anoche, en el segundo expreso, marchó a Barcelona el ministro de Fomento, con su distinguida esposa y su secretario particul a r D José de la Peña. E n la estación les despidieron el subsecretario de la Presidencia, Sr. Benítez de L u g o el director general de Obras Públicas, Sr. Martínez A c a c i o el director de Minas y Combustible y numerosos funcionarios del departamento. E l Sr. Matos, según nos dijo, no lleva a Barcelona decretos de importancia. Tan sólo algunos de personal. E n cuanto a su regreso, no lo tenía decidido aún; mañana irá a Tarragona, e i g noraba si tendría que realizar el viaje a Gerona. Las maniobras de amarre Pernambuco 23, 12 mañana. E l Conde Zeppelín voló a escasa altura sobre el- campo de aterrizaje, pidiendo informes sobre las velocidades y dirección del viento. L a maniobra de amarre terminó a las siete y cuarenta de la tarde. Pernambuco 23, 11 mañana. E l infante D. Alfonso de Orleáns y los Sres. Lehmann, Herrera y otros pasajeros, se han hospedado en el hotel Central, E l doctor Eckener ha pasado la noche en casa del doctor Roten, director de la Compañía Hermstoltz. D. Alfonso está entusiasmado con el vuelo y con las condiciones de seguridad del dirigible. H o y visitó el campo aéreo postal, y dijo: Pernambuco y Sevilla serán muy pronto los dos extremos del puente aéreo que unirá cada vez más las razas ibéricas. United Press. S e aplaza la salida para Río de Janeiro Nueva Y o r k 23, 12 mañana. Telegrafían de Pernambuco a la Associated Press que durante el día de hoy el Conde Zeppelín se abastecerá de esencia, agua y víveres. E l comandante Eckener ha retrasado l a salida del dirigible para Río de Janeiro hasta las diez de la noche del día de hoy. Entusiasta acogida Pernambuco 23, 10 mañana. Los señores Mejías, Herrera y García Sanchiz fueron los primeros pasajeros que desembarcaron del Zeppelín. E l infante D. Alfonso y el doctor Eckener fueron saludados por G i l berto Freiré, en nombre del presidente de la República. Se hallaban presentes en el momento del desembarco varios miembros del Gabinete presidencial, el secretario de Agricultura, Jader Andrade, y otras personalidades, que saludaron a los pasajeros, mientras más de dos mil quinientas personas les aclamaban frenéticamente. E l infante, acompañado del cónsul, don Agustín Drove, se dirigió al hotel Central, donde será huésped del Estado de Pernambuco mientras el Zeppelín permanezca aquí, es decir, hasta el viernes a mediodía, en que saldrá para Río de Janeiro. E l doctor Eckener, acompañado del cónsul alemán y otros individuos de la colonia, dio un paseo y volvió a bordo del dirigible. Los pasajeros describen el vuelo con entusiasmo y dicen que han vivido tres días deliciosos. Quinientos policías, soldados y bomberos han sido destinados para custodiar la aeronave y tirar de los cables de amarre. P o r Lo que defiende el Zeppelín Conde E l ministro de G r a c i a y Justicia asistirá a la consagración del nuev o obispo de M á l a g a Anoche, en el expreso de Andalucía, marchó a Cabra y Málaga el ministro de Gracia y Justicia. E l Sr. Estrada asistirá, en la primera de esas poblaciones, a la boda de una hija de los señores de Pallares, y en Málaga a la consagración del nuevo obispo. Estará de regreso en Madrid el lunes. E n e mismo expreso de Andalucía salió para Málaga el nuncio de Su Santidad, que asistirá á la consagración del nuevo prelado. Pernambuco 23, 2 tarde. (De nuestro servicio exclusivo. L a primera etapa del vuelo del Conde Zeppelín nos ha dado sensuales impresiones de la tierra y del aire; la segunda ha sido totalmente reflexiva, deduciéndose que el dirigible, construído por suscripción popular, defiende lo complejo del progreso y de las finanzas, revelándose plenamente ante la austeridad del Atlántico. E l doctor Eckener, entre la tripulación y el pasaje, adquiere personalidad de ídolo y el infante D Alfonso despierta gran curiosidad. Todos estamos siendo obsequiados. Los periódicos publican el cable que nos envió el director de A B C, marqués de Luca de Tena. E l aeródromo es una vistosa romería, por la que desfilan los tipos más pintorescos. Doscientos candidatos se disputan tres plazas que han quedado vacantes.