Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA DIARIO DO. N. DE J U N I O D E igo 5 ILUSTRAVICEJÜ 4 DE DE 1930. J II 10 NIO CTS. POR AÑO 8.5 ói NUMERO SIMOSÉXTO SUELTO, F U N D A D O E N 1 D. T O R C U A T O L U G A D E T E N A culto y con independencia siquiera relativa, 9 el fantasma de la Dictadura en España se- P A R A E L S O C I A L I S T A guirá siendo para unos la pesadilla; paEl Socialista da cuenta de nuestro vigéra otros, la panacea... simo quinto aniversario. L e parece bien, y L a fe en los principios y la virtualidad Clama el Sr. A l b a contra la incoherencia nos felicita. del derecho triunfan siempre de todas las y la discordia, contra el vocerío contradicMuchas gracias. adversidades. H a y que sostener el derecho torio de los grupos en pugna, y pide seEntera después a sus lectores de los bey los principios sin ceder jamás a ninguna renidad en las almas. y coordinación de las neficios que hemos repartido entre nuestros violencia. Conformes con nuestro querido actividades para llegar a un ambiente de l i redactores, empleados y obreros, del 25 por colega El Liberal, si quiere decir esto cuanbertad y de respeto mutuo a la consulta que 100 sobre el sueldo anual de cada uno. -D u do aconseja que nadie se asuste del soviet ha de producir, en paz y por lo que salga da el citado periódico a continuación que y de! fascio. Pero si al hablar de temores de las urnas, el Parlamento de la renovael comportamiento con su personal reprepueriles, del coco sovietista y del coco fasción de España E s el cauce jurídico que, sente la armonía de las clases. P a r a creercista quiere suponer que se trata de peliconstantemente, señalamos nosotros a todas lo necesitaría saber lo que se repartió de gros imaginarios y de fantasías intimadoras, las aspiraciones: la convocatoria legal y ganancias al capital; si esos obreros gozan nos declaramos entre los crédulos y los mela práctica leal del sufragio, para que la de la libertad política y sindical a que tiedrosos. N o fué una imaginación el período nación, en Cortes legales, disponga de sus nen derecho y si ganan los mismos salarios nada breve de anarquía y de angustia que destinos, sin oponerles soluciones forzadas que ganan los trabajadores de las demás vivimos hasta 1923, ni han sido un sueño ni hechos consumados. imprentas periodísticas Añade que esto seis años de Dictadura, que ni siquiera tees mucho pedir al A B C S i n embargo, H a y quien pregunta si estos años han nía como el fascio títulos de legalidad. Las nosotros vamos a aclarar sus dudas. dado algún fruto de experiencia, si han sermismas causas producirán los mismos efecvido para algo o para alguien. Tendríamos tos. H a y que temer, y mucho, los vergonY a en el suelto de nuestro director, se que renegar nosotros de nuestras campañas zosos desastres políticos que trajeron la decía que los beneficios extraordinarios remás tenaces para no reconocer en la actitud anarquía primeramente y la reacción dictapartidos al personal representaba la misma con que el Sr. A l b a vuelve a la vida pútorial después. S a l i r de la legalidad enproporción que los repartidos a los accioblica una visión justa y clara del momento cendiendo una guerra civil o apelando a nistas, también extraordinariamente, para político, de las necesidades y conveniencias una revolución, sería el camino más corto, celebrar el X X V aniversario del periódico. de la nación, ateniéndonos a lo que lleva aunque bien costoso, para ir a una nueva Los accionistas han cobrado el 25 por 100 dicho y en la hipótesis de que no lo modifiDictadura militar por el trámite de un endel capital. Y los obreros, el 2 por 100 que o lo tuerza. sayo scudocomunista Con esta afirmación, sobre su sueldo anual. que, a su juiciOj está en la conciencia de Estos obreros y los redactores y emplea ¿cao el mundo, el Sr. A l b a se coloca también UN RENGLÓN D E dos, que también son hijos de Dios, gozan, entre los crédulos y recelosos. N o es un no faltaba más, de una libertad política abreaccionario, ni se le puede atribuir tole EL LIBERAL soluta, seguramente mucho más respetuosa rancia o contemporización con el último pecon sus ideas, los que las tengan distintas a Nuestro querido colega El Liberal, próríodo, n i un concepto estrecho y rancio de las del periódico, que la que gozan los tradigo siempre de su benevolencia y de su la legalidad y del orden. bajadores de El Socialista. ¿Y libertad sincompañerismo amistoso para A B C, añade dical? Reconocemos, con El Socialista, que nuevo favor a los muchos que le debemos Los artículos del Sr. A l b a en La Natodos los ciudadanos de España tienen derey le agradecemos cordialmente. l í a dedicación, de Buenos Aires, llamaron la atención do a nuestro número extraordinario concho a sindicarse. E l derecho nace de la Ley, por su objetividad y su desapasionamiento. memorativo de las bodas de plata de A B C y la española concede, acertadamente, el de E r a el único político nominalmente flagelauna crónica rebosante de ingenio y de bonsindicarse. Pero no sabemos de ninguna ley, do por el manifiesto del general Primo de dad, que nos favorece por partida doble con ni existe por lo tanto ningún derecho, que Rivera y atropellado con un proceso irreel elogio y con el consejo. Que nos preparegular y difamatorio. Supo, sin embargo, obligue a los obreros de A B C, ni a ios mos a cambiar lentamente la norma de exenjuiciar al dictardor y a su obra como si de ningún otro periódico, a sindicarse en la presión si persistimos en el criterio de no nada le hubiera ocurrido durante la D i c Casa del Pueblo. Los nuestros lo estaban y perder por nada ni por nadie nuestra calitadura, prescindiendo de los motivos perpor su propia voluntad se borraron todos, dad de diario de realidades, es lo que nos sonales que han determinado con menos después de una famosa imposición de huelaconseja, porque el público tranquilo de razón o as actitudes vengativas y despega. Desde aquel episodio A B C, en uso de A B C va cambiando insensiblemente y no chadas. E l reciente artículo del Sr. Alba su derecho, que no creemos que El Socialista pasarán muchos meses sin que militen en las en El Sol- -Por la libertad dentro de la ley- -se atreva a negarnos, tomó el acuerdo de no filas del republicanismo. abunda en afirmaciones y postulados, que admitir en sus talleres a obreros asociados son como el epígrafe que los cobija, temas en la Casa del Pueblo, que no tiene por qué Los ideales de A B C serán siempre los frecuentes de A B C y el doctrinal con que mandar en la nuestra. mismos, esté donde quiera el público que se han familiarizado nuestros lectores. hoy le acompaña, y el periódico no tendrá Tampoco le negaremos nosotros a El So L a prosa exclusivamente política, con que cambiar lenta n i raudamente sus normas cialista su derecho de no admitir en su i m fines partidistas, está gastada y desacredide expresión; que es una de las condiciones prenta a los obreros no asociados. tada. E l español del día quiere trabajar que le estiman y seguirán estimándole sus Y vamos al último punto. ¿Ganan nuestranquilo, y atender normalmente a la salectores, piensen o no como él. Pero el cotros trabajadores el mismo sueldo que los de tisfacción de sus necesidades materiales y lega funda sus vaticinios sobre la mudanza otras imprentas? espirituales, sin palabras sonoras y fórmu- de nuestro público en la autoridad profética Confesemos que no, ganan más. Los suellas vagas, que valen tanto como escribir del Sr. Alcalá Zamora, y esto nos tranquilidos que en cada oficio y categoría tiene asigen el agua o servir al pueblo incauto una za en absoluto. V a y a otro vaticinio. Gracias nados la Casa del Pueblo, son los mismos ae función de fuegos artificiales: luz, ruido y a D. Niceto y a sus coadyuvantes no pasaA B C Pero aquí son sueldos iniciales. Cada dispersión al final... L a democracia ha- de rán muchos meses sin que vengan a las filas cinco años, automáticamente, asciende nueshacer compatibles los más atrevidos avan- ¡monárquicas o por lo menos sin que entibien tro personal, y se da el caso, por ejemplo, de ces en el derecho y en la economía con un su fe muchos republicanos. Y El Liberal, que un marcador, a los veinte años de haber mantenimiento vigoroso del orden en la caaunque no cambie las normas de expresión, empezado a trabajar en A B C y continuanlle y en la vida del Estado, con una discitendrá que retirarle su crédito al profeta. do en la misma labor, con la misma cateplina férrea que se imponga a todos los goría, si por su talento y esfuerzo no ha egoísmos de clase y a todas las violencias tiene justamente el doble de la derecha o de la izquierda. E l público debe leer diariamente mejorado de oficio, marcador de la Casa del de sueldo que un N o hay política democrática que no renuestra sección de anuncios por Pueblo, en las mismas condiciones. Y aunsulte huera si no atiende, sobre todo, a que de El Socialas realidades sustantivas, económicas y palabras clasificados en secciones. lista aquí terminan las dudaslos obreros de queremos agregar que sociales de la nación. E n ellos encontrará constantemen- Prensa Española disfrutan, además, de seEscribid lo que queráis en las Constituguros de vida y pensiones para l a vejez. Y ciones. Mientras na forjéis, un ciudadano te asuntos que puedan interesarle. que durante un año, después del fallecimien- LA POLÍTICA D E L PORVENIR t