Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. J U E V E S 5 D E JUNIO D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 6 ya algunos han podido salir de la Escuela para ocupar puestos de confianza en laboratorios y explotaciones. Marruecos progresa rápidamente. Esto se nota por días. Cada uno de los recorridos frecuentes que realizamos por la zona nos da una nueva medida de esos avances. Se nota el bienestar a flor de piel. E l ronroneo de los tractores está haciendo olvidar el zumbar formidable de los obuses. L a guerra está muy lejos, muy lejos. Ñ o es posible encontrar ya su huella en estos campos removidos por los trisurcos, donde todas ¡as variedades de cultivo, del tabaco a l cereal y al algodón, se dan con notable pujanza. L a base económica de la zona es la agricultura, y ésta va ensanchando sus dominios, estimulada por el Protectorado en forma de entregas de tierras al colono, en prestaciones de semillas y aperos, en enseñanza y asistencia técnica, en crédito agrícola... EMILIO L L Ó P E Z tar los territorios que son del Majzen para entregarlos a la colonización. Actualmente los españoles cultivan 11.303 hectáreas en la región de M e l i l l a y 9.888 en la occidental. Parecerá poco; ñero hay que tener presente que hace apenas dos años andábamos a tiros por las cabilas. E n ese corto espacio de t i e i i L p o se han preparado además otros nuevos perímetros de colonización en distintos lugares por un total de 25.000 hectáreas, que no tardarán muchos meses en ser sacadas a licitación. E l servicio agronómico, s i guiendo el ritmo acelerado que le imprime la suprema autoridad de la zona, no descansa, y nuevas extensiones de terreno serán acotadas y entregadas a la actividad privada, porque dentro de seis años, ha dicho el conde de Jordana, no deberá quedar un metro de tierra sin que dé rendimiento. Aún no es bastante causa la provechosa utilidad que a su esfuerzo saca para que el indígena preste la atención debida a la tierra. Como ejemplo y estímulo, la acción oficial se manifiesta por medio de las granjas agrícolas y las oficinas de propaganda. E n la granja de Larache, además de los servicios propios, muy bien montados, por cierto, funciona una escuela de capataces moros, que en su organización e instalación nada tiene que envidiar a los establecimientos similares del Marruecos francés, ya, que éste se viene tomando como modelo. Las Intervenciones militares, tan útiles y aptas en todos los aspectos de su compleja misión, se encargan de facilitar al servicio agronómico listas de aspirantes procedentes de todas las cabilas. Los muchachos reciben una sólida educación primaria, aprendiendo a leer, escribir y contar, Geografía, Historia y otras disciplinas. Concretándonos a la enseñanza agrícola, ésta se divide en tres cur- sos. Comprende el primero: preparación de viveros y semilleros, trasplantes, picados y siembras; podas injertos; manejo de pequeño material agrícola, aperos y atalajes; visitas a las diversas máquinas de siembra, distribuidoras de abonos, de recolección de cereales y forrajes, trilladoras y empacadoras en funcionamiento; escardas a mano y manejo de cultivadores. Segundo curso: Estudio de plantas cultivadas; variedades, prácticas de podas e injertos de diversas clases. Laboreo de tierras; época y material agrícola más oportuno. Manejo de arados, cultivadores y máquinas de recolección. Aperos y atalajes: descripción, empleo y utilidad de los mismos. Pequeñas industrias. Crianza del gusano de seda. Plantaciones: manera de realizarlas. Marqueo y distribución del arbolado. Siembras: de cereales, leguminosas, para grano y forraje y plantas hortícolas. Tercer curso: Ampliación de las prácticas del segundo. Preparación de insecticidas y su empleo. Fumigación de naranjos y olivos. Estudio de insectos perjudiciales a l a agricultura y forma de combatirlos. Manejo de tractores, segadoras, guadañadoras y otras máquinas de recolección. F u n cionamiento de trilladoras y empacadoras. Cálculo y preparación de semillas para las siembras. Plantaciones de arbolado, determinación del número de árboles por hectárea, sistemas de plantación. Abonos: sus clases, utilidad y empleo. Preparación de parcelas para riego. Cultivos de regadío. P a r a aplicación de sus conocimientos, cada alumno dispone de una determinada extensión de terreno. E l amor propio, muy despierto en estos muchachos indígenas, hace de cada parcela un verdadero vergel. Su aplicación se refleja en el hecho de que Tetuán, mayo, 1930. POLÍTICA NAVAL Inquietudes amenazadoras Las intensas ráfagas emotivas que cruzan de algún tiempo a esta parte el ambiente político español contribuyeron en cierto modo a desviar l a atención hispana- -tan poco dada, a discurrir por planos internacionales- -de interesantísimos postulados y rivalidades ascendentes, que van cristalizando en luminosas y arrogantes iniciativas de una potencia naval exclusivamente medite- Optimis es confianza en nuestras propias fuerzas. Es también alegría sin exaltación, pero llena de promesas. Es la fuerza mágica de los que supieron cuidar sus nervios, alejando toda excitación morbosa y agotadora. Este efecto únicamente lo consigue la medicación eficaz, natural y constante de et AGUA IDE AZAHAR tt L A GIRALDA í C n todas tas Farmacias, Perfumerías y Droguerías. T S 6 sQc alivo de lo s nervios E V Evita y cura todas las a f e c c i o n e s nerviosas y del corazón. Estimula s u e ñ o y apetito,