Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
P r i m o r e s d e l m u n d o físico. VIAJANDO A humanidad no sabe todavía q u e es t a n ligera como la luz, en punto a velocidad y soltura de movimientos, y que vuela sin cesar en imágenes aladas al través del espacio en el mismo seno de la onda electromagnética. Y a la r a d i o d i f u sión ha conquistado el mundo; la música y la voz humana, aun l a s más distantes, las oímos a nuestro lado y alejan l a m e l a n c o l í a de nuestra s o l e d a d pero esperábamos otra estupenda maravilla, y ésta ya ha tomado dese m b a r a z a d a m e n t e su camino de perfección; muy pronto, sentados con toda c o m o d i d a d en u n sillón de nuestra casa, o i r e m o s l a voz de algún c o n f e renciante que se dirige P O R EL ÉTER: L A RADIOVISIÓN DISCO TRANSMISOR MICRÓFONO CÉLULAS FOTOELÉCTRICAS L A R C O ELÉCTRICO tubo es un transformador de luz en elect r i c i d a d por esto se llaman fotoeléctricos. Pero con estos tubos se quiere i m i t a r l a s e n s i b ilidad del oj o h u m a n o y como lo más sensible de la retina parece ser la parte externa o terminal de la célula b a c t r i f o r m e (en figura de bastoncillo) c o l o r a d a por l a r o d o p s i n a o purpura visual, se ha dado a estos tubos l a denominación de célula (célula f o t o e l é c trica) 1 D e c í a m o s que el centelleo con que nuestro rostro hiere la célula es t r a n s f o r m a d o por ésta en, corriente instantánea, amplificaRADIOVISIÓN. LA PERSONA SENTADA RECIBE D E L A iPARTE INFERIOR LA IMAGEN D E da después y lanzada SU INTERLOCUTOR, Y TRANSMITE LA SUVA PROPIA MEDIANTE LOS APARATOS CUYO a la antena emisora y al espacio. Nuestro reESQUEMA APARECE E N LA PARTE SUPERIOR trato, n u e s t r a s f a c ciones, con sus líneas peculiares y su exiluminan nuestro rostro con ráfagas r a p i al mundo desde París, Nueva Y o r k o T o k i o presión personal, es. acogido blandamente dísimas, las cuales son recogidas por unos y, simultáneamente, en una pantalla se mdpor las ondas y v i a j a en brazos del éter a l tubos de gas cuyas paredes, en parte, están verá ante nuestra vista l a imagen del o r a rededor de la t i e r r a y traspone las más recubiertas de una delgadísima capa metádor galo, japonés o neoyorquino, transporaltas cumbres sin los riesgos del tren ni las lica (de rubidio, potasio o sodio, precipitatada por las ondas electromagnéticas con inquietudes del aeronavegante. Nuestra perda por condensación del vapor) L a s ráfagas el misterio y l a muda vibración de vida sona se traslada convertida en polvo, en que proyecta nuestra fisonomía hieren los con que el éter sabe hacer estas cosas. N o polvillo electrónico que da la vuelta al muntubos cotí impulsos o destellos que, de modo se trata de telefotografía n i de telecinegrado con la velocidad del pensamiento. E n análogo a las descargas de u n condensador, f í a se trata de otra. manera de televisión, poco más de ocho minutos podría entrar en dan origen a una corriente eléctrica. Cada más directamente relacionada con las perel sol y volatilizarse en su lumbre. sonas y panoramas naturales. E n esta mágica excursión de nuestro reDebemos i r marcando lindes y señalando trato las endas que lo llevan pueden tropenombres a los campos a fin de evitar conzar con una antena receptora; esta antena fusiones. L a v i s t a a distancia es televivibra con el choque, la vibración origina sión; pero ésta comprende la telefotografía, una corriente, ésta atraviesa otro tubo (lámtransmisión de retratos y dibujos; l a telepara de neón) en donde se transforma en cinegrafía, reproducción lejana de películuz, y, por último, esta luz proyecta en una las cinematográficas, y la radiovisión, envío pantalla final las oscilaciones, el centelleo de imágenes tomadas del natural. L a s dos de l a estación originaria, ráfagas cuyo conprimeras, cuyo funcionamiento requiere junto reproducen las luces y las sombras de pruebas fotográficas previas, son ya muy nuestra fisonomía. U n micrófono pulcramenconocidas; l a radiovisión empieza a serlo te sincronizado retrata nuestra voz, que es ahora, pero no está aún en el punto de m a transmitida al mismo tiempo que nuestra durez en que desearíamos verla. persona. Esto no quita que el S r B a i r d uno de sus A s í el éter está henchido, saturado de más incansables investigadores, haya dado imágenes, retratos, escenas de la vida teaspecto mercantil, y puesto en el mercado, rrestre que vuelan sin descanso en todas d i al primer aparato receptor de imágenes n a recciones y sentidos; van y vienen, se enturales: el radiovisor, llamado por él televicuentran y entrecruzan, salvan empinados sor, nombre menos propio por ser más gemontes, hondos valles y cañadas, continennérico. Televisor es el aparato que reprodutes y océanos, grandes áreas y profundidace (que ve) a distancia los objetos; radiovides atmosféricas, todo cuanto es hinchazón sor es el que da (que ve) a distancia las o abismo del globo y de su envoltura. Y imágenes de los objetos naturales, que los tantas maravillas, que nacieron en los oríreproduce directamente. L a radiovisión nos genes del mundo, son desconocidas para nostrae a los ojos las palpitaciones de la vida, otros, pobrecitos ciegos, y han permanecido y como nos las trae en imagen (íkanos) y invisibles hasta que unos aparatos portenen sonido (fonc) el conjunto de aparatos tosos han materializado las imágenes y las en los cuales se materializa la radiovisión han puesto al alcance de nuestra vista y de ha recibido el nombre de iconófono. Quizá nuestra sensibilidad corrientes. Y nosotros, nos mostrásemos demasiado exigentes si adpobrecitos ciegos, pero más listos que C a r virtiéramos que a este nombre le falta l a dona y más sabios que Salomón, seguimos componente expresiva de lejanía o distanllamando alucinaciones y fantasmas a m u c i a nosotros le llamaríamos teliconófono chas de estas imágenes cuando son percibio, para ser consecuentes, radiconófono. das directamente por unos ojos o una sensi ¿Cómo se opera esta maravilla de la r a bilidad de agudeza mayor que la común. diovisión? Nos podemos imaginar sentados Las personas que poseen esta agudeza son delante de un disco movible, en el cual hay RADIORECEPTOR Y EMISOR D E IMÁGENES cerebros enfermos alucinados i n d i g unos agújenlos abiertos e n línea espiral. E N LA RADIOVISIÓN. L A PANTALLA D E L nos de perdón. Detrás del disco hay u n foco de luz, u n arco FONDO PROYECTA LA IMAGEN D E LA P E R voltaico, por ejemplu. L o s haces de rayos Magíster dixit. que pasan sucesivamente por los taladros SONA CON QUIEN SE HABLA. (FOTOS ORTIz) PELAYO V I Z U E T E
 // Cambio Nodo4-Sevilla