Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNO D E LOS REPARTOS D E JUGUETES CELEBRADO E N LA CASA D E A B C EN LA FESTIVIDAD D E LOS REYES MACOS Exposiciones artísticas y fiestas en la casa de L trabajo incesante y vertiginoso es l a mayor fiesta y la mejor gala para A B C Gala y fiesta de cada día, de cada hora, que el ritmo nervioso y anhelante propio de nuestra labor imbuye del afán de no detenernos demasiado en los momentos regalados del ocio y del asueto. A veces, empero, esta gran colmena de A B C en cuyo ámbito el trepidante zumbido de las máquinas y el fino aleteo del pensamiento ponen l a nota genuina y reveladora de la obra que de aquí sale, queda por unas horas amables convertida en in menso salón de fiesta o en sala esplendente, en donde el arte h a de refulgir. L o s rumores ABC. E del trabajo no cesan, sin embargo. E l vértigo de nuestra ocupación- -hacer A B C- -no se detiene. Dijérase que la fiesta para nosotros consiste en sentirnos halagados al sentimos sorprendidos en nuestra clausura profesional por la m i r a d a bonita de bellas damas que a las fiestas y a las E x p o s i c i o nes de A B C vienen, o por l a observación penetrante de los hombres, prestigiosos que nos honran también en esos casos con su visita... E n tales días de Exposición o de fiesta lo que más nos complace y nos ufana es ver cómo nuestros visitantes se contagian del hechizo de esta profesión bienamada, y viven por unos momentos con nos- otros la existencia de vértigo, de suprema curiosidad y de insaciable anhelo que a nosotros nos estremece... S. M. E L REY, LAS INFANTAS DOÑA MARÍA TERESA Y DOÑA ISABEL, LOS INFANTES D. CARLOS Y D. FERNANDO E N E L ACTO INAUGURAL D E LA EXPOSICIÓN CELEBRADA A BENEFICIO D E LOS INVÁLIDOS D E LA GUERRA Sería imposible reducir a los términos de u n artículo, n i aun siquiera en esquema, l a evocación de las Exposiciones y fiestas celebradas en l a casa de A B C en estos cinco lustros, cuya cuhninación conmemoramos. H e aquí un índice de las más destacadas en nuestros anales: E l 26 de noviembre de 1907, la Unión Alcoholera Española expuso en nuestros sa Iones 224 carteles anunciadores. Inauguró el certamen S. M la Reina doña María Cristina, de venerable memoria, y l a acompañaban la infanta doña María Teresa (que en paz descanse) y el infante D Fernando. E n aquella visita regia, el inolvidable don Cayetano L u c a de Tena, ex alcalde de Sevilla, pidió a l a R e i n a madre una audiencia para expresarle el deseo de la g r a n capital andaluza de que la Real Familia pasase temporadas allí. JNfo podemos registrar este detalle sin subrayar el carácter de precursor de aquel designio del Sr. Lucíi de Tena, que hoy es una realidad con las reiteradas estancias de Sus Majestades en Sevilla. D i g n o de recordación es el triunfo que en- 1907 obtuvo en nuestra casa el insigne pintor Manuel Benedito, al exponer obras privilegiadas de aqueíla sú época, no sólo prometedora de los éxitos magistrales de ahora, sino plenamente expresiva de la madurez en que se hallaba ya en aquellos años mozos su talento y su sensibilidad de pintor Memorable es también la Exposición de obras del ilustre escultor Coullaut Valere en nuestra casa en enero de 1909. E x p o nente magnífico del arte de Coullaut V a l e r a prometedor de los logros con que después ha brillado su personalidad relevante. A beneficio de los inválidos de la guerra de Marruecos, y por iniciativa del gran artista Viniegra, se inauguró el 24 de enero