Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NUMERO CONMEMORATIVO DE LAS BODAS DE PLATA DE A B C. PAG. 47 E n la trayectoria de A B C durante los veinticinco años que cuenta de vida puede ¡igc ¡Veinticinco años de vida! ¡Quién ser estudiado con máxima precisión el destuviera esa edad, la que para los hombres arrollo de la tipografía y de las artes g r á marca el apogeo de la juventud, la época ficas en España. sin igual, que trae consigo el máximo de Iluminar la prosa narrativa de un sucefuerzas físicas y de esperanzas para el porso interesante de la vida española publicanvenir, que se presenta risueño! do diariamente veraces y limpios fotograba 1- A. O B R A D E A B C dos, fué tanto como llevar una visión aproA B C desde que vio la luz, apareció roximada de la realidad a los lugares m á s busto y sano, y su desarrollo tan rápido hubo L a palabra escrita- -dijo Larra- -necesiapartados de España. Poco después el huede sorprender hasta su inolvidable fundador, ta retumbar, y, como la piedra lanzada en cograbado, puesto al servicio del arte, desde que por desgracia ha desaparecido antes del un estanque, quiere llegar, repetida de onda la afortunadísima creación de los números fausto acontecimiento que hoy se celebra en en onda, basta el confín de la superficie. dominicales, contribuyó de modo incalculaestas páginas, que tanto han aumentado en Escribir como escribimos hoy en España ble a la difusión del arte español antiguo y, número y cuyos lectores rrecicutan cada día. es tomar una apuntación, es escribir en un moderno por todo el mundo. Esta E s p a ñ a ¡L a cuarta parte de un siglo! libro de Memorias, es realizar un monólogo tan heterogéneamente pintoresca asoma con Si es tristísimo tener que constar que desesperante y triste para uno solo. A B C inagotables sorpresas a las páginas de B C tantas plumas autorizadas que han contriha logrado secar estas lágrimas de Larra. Ello determinó en gran parte la muerte de buido al éxito creciente de A B C ya han L a voz de España se oye ya en el inundo cesado sus tareas, es halagüeño acordarse I la españolada grotesca, substituida por visiodesde sus paginas. Y por fortuna, vibran nes inéditas, para la mayoría de las gentes, que su colaboración ha dado resultados hersiempre en este altavoz las afirmaciones de otra España que en sus signos exteriomosos, y es lo propio del ser humano mi fundamentales de la vida española, superanres derrocha pasión, personalidad bien defirar adelante, aumentando su experiencia con tío, con el timbre sonoro de su limpia serenida y una riqueza artística de la que no se lo pasado. nidad- -equidistante de todos los exclusivishabía hecho gala. E n ninguna población del extranjero se mos sectarios- -las estridencias negativas de E l continuado descubrimiento de E s p a ñ a ha de celebrar con m á s regocijo que en Biaréstos, que aturden y perturban sin convencer. realizado sin desmayos en los números domiritz el aniversario de A B C. Aquí, si no Levantar en veinticinco años un edificio esnicales es quizá el mayor triunfo de A B C, estamos en España, no estamos lejos de piritual en que tan poderosamente suena y triunfo logrado por la clarividencia de aquel ella, ¡y son tantos los compatriotas cue leen se levanta, ante el mundo, el nombre y el hombre inteligente y generoso, cuya memoeste periódico! E n la terraza ele Royalty se alma de un país, es una de las obras más eleria perdurará bendecida. L a obra de D T o r ve en todas las manos, y todos cementan vadas y meritorias que pueden realizarse por cuato Luca de Tena creando A B C y mel las noticias y los artículos que trae de la Patria. jorándolo sin cesar fué una gran obra po; nuestro país. J. L Ó P E Z P R U D E N C I O lítico- social realizarla al margen y por enciLos amigos de Prensa Española forman ma de lo que vulgarmente se entiende por una legión durante el verano, y muchos de política. Obra viva que continuará, Dios sus redactores pasan una larga temporada rodando por con aquí, hallándose de compatriotas E L H O M B R E Y S U O B R A y oyendo hablar rodeados idioma en todas med ante, suficiente para la vida española aniimpulso celebrar muchos nuestro versarios... Este gran A B C no es, como pudiera partes. creerse, la resultante de diversas inteligen ¡Y cuántas familias españolas viven en ANTONIO M É N D E Z C A S A L cias y varias voluntades aplicadas al logro Biarritz, cuyos hijos pueden aprender a de una empresa. A fuer ele obra genial- -y leer en A B C! realmente genial es la estructura de esta MADRIZZY publicación- todo lo debe a un solo esfuer CONSAGRACIÓN zo y a un talento único. Don Torcuata Luca de Tena, el maestro inolvidable y amigo queMediaba ya mi actuación periodística en la ridísimo, más que hacer un periódico a gusépoca en que apareció el primer número de A B C Y ALEMANIA to del lector- -que es el propósito exclusivo A B C- -que si éste celebra hoy sus bodas ele un buen espíritu industria! supo hacer de plata, bien pudiera yo festejar mis bodas E n días graves y críticos para Alemania, una masa de lectores, acomodarla a su cride oro- y desde entonces, aunque reteniel punto de vista alemán- -como todos los terio e imponerle sus normas periodísticas. do en la Redacción de El Imparcial por i m demás puntos de vista que entonces se enD o n Torcuato no era un hombre capaz trechocaban- -fué recibido en las columnas I perativos de lealtad y de gratitud a la famide buscar el negocio halagando a la galede A B C con franca hospitalidad española. lia Gasseí, consideré el nuevo diario, debir í a E n sus andanzas editoriales, había muLos sufrimientos de Alemania a raíz de la do al impulso creador del inolvidable don cho de diíettantismo. E n su temperamento guerra infelizmente terminada encontraron Torcuato Luca de Tena, como la meta de fuertemente español, D o n Quijote alentaba siempre en las páginas de A B C un eco mis aspiraciones, algo así como era para con más bríos que Sancho. Perseguía, ante cordial. L a amistad híspanoaiemana, -basada los cronistas de sociedad la entrada en el patodo, la satisfacción propia y se recreaba en la mutua consideración intelectual y en lacio de F e r n á n- N ú ñ e z el espaldarazo de en su obra como un niño con un juguete; una ordenación equitativa de las relaciones los antiguos caballeros, la consagración que ocupándose personalmente hasta del último económicas, ha tenido siempre en A B C decimos ahora. detalle. Así creó D Torcuato este A B C un decidido defensor. Así, cuando las circunstancias me permi- -cual antes illanco y Negro- -a su imagen y tieron el honor de colaborar en A B C conSon cosas éstas que di Utilmente se olvisemejanza bajo de talla (como él) fornido dan y que el pueblo alemán no olvida. Pero sideré llegada para el viejo cronista la hora como él) pulqueo itrio (como él) nervioso a las simpatías con que A B C cuenta en definitiva de su consagración. Mas, ¡n y! (como él) independiente (como él) diáfano Alemania se mezcla, en los conocedores del que en esías columnas, falto ya de la frescuy ordenado (como él) exaltado patriota oficio periodístico, un sentimiento de envir a juvenil, sólo puedo ofrecer a los l c d o (como él) con un ansia febril ele superación dia. Se sabe que una parte de la espléndida res la experiencia de una larga vida mu ti- posición de sus columnas, que impide los artículos muy largos; correcto, escrupuloso en su estilo, mundano, literario, artístico. Otros grandes periódicos limitan a sus adeptos con una personalidad exclusiva. Por encima de todo, posee A B C una singular cortesanía, que le permite contar entre sus amigos a gentes de distinto significado ideológico, y en cuanto a las lectoras, aun las m á s apasionadas del credo político y social de estas páginas, pueden, gracias a la fina amenidad de su texto preferido, disimular la pasión con las galas ligeras del flirt. En fin, y sea cual sea el motivo, al A B C l a feliz creación del primer marqués- de L u c a de Tena, hay que agradecerle el enriquecimiento de nuestro paisaje urbano con l a silueta de la femenina compradora de Prensa. Hasta hace veinticinco años no se conocía ta! atractivo en las calles y plazas españolas. Como se ignoraba también, y esto en el mundo entero, el ahora frecuente espectáculo de las multitudes mirando hacia arriba. Porque entonces aún no había aeroulanos. FEDERICO G A R C Í A S A N C H I Z como él) N o hay mayor perfección en la obra humana que esto de lograr infundirle la personalidad de su creador. RAMOX L O P E Z- M O N T E N E G R O POR L A C U L T U R A CATALUÑA DE A la generosa hospitalidad de A. B C, dando leal y cariñosa acogida a los admirables artículos de D Eugenio d Ors, debe la nueva Cataluña la introducción de su cultura en las tierras hispánicas, en ios momentos que Cataluña, apasionada e ingrata, pretendía ahogar la voz de uno de sus hombres más ilustres y que más ¡a honran. ADOLPO MARSILLACH maquinaria de A B C es de origen alemán, y se comprueba, por otra parte, que no hay en Alemania un solo periódico que, técnicamente, pueda compararse a A B C. ¿Será porque, como solía decir el ilustre D T o r cuato Luca de Tena- -me lo han contado perdonas que tuvieron el honor de tratarle- -los periódicos no se hacen con. máquinas ni con millones, sino con periodistas? ¿N o podría A B C exportar a Alemania el secreto de su fórmula periodística, mezcla afortunada de seriedad y de amenidad, de i n formación, literatura y doctrina? ALFREDO M A N E S A B C Y LA PROPAGANDA GRÁFICA D E L A ESPAÑA INCÓGNITA DE B 1 ARR 1 TZ
 // Cambio Nodo4-Sevilla