Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
300 plazas para Policía; examenes en octubre. Ba ene ro de 1931, Auxiliares de Contabilidad de Hacienda. E n Hacienda so admiten señoritas. Programa oficial, nuevas contestaciones y preparaci 6 n en el antiguo y acreditado INSTITUTO RETJS En Policía obtuvimos 143 plazas, entre ellas los números 1, 2, S, etc. y en Hacienda, seis veces el número 1, dos veces el número 2 y 026 plazas. Los retratos y nombres de estos éxitos definitivos se publican en el prospecto que regalamos. Solicite programas gratuitos al antiguo y acreditado INSTITUTO RETOS PRECIADOS, 23: PUERTA D E L SOL, 13, y MAYOR, 1 MADRID. Tenemos internado. MECANOGRAFÍA REUS En máquinas, últimos modelos. Clase diaria de una hora, seis pesetas mensuales. I N S T I T U T O P R E C I A D O S 23; P U E R T A D Í E J J S O L 13, y M A Y O R 1, M A D R I D Libro: seis pesetas. lililí Lea usted YórJco v sntlgastnSIfiíen- ent en farmacias. CERCEDILLA (MADRID) Médico director: A de Larrinaga. Pensión completa, incluida asistencia médica, de 30 a 50 pesetas. Oficinas en M a d r i d Alfonso X I I 44. Teléfono 16704. 3 Precio: Esta Compañía, de conformidad con lo prevenido en sus Estatutos, convoca a Junta general ordinaria, que tendrá lugar en su domicilio Alberto Aguilera, 7, el día 30 del corriente, a las nueve de la mañana, al efecto de tratar de la aprobación de la Memoria y balance correspondiente al ejercicio de 1325 y de la renovación del Consejo. -Madrid, 26 de mayo de 1930, Él presidente, ADOLFO LUQUE y ALTERNADORES UNA peseta ejemplar en toda España. Mil IBEBICH, MI Sil. Española ALMIRANTE, 15, MADRID Vilcok de 250 metros y de todas clases vendo. José Clement, calle Pizai- ro, 7, Valencia. LOS SOMBREROS PAJA NOVEDAD, A 16 PESETAS M O N T E t E O N 35, primero, derecha, MADRID 84 E RODRIGUEZ- SOLISr G U E R R I L L E R O S D E- 1 S 0 S 8 í -i ütíéa día de toros nos espera mañana- -contestó la manóla- con la silba de esta tarde a los franchutes, que juran y perjuran que se la hemos de pagar... ¡Y yo, mujer soy, pero estoy dispuesta a bailar sobre sus cuerpos el villancico del sordo y. 2 a coja! -í. a verdad es que su insolencia raya en demájsía- -añadió el abate. 1- -Pues que no nos busquen la lengua- -dijo el ¡peluquero. ¿Te atreverías con ellos, Bergamota? -preguntó el erudito. ¿Pues no me atrevo yo? -dijo la Paca. -Tú es diferente- -replicó el abate- pues me han contado que ayer descalabraste a uno... ¿Es cierto? -Me insultó, y le puse por bonete el tostador de las castañas. No creas que los tengo miedo- -dijo el peluquero. ¡Y la silba ha sido buena! -añadió el erudito. -Que se fastidien- -dijo el petimetre. -Lo que yo digo: San Juan, cada uno rasque SU sarna- -exclamó la Morena, torciendo la boca. Mientras el diálogo entre la Paca y el abate prosigue, echemos un vistazo a la mesa de Pedro Fernández (el Zurdo) en la cual se sienta un gallofo, un paje, un maulero, vecino de la calle de Embajadores; un lacayo, un mozo de compra, un carbonero, establecido en la Ribera de Curtidores, y algunos otros personajes a los que el corregidor se ha empeñado en corregir, enviándolos a tomar aires a Ceuta y Melilla, sin conseguir su objeto. En esta mesa se discutía con calor sobre la silba a Murat. ¿Tú serías de los silbantes? -preguntaba el Zurdo al gallofo. -Con las dos manos, y aún me parecía poco. -Yo llevaba un silbato de San Isidro- -dijo el paje, que era un niño de algunos doce años, muy bien vestido y peinado. Y qué cara puso el tal Berzas -añadió el lacayo. -A ese franchute- -exclamó el mozo de compra- -Eso es envidia... -exclamó, con irá, el petimetre. ¡Tienes gran falta de sindéresis, amigo Serafín l- dijo el erudito, con tono agrio. -Bueno... -Careces de estética y de prosodia... -Dése por terminada la cuestión, suhconditione- -dijo el abate, mirando a la puerta del bodegón. ¿Cuál? -Que traigan otras dos botellas. Dos botellas más,
 // Cambio Nodo4-Sevilla