Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A BC. IMIÉRCOLES ii DE JUNIO DE 1930. E D I C I Ó N DE ANDALUCÍA. PAG. 17. E L P R O B L E M A VINÍCOLA. LOS IMPUESTOS Y EL MERCADO Conincidiendo con la nueva baja de los precios, la abstención de la demanda y la cercanía de la vendimia, se publican estos días en la Prensa las protestas contra las diputaciones y Ayuntamientos que asfixian con tributos exorbitantes el mercado local de vinos. Las cifras de esos impuestos son tan enormes que constituyen una barrera prohibitiva, pues triplican y cuadruplican el precio de origen. P o r ese camino el uso del vino de mesa constituirá un lujo y el beber una botella de Jerez, casi un delito. Problemas como éste que afectan a la r i queza nacional, no pueden diferirse m tratarse con fórmulas vanas o circunstanciales. E l de los vinos tiene una línea definida, que es la de garantizar los mercados. N o hay incógnitas que resolver; con claridad y competencia señalaban l a orientación las conclusiones del reciente Congreso de Madrid. L a s recogimos literalmente y, atentos a los comentarios en la Prensa de las regiones más interesadas, dimos también eco a j u i cios autorizados. Algunos de ellos se pronunciaban muy razonada y razonablemente contra la perspectiva casi única del coupage. P o r nuestra parte añadíamos dos observaciones de realidad: el- estacionamiento de la propaganda y la precisión de buscar, con el esmero de las elaboraciones, el paladar del consumidor, tanto el de la masa del país como el del extranjero. Pero todo el esmero elaborador será bal- dio si no se da a la viticultura el amparo a que tiene derecho, y hoy parece concitarse todo contra ella. L a fórmula de desfilar es un paliativo ocasional; no sería nunca solución, sino desviación. Las comarcas vitivinícolas no pueden n i deben renunciar a una legítima ganancia remuneradora, que no ha de dar nunca en el recurso extreme de quemar el vino para obtener unos céntimos, sino en venderlo, y en venderlo bien; mañana mejor que hoy, y cada año con nuevos horizontes de mejora. E l dueño o cosechero planta la vid y tributa por el tuitivo para el nn propio y transforma la finalidad del cultivo; pero el lucro mínimo de la destilación sería en de- unitiva el fraude de los propios afanes, y, a la larga, la despoblación de los viñedos. U n daño inmenso. Sólo in extrenús, por la i m posibilidad de otro medio, de momento, puede hablarse de ello. Pero, ¿y el año próximo? ¿Y los sucesivos? Las comarcas vitícolas tienen el doble derecho de que no se intercepte el desarrollo de la producción y el aspirar a que no les preocupe- como un problema insoluble el volumen sobrante. E l Congreso definió expertamente iniciativas y medidas para el exterior; en concreto, para Polonia, Inglater r a y Alemania, denunció cómo en el sobrante influían estos tres factores: transportes, impuestos y adulteración. Sobre el primero y sobre el segundo, el Estado debe poner mano urgentemente. L a sobrecarga del transporte es agobiadora; en cuanto a los tributos locales y provinciales, hay que atajar u n a de las más peligrosas elasticida des de los estatutos vigentes. L o s barulleros de la política, tan desentendidos de los problemas de entraña, no han rozado siquiera éste; pero no faltarán en las Cortes voces de fuerzas v i v a s que los planteen. Se h a q u e r i d o e n t e r r a r l a ley O s m a y no se h a pensado que se e n t e r r a b a u n a gran p a r te de l a r i q u e z a n a c i o n a l L a desgravación tado, inspección constante. Los Municipios- -esta es la verdad- -se acuerdan del vino para sacar dinero, no para perseguir la sofisticación, tan dañina y letal frecuentemente para la salubridad. E n las notas de decomiso o destrucción de géneros averiados, no recordamos haber leído nunca que vaya vino al sumidero. Y la falsificación es de una cuantía escandalosa; tanto, que fuera curiosísimo el conocer estas dos cifras totales de la última anualidad la producción de vino común; lo consumido- -sin contar matute- -en cada provincia. H a y quién dice que la segunda cifra dobla la primera. Pues, entonces, de dónde viene el sobrante? J. OS ríos, las fuentes y los pozos darían razón pero lo peor, acaso no sea el agua, sino la química. E l vinicultor auténtico está inerme y abandonado frente a esa falsa elaboración. Y mientras. se le abandona en los gravámenes de transportes, impuestos y en la competencia de los falsificadores, se le compensa... autorizándole para que queme su vino. Se le perdona la vida, pero para que viva a pan y agua. Esto sin contar- porque es otro tema ajeno a nuestro punto de vista- -con la repercusión sobre otras destilaciones que se den con productos de la agricultura, que también son riqueza distribuida. E s lo cierto que desde marzo, fecha del Congreso, nada se ha hecho, ni aun planteado, para la orientación única, fehaciente y adecuada, que encauce el problema, y sospechamos que puede acentuarse y agravarse antes de terminar el año. E L GOBIERNO Y L A DIPUTACIÓN PROV 1 N CIAL D E SEVILLA U n a nota de la Comisión Madrid 10, 6 tarde. Esta tarde el presidente de la Diputación provincial de Sevilla, Sr. Sarasúa, entregó a los periodistas la siguiente nota oficiosa: L o s comisionados de la Diputación provincial de Sevilla, que han gestionado con el Gobierno lo referente a la recaudación de las Contribuciones, han visitado esta mañana al señor ministro de Hacienda para agradecerle los términos en que ha sido resuelta esta cuestión, con arreglo a los puntos de vista que mantenía el Sr. Arguelles, aunándolos con los intereses de la Corporación sevillana y que. cristalizarán en la correspondiente disposición ministerial que se publicará en momento oportuno. Los comisionados han expresado también su gratitud al señor subsecretario de. H a cienda, por la eficacia de sus gestiones en la favorable resolución de esté asunto. Los representantes de la Diputación sevillana, terminada ya su misión, marchan mañana a Sevilla, y nos consta que van muy satisfechos. L a comisión quiere expresar su gratitud al marqués de Luca de Tena, que la acompañó constantemente y que ha interpuesto siempre su valiosísima influencia para conseguir la solución del pleito O t r a s gestiones i II S E V I L L A Y PÉREZ O L I VARES Sevilla tiene una deuda con un hijo ilustre: Rogelio Pérez Olivares. E l libro que publicó este culto escritor y periodista y que hoy exhibe su lujosa presentación en muchas bibliotecas oficiales y privadas de Europa y América, es algo que ha de quedar simbólicamente en pie junto a los edificios que perpetúen plásticamente el triunfo de la Exposición. E n aquel magnífico volumen, cuyo éxito se ha hecho día por día, mes a mes y de mano a mano entre las gentes cultas que pasaron por nuestra ciudad, está Sevilla, toda Sevilla; pero no como en las guías y en los cuadernos del turismo, tan sólo en los relieves de grandiosidad y de belleza, o en los encantos de perspectivas y de conjunto, sino que está también el alma de Sevilla, la vibración de su espíritu bajo el azul de su cielo incomparable y de la sonrisa de sus jardines. Pérez Olivares ha enseñado en ese inspirado libro a las, gentes que han venido y a las que han de venir, la Sevilla total cotí los hechizos y los imanes de lo típico, los tesoros del arte y el empuje progresivo de su propio esfuerzo, que la eleva al primer rango de población. Las poblaciones de parecida índole podrán despertar en los viajeros y en el lector en general, el interés y la curiosidad; pero quien recorra las páginas de Pérez Olivares habrá de rehusarlas de pleno si es esquivo a la emoción, o habrá de entregarse plenamente a la emoción porque la transportan palabras empapadas en el amor admirativo, en el culto entrañable a la bendita tierra nativa. 1 L a comisión de Sevilla se propone visitar al ministro de Fomento, para hablarle de los auxilios a los damnificados por los tem poraies en la provincia. También visitará al ministro de Trabajo. 0 a EL GOBIERNO DEROGA E L D E C R E T O D E S A N C I O N E S CONTRA E L USO OFICIAL D E BANDERAS E IDIOMAS REGIONALES T e x t o del R e a l d e c r e t o d e r o g a t o r i o Madrid 11, 1 madrugada. L a Gaceta publicó ayer el Real decreto de derogación del de 18 de septiembre de 1923, cuya parte dispositiva es como sigue: Artículo único. -Queda derogado mi decreto de 18 de septiembre de 1923. Por la Presidencia del Consejo de ministros se dictarán las oportunas instrucciones respecto al uso de las señeras, pendones o banderas tradicionales e históricas de significación patria o simplemente regionales, como igualmente en cuanto al empleo, de idiomas o dialectos que no sean el idioma castellano. L a R e a l o r d e n de la P r e s i d e n c i a se impondrá o no habrá mercado interior posible. E n cuanto a as, adulteraciones, nada se ha hecho. Pidió el Congreso veedores del E s- Sevilla está en deuda con Rogelio Pérez Olivares; no diremos que sea la única, puesto que tantos sevillanos dignos de serlo han sido pregoneros eficaces del gran Certamen y de los encantos de la ciudad; pero sí decimos que es deuda muy señalada. Y como el pago es fácil, puesto que amor, con amor se paga, basta con lo dicho para que este sugerimiento no se desoiga y quede traducido en iniciativa oficial. E n virtud de lo ordenado por el anterior decreto, la Presidencia del Consejo ha publicado en el periódico oficial una Real orden, en la que se dispone lo siguiente: P r i m e r o -L a s señeras, pendones y banderas de significación histórica que guarden Ayuntamientos y otras corporaciones, pueden ser ostentadas libremente en las procesiones, comitivas y ceremonias en que tradicionalmente se lian venido exhibiendo. Segundo. -En los edificios públicos y privados, en los buques en aguas jurisdiccionales españolas y en cualquier otro lugar del territorio nacional se pueden ostentar las banderas, cuyas características hayan sido consagradas por el uso, con significado local o regional; pero siempre que se icen ban-
 // Cambio Nodo4-Sevilla