Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA N 1 G 6 DE D E 1930. NUMERO S U E L T O 10 C T S DIARIO I L U S T R A DO. AÑO VIGES 1 MOSEXTO N. 8.563 g F U N D A D O E N i. D E J U N I O D E 1905 P O R D T O R C U A T O L U G A D E T E N A L a etapa L a k e h u r s t- S e v i l l a Llegada a S e v i l l a A m a r r e y estancia en el aeropuerto. drichshafen. H a b l a n los representantes de A B C S a l i d a para F r i e L a bandera E l triunfo técnico y el fracaso político. española que no llegó a ondear en la H a b a n a Vibrantes de patriotismo, trémulas de emoción, atumultuadas por no encontrar el sentimiento palabras suficientes para expresarse, han brotado de labios de los representantes de A B C, en el viaje del Conde Zeppelín, unas impresiones que son efusiones de Leal españolismo. El insigne biólogo doctor Jerónimo Megías, el ilustre literato Federico García Sanchiz, hermanos en el amor a la Patria, han recogido en este vuelo lecciones inolvidables y han experimentado sensaciones verdaderamente tínicas, de insuperable interés. Con sincero entusiasmo proclaman el éxito triunfal de Hugo Eckener, comandante de la aeronave, que lia establecido nuevas marcas de velocidad y que ha demostrado las posibilidades de una línea comercial Brasil- Estados Unidos; con igual entusiasmo, aplauden la pericia y la disciplina de los tripulantes del dirigible, la ciencid de los fabricantes de los potentísimos motores y la perfección lograda en la construcción del Zeppelín. Y con absoluta sinceridad ponen de relieve el fracaso administrativo de la Empresa organizadora del vieje, y el mayor y más lamentable fracaso político de un vuelo- en que, tratándose de España y de América, se prescinde del saludo a la América española. ABC, como es sabido, trató de fletar al Conde Zeppelín para un viaje transatlántico, y aceptó todas las condiciones que se le propusieron, imponiendo, como única cláusula, la del aterrizaje en La Habana. Surgieron pretextos para eludir este requisito; se habló de que ese aterrizaje podía no ser grato a los Estados Unidos, y se insinuó que acaso las condiciones meteorológicas de La Habana no permitirían esa escala. Con documentos de autoridad oficial quedó desvanecido el recelo diplomático, y con el prestigio de un perito se afirmó- que La Habana ofrecía, por lo menos, iguales condiciones que Pcmambuco para que el dirigible se detuviera. No se llegó a un acuerdo; no era posible. Deliberadamente estaba eliminada La Habana en la ruta de este viaje. No puede, pues, sorprendemos lo ocurrido, aunque lo lamentemos con la misma tristeza con que lo lamentan los señores Megías y, García Sanchiz, al coronar los aciertos informativos de su diaria correspondencia radiográfica con las manifestaciones, bien pensadas y hondamente sentidas, que publicamos hoy. La etapa Lakehurst- Sevilla A b o r d o la normalidad es absoluta A bordo del Zeppelín K, 10 mañana. (De nuestro servicio exclusivo. íbamos volando muy bien, pero ios vientos contrarios han venido a cambiar las circunstancias. Las noticias que recibimos de las costas españolas dicen que hay grandes depresiones. Parece seguro que llegaremos hoy jueves, por la noche. A bordo, la normalidad es absoluta. -Megías- García Sanchiz. tación al jefe del dirigible Conde Zeppelín. E l jefe del Servicio Meteorológico, Enrique Messeguer. E l paso p o r P o r t u g a l Lisboa K, 3 tarde. Comunican de Cascaes que el Conde Zeppelín ha pasado, en vuelo, sobre este puerto, donde se encuentra fondeada una división naval alemana, a las 9,50 de la mañana. A las 10,20 el dirigible puso rumbo al Sur, siguiendo con dirección a Sevilla. P o r Saníúcar de Barrameda Sanlúcar de Barrameda 5, -5 tarde. E l dirigible apareció en la desembocadura del Guadalquivir a las dos de la tarde y pasó sobre la ciudad a una altura de doscientos metros. Viró después con rumbo a Cádiz, y reapareció una hora después, volando sobre la población. Siguió, por la línea del Guadalquivir, con rumbo a Sevilla. El Zeppeh n marcha h a c i a Lisboa Friedrichshafcn 11 mañana. A la una de la madrugada (hora de la Europa Central) radiotelegrafía el Conde Zeppelín d i ciendo que se encuentra a 38 grados Norte, 18,30 Oeste, y que, debido al mal tiempo reinante al Sur de España, no espera tomar tierra en Sevilla antes de las seis de la tarde del jueves. A h o r a marcha en dirección a Lisboa. -United Press. L a estación radio de! Zeppeh n en contacto con Ja de T a b l a d a L a estación radioteiegránca de la Base Aérea de Tablada, continuó durante las últimas horas de la madrugada y primeras de l a mañana del jueves a la observación, j buscando el contacto con el Zeppelín, con objeto ele tener noticias exactas y directas j de su situación y probable hora de llegada. Y a indicamos en nuestra información del número anterior la dificultad de comu! nicar con el aeróstato, que puede trabajar con onda extracorta, con lo que elimina la mayoría de las estaciones. Así, pues, la toma de contacto dependía en absoluto de ía aeronave. Por fin, a ¡as siete y veinticinco de la mañana de ayer, la radio de J. ablacto recogió la llamada directa de! Graf Zeppelín, en la que anunciaba que tenía un despacho del teniente coronel Herrera para el ¡efe de la Base Aérea de Seviila. Daba también la situación a los treinta y ocho grados, treinta minutos latitud N o r te, once grados treinta minutos longitud Oeste. Momentos después comunicaba que el d i rigible no aterrizaría antes de las seis de la tarde, firmando el despacho, al cual hacía referencia e! aviso, el teniente coronel Herrera. Seguidamente la radio de Tablada retransmitió a! Conde Zcppelín ci despacho que anteayer le diera el crucero alemán ScheJcwing Holstein. Las condiciones atmosféricas E l servicio meteorológico nacional nos envía la siguiente nota: M a d r i d 5, 4 tarde. A l Sur del paralelo 40 persiste hoy, desde América a las Azores, una extensa área de buen tiempo, que ha de aprovechar al viaje de regreso del Conde Zeppelín; pero, como se advertía ayer, desde el archipiélago portugués de las Azorcs a las costas de Portugal, y especialmente en las proximidades del Continente, el viento cambia al Norte y las nubes se hacen más intensas, dando origen a aguaceros. E n el golfo de Cádiz y en las provincias andaluzas de Sevilla, Cándiz, Málaga y Almería, estos aguaceros son copiosos y se convierten en chubascos, lo que tal vez dificulte la arribada del dirigible. Tampoco es bueno el tiempo en el mar Balear, n i en el golfo de León, pues en estos parajes, aunque el viento no es fuerte, también se registran aguaceros. E n Francia, Suiza y Alemania el cielo está con menos nubes y los vientos soplan y soplarán mañana todavía, del Noroeste, y lo mismo ocurrirá en la zona del golfo de Vizcaya. E l Servicio meteorológico Nacional trasmite dos veces diarias a su Centro regional de Sevilla datos concretos, y detallados de la situación atmosférica del occidente europeo, para que puedan servir de orien- í
 // Cambio Nodo4-Sevilla