Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
miijiíminwuiniiniiimnimimHhuTi Í N I TIÉIKA DE L 4 CERÁMICA StwunTÚ fiJL J V A D O D E BtimtiXs s l A l XPQ lCl N IBERO AttEltfCANA No deje Hd. de leer ei próximo domingo f fc u ira A r t e L i t e r a t u r a AZVLEJOlT- DÉCOItAClON CERÁMICA C A- r t A r W E L tAlUllHPO- rT. AGENCIA D E PRESTAMOS PARA EL Modas T o r o s etc- Deportes Banco Hipotecario de España a 80 k i l ó m e t r o s Madrid por carretera- pista, 700 h e c t á r e a s 35.000 encinas. Magnífica casa para dueñ o V é n d e s e 550.000 pesetas. Escribid a E B. Apartado 9.0 50, Madrid. Precio d e l ejemplar P r é s t a m o s sobre fincas r ú s t i c a s y urbanas, aunque e s t é n hipotecadas. I n t e r é s el 5,75 P O R C I E N T O anual, pagado por semestres vencidos. E l Banco acepta en cualquier fecha el reembolso total o parcial del p r é s t a m o AGENTE: SEBASTIAN G. 17, P R A T J S E V I L L A ESTRELLA. TELEFONO SIERPES, 23890 m! im! U! miMnn M mrmm I wmrjm g iiimn nnniim I E. R O D R I G U E Z- S O L I S l a Humanidad... Coincidiendo en el fondo sus ideas, el médico y el fraile habían llegado a ser dos cuerpos en una sola. alma. Don Luís Peñaranda se presentó a l padre Rico acompañado de los hermanos Beltrán de L i s v de dos valientes oficiales del regimentó de Saboya: el capitán don Vicente González Moreno y el teniente don José Ordóñez, a proponerle la toma de la ciudadela como único medio de contrarrestar los trabajos del Acuerdo y evitar otra traición. Reconocida la necesidad de apoderarse de la fortaleza, decidieron que don Luis Peñaranda y los hermanos Beltrán de L i s con algunos patriotas, y González Moreno y Ordóñez con algunos soldados, se emboscaran en las cercanías de la ciudadela, en ianto que, el padre Rico alcanzaba del capitán general una orden para entrar en la fortaleza y ver la. artillería con que se podía contar. Resistióse el general, y sólo se la otorgó a condición de que únicamente le acompañasen cuatro personas. Llegados a la ciudadela, al franquear el rastrillo el comandante Barón de Errús, Peñaranda y sus amigos, y Moreno y Ordóñez y sus soldados, se precipitaron al interior, y allí mismo comenzó el alistamiento que no había querido realizar el Acuerdo; y cuando el capitán general quiso recobrar la fortaleza, el cueblo se negro a abandonarlaE l padre Rico, don Luis Peñaranda y Moreno sabían que las autoridades habían enviado a Madrid nuevas comunicaciones; pero tuvieron la generosidad de callar, pensando que denunciarlas era lo mismo que sentenciarlas a morir. Aquella misma tarde (29 de mayo) se publicó un bando, escrito por don Luis Peñaranda, consignantío que el pueblo, español, siempre valiente v generoso, no podía aceptar la esclavitud; que se respetaría l a vida y las propiedades, y que por la salvación de la Patria todos estaban dispuestos a dar su sangre. Acordado por el padre Rico y sus amigos el nombramiento de una Junta, el decidido fraile se pre sentó a las autoridades con la lista de los que debían componerla. Brazo eclesiástico: E l arzobispo, los canónigos Roa, Ferrer, Rivero y U r r a párrocos de San Salvador, L L O S G U E R R I L L E R O S D E tSoS San Andrés, Santa Catalina; vicario mayor de la Catedral; priores de Santo Domingo, Carmelitas calzados y San Agustín, y guardián de San Francisco. Por la nobleza: Conde de Castelar, barón de A l balat, barón de Petrés, marqués de Jura- Real. Por la ciudad: Marqués de Valera, don Joaquín de Villárroya. don Rafael de Pinedo v don Mariano Ginart. Colegio de Abogados: Don Francisco Maquivar, don José Lumbiela, don Vicente Traver. Por la milicia: Duque de Castropignano, don D o mingo Nava, don J M de Cajigal y conde de Cervellón. (Todos tenientes generales. Por el comercio por mayor: Don Pedro Tupper y marqués de San Joaquín. Por el comercio al por menor: Don Toaquín G i l y Hernán y don Pedro Tío. Por los artesanos: Los clavarios de velluteros, de plateros, de horneros y de carpinteros, y además ios electos de los cuatro cuarteles de labradores. L o n individuos del Acuerdo pidieron entrar en ella, y el padre Rico accedió, no sin que. al consultar a sus amigos, le dijese Peñaranda: Temo que tu condescencia ha de sernos funesta. A l g o se modificó la lista, entrando en la Junta don Luis Peñaranda, don Vicente Beltrán y el abogado don Manuel Cortés, y aquella tarde quedó constituida, quedando el padre Rico, como representante del pueblo, encargado de transmitir a la Junta los deseos y aspiraciones de ésta. L a Junta participó su instalación a todos los pueblos de Valencia. a todas las provincias, a los jefes de mar y tierra y a los virreyes de América. A propuesta de don Luis Peñaranda, despachó pliegos al marqués de la Romana, que se hallaba en Dinamarca, para que regresara a España; y por indicación del cónsul de Dinamarca, señor Tupper, solicitó la alianza de Inglaterra. Llamado por los patriotas don Luis Peñaranda, don Narciso Rubio y don Manuel Cortés el capitán dei bergantín inglés que vigilaba la costa, a fin de que conferenciara con la Junta, ofreciendo ellos quedar en rehenes en e l bergantín, el capitán vino con ellos a la ciudad, donde ¿ptuvo una gran ovación, 1 muraran liiánn