Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C U S T O D I A GÓTICA D E L O S C O R P O R A L E S CON LAS BARRAS D E ARAGÓN R E L I C A R I O D E ORO Q U E G U A R D A LOS C O R P O R A L E S OBJETO D E S E C U L A R VENERACIÓN guiados por el sacerdote, fueron a la gruta, en donde, ¡oh, prodig i o! las Sagradas Formas se h a llaban tintas en sangre sobre ei lienzo o C o r p o r a l e s que las envolvían. Y llegaron las piadosas huestes y adoraron, el portento... Y le atribuyeron l a victoria y lo aceptaron como prenda de nuevos triunfos... Y henchidos de fe, todos querían ser poseedores y guardianes de aquel Santo M i s t e r i o ¿T e r u e l ¿D a r o c a ¿Calatay u d ¡Todas tres Comunidades h a b í a n a p o r t a d o sus T e r c i o s! ¿Cu; de ellas con más derecho... III L a s tres ciudades se hallaban en la misma ruta... Y a recorrerla salieron las muchedumbres piadosas y entusiastas escoltando al d i vino tesoro que, en áurea u r n a y sobre blanca rozagante muía, precedía a aquellas h u e s t e s mitad guerreras, mitad piadosas, que en extraña procesión caminaban aguaarriba del f u r i a buscando las tierras de Aragón. Y llegaron a T e r u e l U n a devota ansiedad llenó entonces los corazones- de los t u rolenses... ¿Sería su ciudad la f a vorecida... Pero l a blanca muía, a cuyo instinto todos en sus divergencias confiaron la solución del pleito, pasó de largo por frente a los muros de Poniente de la insigne ciudad de los amantes... Y ¡la piadosa muchedumbre s i g u i ó s u tránsito por villas y despoblados escoltando su tesoro, cuyos portentos, ya sanando enfermos, ya libertando cautivos, ya convirtiendo i n c r é d u l o s e n a r d e c í a n su fe y aumentaban su devoción... Y los cánticos piadosos y los gritos de entusiasmo llenaban los espacios y extendían sus ecos por los llanos anchurosos do el J i l o c a serpen- VERJA D E CAPILLA E N L A IGLESIA D E LOS CORPORALES, D E DAROCA tea... Y caminaban, c a m i n a b a n cuando a lo lejos columbraron unas murallas que trepaban por dos contiguos cerros... Y más cerca las gentes divisaron, allá en lo más alto, la m o r u n a t o r r e de Z o m a i D a r o c a se acercaba... i Y después el pueblo entero salió a unirse a la errante comitiva, siempre precedida del Santo M i s t e r i o L a muía que lo conducía traspasó, a l fin, la muralla, pisando el suelo de la ciudad insigne... V i v a ansiedad inquietó a la m u c h e d u m b r e L a muía dio unos pasos más, y allá, cerca de. la puerta Fondonera y trente al hospital de San Marcos, dobló sus ro dillas como para hacer respetuosa entrega de su preciosa carga... y cayó muerta, dejando los Sagrados Corporales en manos de los darocanos, que no acertaban a expresar todo el i n m e n s o júbilo a l verse convertidos en custodios y guardianes del Santo Misterio. E r a el día 7 de marzo del año de gracia 1238... U n precioso documento, que aún se conserva y que fué escrito años- después, desde C h i v a por las autoridades de su castillo y villa, relata el- hecho en arcaico, encantador lenguaje aragonés de aquella época (que era el lenguaje entonces usado en V a l e n c i a aunque más tarde la c a m a r i l l a barcelonesa del Conquistador introdujese mañosamente el lemosín- -el catalán no tenía aún existencia- sugiriendo a l R e y la conveniencia de dictar el nuevo (Fuero en aqueste habla- -a s í lo h i z o Jaime C o l l- a fin de obligar a l pueblo valenciano a aprenderla si querían conocer sus derechos y stis deberes- ¿no sería hoy de justicia volver la oración por p a s i v a? lo que o c a s i o n ó violentas protestas de las huestes si! P U E R T A ROMÁNICA D E I N G R E S O A L A I G L E S I A
 // Cambio Nodo4-Sevilla