Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P Policía; exámenes en octubre. E n ene- i Auxiliares de Contabilidad de Hacienda. B a Hacienda se admiten señoritas. Programa oficial nuevas contestaciones y preparación en el antiguo y acreditado INSTITUTO MfTJS E n Policía obtuvimos 143 plazas, entre ellas I03 números 1, 2, 3, etc. y en Hacienda, seis veces el número 1, dos veces el iWmero 2 y 326 plazas. Los retratos y nombres de estos éxitos definitivos se publican en el prospecto que regalamos. Solicite programas gratuitos al antiguo y acreditado INSTITUTO RtfnrK PRECIADOS, 23; P U E R T A D E L SOL, 13, y MAYOR, 1, MADRID. Tenemos internado. St o pIazas 1 9 3 ara f iü- jjS pl r fie 1 juanetes, verrugas, ojos de gallo y toda dureza desaparece en tres días usando el patentado RECHAZAD LAS IMITACIONES En farmacias y droguerías, 1,60; por correo, dos pesetas. FARMACIA PUERTO. PLAZA SAN ILDEFONSO, 4, MADRID Primera marca alemana. SUPER- DIESEL verticales y horizontales, 10 a 1.500 HP. y mayores. Especialidad en grupos para CENTRALES ELÉCTRICAS Agentes generales para España: CERCEDILLA (MADRID) Médico director: A de Larrinag Pensión completa, incluida asistencia- médicáj de 30 a 50 pesetas. Oficinas en M a d r i d Alfonso X I I 4 4 Teléfono 16704. C. a HERRERA BarqniUo, 18, Madrid. Bombas centrífugas y pistón. Instalaciones completas. Motores. Tractores. Contado. Plazos. COMPASIA H E R R E R A BARQUILLO, 18, MADRID INSTñLñClONES DE RIEGO 122 E. RODRIGUEZ- SOLI L O S G U E R R I L L E R O S D E 1808 ¿2. Í cuerpe, pudieron salvarse el ayudante de Bessieres y muchos franceses, tildados por las insolentes amenazas que proferían contra España desde que los soldados de Napoleón se habían apoderado de nuestra Patria, y a los que el pueblo buscaba con tenazempeño. Nombrada una Junta encargada de l a defensa, na de sus primeras disposiciones, recordando las amenazas de Bessieres, fué armar 800 paisanos, que colocó bajo las. órdenes del coronel santanderino don José Velarde, jefe del Provincial de Laredo, con el título de general de las improvisadas fuerzas. L a Junta general acordó el día 27 nombrar otra particular de gobierno y defensa, compuesta de personas de alta posición militar y social, y para presidirla a l obispo, el ilustrísimo señor don R a f a e l Tomás Menéndez de L u a r c a prelado caritativo y varón piadoso, extraordinariamente querido por sus, altas prendas. Hallábase el obispo en el inmediata, pueblo de Maliaño, y aunque al pronto se negó a aceptar, consintió por fin en venir a presidir l a Junta cuando le aseguraron que el pueblo entero iie había aclamado. H e aquí l a proclama que publicó, documento digno 3 el mayor estudio: S i supiéramos que l a fortuna y l a ruina de los imperios y de los reinos depende, sobre todo, de la buena o mala política de los que gobiernan Bus Soberanos, sería nuestra suerte dichosa. S í l o diré sin temor. L o s Soberanos mismos son Ioí que por sí solos crean o anulan, engrandecen p abaten, degradan, empobrecen o hacen brillar y fio recer sus Estados. N o busquemos en otra parte l a prueba de esta verdad luminosa. E n l a gran España l a tenemos. Bajo unos magistrados que sabían gobernar, fué l a España uno de los más ricos y v a lerosos reinos de l a Europa. Y u n príncipe como Carlos I V dedicado a comer y casar, la ha arruinado, habiéndonos puesto e n manos del más pérfido del mundo, en términos que, con decir franceses, está dicho todo. N o desmayéis, pues veo cercana l a ruina de Napoleón y del gran duque de Bergajo. N o desmayéis, no, vuelvo a decir, montañeses; los asturianos os ¡enseñan. el camino por donde debéis i r L o s í Catalanes os proponen vuestra gloria, y el Consejo español todo, como padre y señor nuestro, os apunta los senderos y partido que debéis tomar. Y por fin, el resto de toda la España os está gritando a voces para que l a favorezcáis y sigáis sus huellas. ¿Q u é os detiene, pues? ¿Acaso la superioridad de sus jueces? N o pues soy el único que hay en esta plaza y os franqueo lo que queráis. ¿O s detiene, acaso, el consejo de vuestro padre espiritual, Pastor y Prelado? ¡Pues seguidle, que con él navegaréis seguros. A c u d i d pues, a él, para que os sirva de general, a quien ikiicaroente debéis obedecer. ¿O s detiene l a falta de uno que levante el grito? Pues hacedlo todos a una yoz. ¿O s detiene l a falta de dinero para los gastes? Ahí tenéis 40.000 duros en l a oficina de M a r i n a m i llón y medio en la Aduana. L a casa de Labat, l a de Planté, l a de V i a l y l a de otros infinitos que os darán lo que pidáis; y si no, vosotros, como dueños, os lo tomaréis. Y el pueblo todo y l a provincia toda junta os ayudará. ¿Pues qué os detiene? Manos a la, o b r a nunca mejor que ahora podéis ser felices; nunca podéis apagar l a sed que tenéis de l a sangre ¡francesa sino ahora. ¡A pelear por la religión, por. Dios, por Jesucristo, por el Rey, por la Patria, Por- el pueblo, por la Justicia y por vuestra segundad pues de lo contrario se llega vuestra perdición. S a n tander, 26 de mayo de 1808. -Rafael Tomás Menéndez. E l ilustrado escritor don José A n t o n i o del Río, en su notable obra La provincia de Santander tajo to dos sus aspectos, de donde tomamos este precioso documento, dice que este prelado que así excitaba a l pueblo contra los franceses no permitió que se les perjudicase en sus intereses; que deseaba l a guerra, él, que era l a bondad misma, y animaba a recurrir; a medios extremos teniendo corazón de niño bueno, g- uiado por l a idea salus populi, suprema lex. E n t r e los rasgos más notables del obispo Rafael merece ser conocido el siguiente: A l saber que había entrado en el puerto u n buque francés con u n rico cargamento, algunos individuos de l a Junta decidier o n apresarlo; pero el obispo, fundado en que era u n buque mercante y no de guerra, y en que pertenecía a u n particular, ordenó que se le, dejara en libertad
 // Cambio Nodo4-Sevilla