Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID- SEVILLA DÍA 13 DE JUNIO D E 1930. NUMERO SUELTO 10 CENTS. fL fl J J? i l M- J W ñ DIARIO ILUSTRA DO. AÑO V I G É SIMOSEXTO N. 8.569 g g F U N D A D O E N i. D E J U N I O D E 1905 P O R D T O R C U A T O L U C A D E T E N A E L DECRETO DE BANDERAS LAS Cuando el general P r i m o de R i v e r a dictó su decreto de sanciones contra el separatismo, a los tres días de instaurar la Dictadura, mantenía sus compromisos con los autonomistas y en la misma disposición les anunciaba concesiones a breve plazo. Sin lo que algunos catalanes llaman incomprensión, prejuicio unitario, acción patriotera, el general traía de Barcelona la impresión palpitante de los excesos del nacionalismo, de los alborotos y de los vivas a la República del Rif, en las Ramblas, en el Majestic Hotel y en otros lugares de la ciudad. Así era entonces el ambiente sentimental de allí. E l respeto a un estado sentimental es lo que ha determinado l a derogación de aquel decretó. Sin entrar en apreciaciones de la sentimentalidad, apresurémonos a decir que el decreto nos parece bien derogado. Jurídicamente no tenía defensa n i justificación: violaba derechos y garantías superiores a todo arbitrio dictatorial; establecía una ley personal y judicial con invención de penas y delitos, no todos con figura concreta. Políticamente constituía un error. E l separatismo como idea no es más abominable que el anarquismo. L o único punible de estas vocaciones es el hecho y en cuanto a la idea, sólo su empleo manifiestamente delictivo para la inducción o provocación o la preparación del hecho. Pero tratándose de separatismo es funesto no ya forzarlo al equívoco y al disimulo, sino facilitárselo y consentírselo. E l separatismo declarado no puede engañar a nadie y se priva de concesiones para la traición. L o que en Cataluña y fuera de Cataluña está engañando a muchos peligrosamente es la supuesta posibilidad de nna diversificación, de un régimen especial, de un Estado más o menos autónomo. E n g a ña a todos los que crean que un Poder centrípeto y otro centrífugo, un espíritu de unidad y un espíritu de autonomía, crbeti en un juego perpetuamente equilibrado; engalla a los que, ignorando l a Historia, ignoran el final inexorable de estas combinaciones. U n a fuerza desaloja la otra, de prisa o despacio. L a unidad crece a expensas de la autonomía y la suprime. L a autonomía crece a expensas de la unidad, y la destruye. L a unidad suprimió en Suiza, al cabo de siglos, la soberanía de los Cantones. L a unidad alemana va creciendo a la vista de los contemporáneos. E l caso inverso es el de Suecia y Noruega, contemporáneo también. L a autonomía es buen expediente como recurso d e l i b r a d o si se cuenta con el desenlace. P r de la Riba, el creador del equívoco que es todo el falso problema de Cataluña, fué un entusiasta del expediente y no era de los engañados sobre su aprovechamiento. A B C mantiene su actitud inflexible, su política de clara y leal negación ante el nacionalismo catalán, y seguirá oponiéndose a todas las concesiones y contemporizaciones que hagan creer a muchos o pocos catalanes en la posibilidad de una diversificación, de un régimen autonómico, de un Estado para Cataluña. P o r lo mismo no nos contraría que se facilite allí Ja expresión de sentimientos y aspiraciones, l a claridad de actitudes. Así será más fácil que la opinión española se deje llevar al engaño y al pdigro. E l decreto de la Dictadura prohibía el! Jubilando, a su instancia, por contar más uso malintencionado de las banderas. L a de cuarenta años de servicio, al ex subdi- Real orden del general Berenguer autoriza rector general de Comunicaciones D S a l la exhibición con el requisito de que le vador Navarro de la Cruz. acompañe la enseña nacional. S i las mani Concediendo la gran cruz de la Orden festaciones emblemáticas son ahora tan frecivil de Beneficencia al doctor D Pedro C i cuentes como antaño y en igual proporción, fuentes Díaz, decano jefe del Cuerpo F a lo celebraremos cordialmente. Las reglas de cultativo de la Beneficencia General. la Real orden sobre el uso del idioma en los Aprobando la desagrupación de los A y u n actos y servicios oficiales son las mismas del tamientos de Montichelvo y Ayela de R u decreto derogado. N o hay nada que oponer gat (Valencia) y de Camarsana de. Tera y a las disposiciones del Gobierno sobre el Melgar de Tera (Zamora) para que puedan asunto. sostener secretarios independientes. Autorizando a las Corporaciones municipales para que en el plazo de seis meses puedan declarar lesivos, al sólo efecto de recurrir contenciosamente, con arreglo a los preceptos legales de esta jurisdicción, los acuerdos adoptados por las mismas a partir, Consejo de ministros, en Palacio. del 13 de septiembre de 1923 y que por r a Duró, aproximadamente, una hora zón del tiempo no estuvieron comprendidos dentro del plazo que señala el artículo 70 de Madrid 12, 4 tarde. E s t a mañana se cela L e y de lo Contencioso de 22 de j u n i o lebró en Palacio, bajo la presidencia de Su de 1894. Majestad el Rey, el anunciado Consejo de ministros. Faltaron, por no hallarse en M a E n a Presidencia drid, los de Gracia y Justicia y Economía. E l general Berenguer recibió al cardenal E l Consejo quedó reunido a las diez y primado, al marqués de Castel Bravo, c o n media y terminó a las once y veinte. Diez des de Torre F i e l y L a Romilla, ministro minutos más tarde, el Sr. Tormo salió solo de E l Salvador, Sr. Peralta, que le presende Palacio. tó ai diplomático que viene a sustituirle, -Y o ningún asunto he traído- -dijo a los gobernador del Banco Exterior de España, i periodistas. Sr. Marín Lázaro, y a una comisión de L e preguntaron éstos si, en efecto, había Aracena, formada por los Sres. Rivero, Sánfinalizado ya la reunión presidida por el Rey. chez Dalp y Sáez Vinajera, que le habló de- -S í ha terminado ya- -contestó- yo me la ayuda del Estado para la terminación voy porque tengo prisa. de las obras del Gran Hotel de la Gruta E l jefe del Gobierno salió en grupo con de Las Maravillas. todos los demás ministros. -H a habido- -manifestó el general BerenL a cuestión triguera guer- -un cambio de impresiones. Sa ha hablado de cosas de varios ministerios. E n este E l ex ministro D. Abüio Calderón estuvo momento sólo recuerdo algunas traídas por esta tarde en el ministerio del Ejército, pamí y que acaban de ser firmadas por Su ra hablar con el presidente de la cuestión triguera, que adquiere graves caracteres en Majestad. Refiérense principalmente a alenda. asuntos de Marruecos. Se separa de la I n tervención el cargo de segundo jefe de la A esta entrevista asistió también el m i Zona y se trae a la Direccción de Colonias nistro de la Gobernación. la Intervención de cuentas del ProtectoraA terminar la conferencia, el Sr. Calde- do. De otras cosas les diré que se ha firmaron dijo que mañana tendrá otra con el do también una jubilación. ministro de Economía, y que había expues- to al general Berenguer el problema, mani- ¡E l ministro de M a r i n a declaró, por su festandole que el Gobierno dispensará proparte, que ningún asunto había traído al teccion a los agricultores españoles, para Consejo. U n periodista le habló de los exáque desaparezca la situación difícil de la menes del infante D Juan, y el general Carzona triguera. via anunció que, probablemente, el día 14 Su Alteza efectuará el segundo ejercicio ante el tribunal. Interesantes manifestaciones del E l ministro de Hacienda, que salió haministro de Ja Gobernación blandocon el de Marina, dijo que tampoco M a d r i d 12, 5 tarde. E l general Marzoél había llevado asunto alguno. H a habido hablo esta tarde con los periodistas, diciénúnicamente en el Consejo- -añadió- -algo de doles que no sometió ningún decreto imporfirma de Gobernación. tante a la firma de S. M el Rey en el ConE l general M a r z o facilitó, por último, a sejo de esta mañana. los informadores la lista de los decretos de Los informadores quisieron saber si en su departamento que acababa de fitmar el el Consejo en Palacio se había hablado de Monarca. la fórmula del chique de Baena relativa a la nueva reunión de las Cortes del año 23. F i r m a de S u Majestad el R e y U n E l ministro contestó que, a su entender decreto interesante para los A y u n- aquellas Cortes agotaron su plazo legal y restablecerlas ahora sería tanto como incutamientos r r i r en una verdadera ilegalidad. Su Majestad el Rey firmó esta mañana los Respecto a la crítica que se hace en resiguientes decretos lación con los Ayuntamientos y DiputacioGobernación. -Suprimiendo el cargo de nes provinciales, por entender que no dasubdirector de Comunicaciones y restablerán lugar a un Senado perfectamente consciendo los subdirectores de Correos y Tetituido, dijo el general M a r z o que el prolégrafos, cedimiento que se siguió para ir. a esos or- INFORMACIONES Y NOTICIAS POLÍTICAS
 // Cambio Nodo4-Sevilla