Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Tusdí e l m u n d o s a n e que eia S e v i l l a u n a es la de GALINDBZ, calle PI y Margall, M I más surtida y acreditada. Esencias y Colonias a granel, de las mejores calidades. no lo encontrará más económico que en Para ancianos, delicioso. Para niños, ana golosina. Plaza leí P a n 3 SEVILLA Trajo para caballero, desde Trajo desde Artículos para TJnJforüíes de 15 p é s e l a s para niño, pesetas 5 viajo y sport. todas clases. teptnpo Sin l a v a d o s V mismo p u e a e s e c r e t a m e n t e curarse. informes, pedidos 9 f o l l e t o s g r a t i s al Dr. O Zatorre. a p a r t a d o 2 9 3 Z a r a g o z a V e n t a e o F a r m a c i a s C r ó n i c a o r e c i e n t e curación v e r d a d v rápida c o n T r a t a m i e n t o G O N O S E R M A N p a i e m a d o i p o m a d a y s e l l o s a ast DE IMPORTANTE FABRICA D E E s la más hermosa de las revistas, su ya larga colección constituye la ejecutoría de una historia de arte y buen g u s t o constantemente mantenida y en t o d o momento acrecentada P R O P l ETARS OS INSTALAR SIEMPRE LAS COCINAS B. TA VERA, 13. SEVILLA. T E L E F O N O 23482. se concedería a casa establecida. Dirigirse a HispanoSuiza de Publicidad, Fernando el Católico, 31. Madrid. Y ACEITES PESADOS en toda España ia usted todos los días G U E R R I L L E R O S D E 1808 E 23 128 E, RODRIGUEZ- SOLIS LOS en la plaza Mayor, y el del ministro don Pedro Ceballos, que estaba en la Universidad, a l a entrada del patio de las Escuelas Mayores, pensando, lógicamente, que Ceballos, compañero y pariente de Godoy, habría caído con él, cuando era todo lo contrario. E n l a noche del 14 de junio se reprodujo el alboroto pidiendo armas y acusando al gobernador Zayas de afrancesado, quien, para salvarse, se escondió en el palacio del obispo, y su esposa en el convento de las monjas de San Pedro. A l otro día salió el guardián de San Francisco con los estandartes de la Concepción y el Rosario, seguido de varios frailes y curas, que luego se encargaron de l a custodia de las puertas y de la formación de patrullas que recorrían la ciudad. E l 23 partió una compañía, compuesta de 70 estudiantes, con una hermosa bandera en que iban pintadas las armas de la d n c M Los armamentos, dispuestos por la Junta que se formó, continuaron con gran entusiasmo, y el 17 de agosto marcharon para Madrid 3.000 hombres, entre paisanos, estudiantes y soldados, a los cuales se dio el nombre de Regimiento de l a Bigornia; el 15, otro pelotón de 1.500 hombres, llamados Voluntarios d é Salamanca, y el 16, otra división del mismo número con algunos cañones. Estas fuerzas iban muy bien regularizadas, bajo el mando del general Cuesta (1) E n A l b a de Tormes, a pesar de hallarse tan p r ó ximas las tropas francesas, se presentó la mañana del 5 de junio don Miguel Gómez, con otros sujetos principales, y rasgando su capa, de grana, repartió Jos pedazos al valeroso vecindario, que bien pronto los convirtió en escarapelas, procediendo a un alistamiento, que dio por resultado la formación de seis compañías de a cien hombres, de las cuales enviaron dos en auxilio de Ciudad Rodrigo, y a l a formación de una Junta, de la que fué nombrado presidente el administrador del duque de Alba, don Juan Regidor Flórez, así como jefe de las fuerzas con el título ¡de coronel, y don Manuel Coca con el de teniente oronel. Elegido don Miguel Gómez; sargento mayor, puso Barco. LOpsz y R, Girón. -Histgrig, de Sqlamáncáx seis años, último resto de nuestras antiguas libertades, compuesta de un delegado por cada una de las provincias gallegas. Esta Junta se instaló con el título de Junta Soberana de Galicia, y a ella fueron agregados los obispos de Orense y Túy, por l a popularidad de que gozaban, y el sacerdote D. Andrés García. Aprovechando los cuadros de oficiales que allí había, pues la mayoría de los soldados se hallaban en l a expedición enviada a Portugal, pudo formar la Junta en poco tiempo, ayudada del entusiasmo del país, un ejército de 40.000 hombres, del que formaba parte el célebre batallón Literario, compuesto de estudiantes de l a Universidad de Santiago, y envió algunos regimientos a las fronteras de León, para dar fuerzas al alzamiento de esta provincia y observar al enemigo, acantonado en Burgos y en el camino de Madrid. Como l a de Asturias, la Junta de Galicia mandó a Inglaterra sus comisionados, solicitando paz y alianza, los que fueron recibidos en Londres con toda clase de obsequios, obteniendo l a seguridad de alcanzar su petición. Con efecto, los diputados sir Tomás Dyer, y sir Carlos Stuart. vinieron a Gijón y la Corana, a fin de estudiar las condiciones de nuestro país y aconsejar los auxilios de que habíamos menester, trayendo el segundo la grata noticia de haber sido puestos en libertad, por el Gobierno inglés, los prisioneros hechos en el combate de Buenos Aires, que se hallaban encaxcelados en los pontones ingleses. Las Castillas Pasemos a las Castillas. León se alzó también en armas, sin que le arredrase pensar que la Caballería francesa podía devastar el país a su capricho, acreditando una vez más los leoneses su esforzado corazón. A v i l a Segovia y otras poblaciones de Castilla, desde cuyas torres podía verse el humo de los campamentos franceses, quisieron mostrar a Napoleón hasta dónde llegaba el valor castellano y lo imposible flue era dominar a España, A v i l a desplegó al vienta
 // Cambio Nodo4-Sevilla