Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EXPOSICIÓN NACIONAL DE BELLAS ARTES ARQUITECTURA, GRABADO Y ARTE DECORATIVO os arquitectos españoles apenas acuden a las Exposiciones. T a l vez les sobren motivos para ello. Es demasiado grande la feria nacional de arte, y su labor se pierde entre los muchos cientos de metros cuadrados de muros cubiertos por la más absurda algarabía de colores y de temas. Y a va siendo tiempo de separar o dividir las exhibiciones de arte, teniendo en cuenta que la atención del público, y aun la de los entendidos, no puede abarcar tanta promiscuidad. E n vez de celebrar cada dos años una E x posición general de todas las artes plásticas, merecía la pena de meditar sobre la conveniencia de dedicar un año a exponer obras de pinlurj y escultura y el siguiente a arquitectura, grabado y arte decorativo. Ganaríamos todos con tal decisión. Los artistas verían mejor emplazadas sus obras y el contemplador se evitaría dolores de cabeza, el mareo consiguiente, la confusión y el hastío. De otra parte, los tiempos han cambiado profundamente. A la manifiesta desatención del público por la arquitectura y las artes decorativas siguió un interés creciente de día en día. E l número de revistas extranjeras dedicadas exclusivamente a la arquitectura L MANUEL CASTRO GIL. CATEDRAL D E MALINAS (AGUAFUERTE) (FOTOS MORENO) ENRIQUE B R A N E Z FRÍAS (AGUAFUERTE) doméstica exterior e interior y a las industrias artísticas relacionadas con ella, aumenta de manera incalculable, vendiéndose en España numerosos ejemplares, prueba elocuentísima del interés suscitado. Si el Estado ha de vigilar atento los cambios sociales, bien merece que atienda con más eficacia esta notoria mudanza en el gusto y la apetencia de las gentes, sin olvidar que las artes industriales pueden ser copiosa fuente de riqueza y heraldo de prestigio nacional. A esta Exposición solamente concurrieron seis arquitectos aprovechando trabajes que figuraron en concursos, bien estudios de pensionado o proyectos de edificaciones realizadas. L a arquitectura española siente ansiás renovadoras. Aires de fuera tienden a eHminar el excesivo perifollo con que se engalanaba, invitándola a saludable austeridad, con la que ganarán la higiene y la economía. E l paso de Le Corbusier por Madrid no fué. estéril. Si bien no logró más que reducido número de convencidos, dejó preocupados a muchos arquitectos, que, después de hacer examen de conciencia, cayeron en la cuenta de que una cosa es la arquitectura y otra bien distinta la pacotilla preciosista de que tanto se abusó. Entre las obras expuestas figura el proyecto de faro de Colón que habrá de erigirse en la isla de Santo Domingo, proyecto de los Sres. Moya y Vaquero, premiado en el concurso eliminatorio internacional celebrado en Madrid. E n esta obra, la figura gigantesca de Colón, estilizada y fundida con el resto del edificio, ofrece sensación de grandiosidad de tipo muy moderno. Esta obra ha de ser sometida a nuevo concurso con las elegidas de los demás países. Don Luis de Sala concurre con un proyecto de casas colectivas unidas, formando a modo de gran falansterio, y con unos llamados Caprichos arquitectónicos verdadera fuga al campo de lo fantástico. Algo de lo que las gentes denominan castillos en el aire, excelente ejercicio, sin duda, para lograr agilidad temática. Los Sres. Sol y Fernández- Shaw enviaron un proyecto de aeropuerto de Madrid, que figuró en concurso celebrado el año anterior. La planta del edificio principal sigue las líneas fundamentales de un gran avión, buscando tal vez con ello, en primer lugar, una sensación clara de visibilidad tan esencial en el problema novísimo de los aeropuertos. E n pocos problemas como en éste se prestan a la meditación las teorías de Le Corbusier: L a casa es una máquina para ser habitada... Don Alfonso Jimeno presenta un amplísimo Estudio sabré el tema de pensionado: Conservación de los valores arquitectónicos locales a través de la edificación moderna en las ciudades de Bélgica y Holanda con aplicación al caso de una ciudad histórica nuestra. Este trabajo, contenido en numerosos álbumes, supone en primer lugar un esfuerzo enorme. E l gótico y el barroco flamencos, tan interesantes, han sido estudiados en detalle con minuciosidad insospechada. E l barroco de Amberes, con sus variadísimas fachadas, en las que ventanas, portadas y solución de tejados asombra por la inagotable fantasía, llena varios álbumes. E l problema arquitectónico urbano, de defensa de lo antiguo y de abrir paso a lo moderno, es de los más candentes en el mundo y de los que habrán de solucionarse en cada caso concreto después de pesar y medir con gian serenidad múltiples y opuestas razones. E n España el problema es fundamental LUIS MOYA y J O A Q U Í N VAQUERO. PROYECTO P. V RA E L FARO DE COLON
 // Cambio Nodo4-Sevilla