Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA JO D E 1 U N I O D E 1930, NUMERO 10 C T S D E SANSEBASTIAN. CERCANA SUSCRIPCIONES Y A TETUAN, SEVILLA DIARIO DO. ILUSTRA- A Ñ O ViGE S a SIMOSEXTO N. 8.566 ANUNCIOS: MUÑOZ SUELTO REDACCIÓN: PRADO OLIVE. zas. Acaso hubiera convenido a su obra el de los elementos intelectuales catalanes que capítulo sentimental que escri Dieron, sin pro- aspiran a influir en el Gobierno de España ponérselo, la otra noche los Sres. Borras ha hecho pública la menor tendencia sepay Calvo y el público que los aclamaba. Pero ratista, fuera, naturalmente, de ese pobre seel Sr. Cambó, que es un temperamento exi- ñor Maciá, que es un Tartar m con barregente en materia de estética, como lo de- tina, y a quien nadie toma en serio desde muestra el tino de sus adquisiciones pictó- que se empeñó en romper la unidad nacioricas, no vibra con la misma intensidad en nal con el esfuerzo de ochocientos homUn tercer criterio los glaciares de la política. Es una carac- bres equipados en la Beüe Jardinien veinHace unos días fui testigo de una escena terística de su mentalidad contra la cualle tisiete mil francos de fondo de guerra y un inolvidable. A l finalizar la representación de sería vano el reaccionar. Las inteligencias parque sanitario que iba a dirigir un estu El gran galeota, en el teatro de Barcelona, habituadas a no ver en el aniverso sino he- diante de Medicina. el público, de pie y descubierto, aclamó a chos e intereses se aclimatan mal en la reEs evidente que la intromisión del penEspaña y a Cataluña, obligando a Enrique gión de los sentimientos: Y esa resistencia samiento catalán en el Gobierno viene a Borras y a Ricardo Calvo a materializar que se oponen en este caso el hombre y el romper ese endeble frente partidista, que con un prolongado abrazo el sentimiento sin medio es particularmente trágica, porque, a costa de tantos trabajos se está edificanimpurezas que animaba a toda la sala. Ten- si en alguna ocasión le fué necesario a Es- de con la cooperación de los que mandan. go entendido que en noches sucesivas se re- paña el concurso de mentalidades como la ¿Y qué se pierde con eso? ¿Quién ha dicho novó aquella generosa corriente emocional del Sr. Cambó, poderosas y documentadas, que ese frente pueda tener la consistencia en el curso de la representación de una co- es en la hora actual. Tampoco hay derecho necesaria para defender lo que a todos nos media de Santiago Rusiñol, llena de huma- a acosar al ilustre economista intimándole interesa conservar? Está bien que, como hona y graciosa intención satírica, como todo a que opte entre la región y la Patria, menaje a la vejez, se les entreguen cartilo, que fluye del pensamiento del esclarecido primero: porque no es lícito forzar a nadie llas a los que están ya por sus año? más humorista catalán. Esto, ¿qué prueba sino a que subvierta los polos de su sensibiii cerca de las sacramentales que de las pomque en el alma de todos los pueblos existe y después porque está por demostrar aún pas humana, pero sería una temeridad entreque esos dos conceptos políticos sean inconel mismo fondo de nobleza? Lo que imgarles con las carteras de ministros ios desporta es buscarlo y. hacer que palpite y se ciliables. Nos parece igualmente recusable tinos de la Patria... el avieso empeño que ponen ciertos persodesborde. En aquel momento las dos espiritualidades, la chica de región y la grande najes, que. no se dan cuenta de su bochorMANUEL B U E N O de Patria, se habían encontrado y fundido nosa posición en la vida pública, en cerrarle el paso al Sr. Cambó para que intervenga en un solo impulso. Era. el arbitraje del sentimiento resolviendo un problema que la con sus grandes medios en el Gobierno naCULTUpolítica no ha hecho sino agravar. Y a estoy cional. Esa misma táctica de encrucijada es C E N T R O S viendo sonreír con expresión burlona a más la que se empleó hace tiempo para retrasar RALES de un intelectual de allende y de aquende el el ingreso de D. Melquíades Alvarez en la Ebro. ¿Qué más da? Yo conozco a mis in- Monarquía. Y ese proceder es, por desleal, El Real Colegio Hispalense de telectuales y a los otros porque he echado despreciable. más de una sonda en su vanidad. Su acción Formación Profesional Uno de los errores políticos que más han meramente cultural dentro del país es exce Una muestra palmaria del interés que inslente; pero, en cuanto invaden la política contribuido a enconar nuestras relaciones adoptan los mismos egoísmos que cualquier con Cataluña ha sido precisamente la deli- pira la cultura y el aprendizaje y perfecotro gremio social y sus sofismas son de berada malevolencia con que se les ha difi- cionamiento de sus arte, s y oficios, prim- ipalefectos tan deletéreos como las de la retó- cultado su acercamiento a la función go- mente a las clases media y obrera de Sevirica parlamentaria. A l problema catalán se bernante. O se sometían a la disciplina de lla, son los importantes Centros de enseñanle han aplicado hasta ahora dos criterios: ios partidos históricos, o se les hacía sos- za con que cuenta la ciudad y los numerouno de cuarto de banderas, absolutamente pechosos públicamente con el estigma sepa- sísimos alumnos que a ellos acuden a recibir inoperante porque la fuerza no ha. servido ratista. Ese mezquino juego que ahora se sus instrucciones. nunca para desarmar a las almas, y otro trata de restablecer es demasiado claro para Díganlo, si no, la. Real Sociedad Econóde ateneo, que no ha hecho sino embrollar- que prospere. Se trabaja unos días a la mica de Amigos del País, la Escuela de A r sordina y otros con torio descaro por la tes, Oficios y Bellas Artes y el Real Colegio lo en ¡a bruma de. la. pedantería. Queda por ensayar, como fórmula de solución, un ter- restauración de los viejos partidos, y el Hispalense de Formación Profesión. anticer criterio: el sentimental, que brota es- general Berenguer está cediendo con exce- gua Escuela Industrial, de, que vamos a ocupontáneamente del pueblo. L a escena de la siva complacencia a ese designio, que, si no parnos; Centros de cultura donde reciben otra noche parece anticiparnos el éxito de se tratase de un espíritu de su probidad, se enseñanza más de tres mil jóvenes, muchos ese criterio, que era el preferido de Pascal. podría recelar interesado. Y como la pre- de ellos pertenecientes a las clases más huIgnoro lo que pensará el Sr. Cambó de sión del pensamiento catalán es demasiado mildes de la sociedad, después de haber reaesa fórmula, puesto que la omite en su libro. fuerte para que ciertas combinaciones oli- lizado durante el día una fatigosa ta ea en No vea el ilustre prohombre catalán ironía gárquicas salgan victoriosas de la Gaceta y losrespectivos talleres donde se ganan el pan en la alusión. He leído esas páginas con de las urnas, los interesados en que no se cotidiano. recogida atención y me apresuro a confesar malogren se entretienen en la farsa, un tanAmpliada la Escuela Industrial con otras que no echo de menos en ellas nada de to pueril, de enseñarle al jefe del Estado un lo que puede aportar la inteligencia al gorro frigio, que es demasiado pequeño o instituciones, pasó a funcionar desde el loesclarecimiento de un problema. Hay en el excesivamente grande para las cabezas de cal que conjuntamente ocupaba con la lisSr. Cambó dos cualidades sobresalientes a ios que se hacen la ilusión de ponérselo al- cuela de Artes, Oficios y Bellas Artes en ia plaza del Museo, a la torre Norte de la plalas que debe su posición y su autoridad: gún día. pensamiento y fibra, y esas dos cualidades Y no está el país para pantomimas, y za de España, recibiendo en ella el más esforman la textura del libro. Pocos hombres menos del género siniestro. España ha me- pléndido y adecuado acomodó, en tal forma, se sitúan ante lo real con tanta lucidez como nester ahora del esfuerzo inteligente y des- que su instalación puede considerarse como él. Es posible, y ya ha habido barruntos de la mejor y m á s rica de cuantas son (le, su de sus hombres más ello en algunos comentarios puestos al mar- interesado algunos de esos hombres eminen- clase, en nuestro país. tes. ¿Que están en gen de su obra, que en Madrid la reputen Cataluña? Pues habrá que llamarlos sin pe Amplísimos salones se destinan a nlleres, de poco española y en Barcelona, de poco, y laboratorios, siendo su material el bli catalana. Yo no participo de ninguna de esas dirles que renieguen de su pasado, ni o cé- moderno entre los hasta hoy conr- cidos. más garles a declarar que la Santa Espina, dos actitudes. Creo, por e! contrario, que lebre e, inofensiva sardana, que oímos hace Por orden de 21. de marzo de año el Sr. Cambó no podrá ir más lejos en la unas semanas el Sr. Alba desde el balcón del ameno jé aprobada Ja Carta furdpciorV exposición de los hechos sin quebranto de su Ayuntamiento, y yo desde una ventana de mi sentido crítico y sin riesgo de sus esperan- piso, debe ser proscrita, como música sedi- formuíada por TaUonuto p a a fines docentes y administrativos, estiDuXié. ciosa, de los conciertos populares. Ninguno dose en ella para la formación profesional: E L ARBITRAJE SENT 1 MENTAL ENCATALUÑA r 11 auas
 // Cambio Nodo4-Sevilla