Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. D O M I N G O 15 D E J U N I O D E 1930. EDICIÓN D E ANDALUCÍA. P A G 41. INFORMACIONES DE ESPECTÁCULOS, CIRCOS T E A T R O S CONCIERTOS, Informaciones y noticias musicales Madrid. Con el celebrado en el teatro de Ja Comedia puso término l a Asociación de Cultura Musical a su temporada de conciertos; se p r e p a r ó primeramente una audición del oratorio E l Mesías de Haydn, con el concurso de l a Masa Coral de Madrid; pero una dolencia inesperada del maestro Benedito impuso el aplazamiento del ensayo constante y casi diario que exigía l a importancia de la obra. E n tonces se planeó un programa todo él de música instrumental para el miércoles pasado; también hubo de aplazarse, por escasez de tiempo para l a p r e p a r a c i ó n y no ser el maestro Pérez Casas director con elasticidad de conciencia suficiente para ofrecer versiones de obras sinfónicas prendidas con alfileres, como ae dice vulgarmente. A l fin llegó el suspirado concierto, especie de rúbrica en una c a m p a ñ a que ha sido fecunda en acontecimientos musicales. Esa rúbrica ha sido de españolismo, y dentro de ese loable españolismo se h a otorgado beligerancia a compositores del rango de Usandizaga, padre José Antonio San Sebastián, Moreno Torroba, Julio Gómez, Rodrigo, capaces de dar interés supremo con Turina a un programa, según se pudo observar. E l maestro Moreno Torroba dirigió sus Cuadros valiéndole una ovación, sólo comparable a la que alcanzó cuando l a misma Orquesta Filarmónica estrenó esas p r i morosas páginas, que prestan extraordinario relieve a l a personalidad del joven compositor. También l a Sinfonía Sevillana de T u rina, que dirigió el maestro Pérez Casas, alcanzó el mismo feliz éxito que cuando se estrenó en los memorables conciertos del teatro de Prico. De las obras que formaban la tercera parte, y fueron muy aplaudidas por el p ú blico que llenaba la sala de l a Comedia, decían las glosas del programa: J Rodrigo. Juglares (ensayo) Juglares fué compuesto en. l a primavera de 1923; es la segunda obra de este compositor. Se estrenó en Valencia al siguiente a ñ o en el 24, por l a orquesta que dirige el maestro valenciano Izquierdo y valió sendos entusiastas artículos de Chavarri y Goma, en los periódicos de la ciudad del Turia. Chavarri ve en esta obra lo que él llama la marca saliente de la música de Rodrigo y de su c a r á c t e r L a desenvuelta travesura, que no acierta a esconder l a honda melancolía Por su parte, Goma dice muy gentilmente que las saetas del reloj del autor marcaban l a hora de Europa; pero una hora llena de sensibilidad. Según el propio compositor, la obrita es de ingenuidad de concepción muy a tono con los veinte años do edad que contaba a l escribirla. Quiso pintar el estado anímico de una farándula, su alegría; su tristeza, y lo tituló ensayo E n cuanto a l a forma sencilla, es l a de cherzo con un coda, en l a que los dos temas se unen entre un rumor de a r m o n í a s vagas, envueltas en los ecos, en la lejanía de un crepúsculo. E l compositor Joaquín Rodrigo nació en noviembre de 1902. E s discípulo de P a u l Dukas, y ha escrito posteriormente diversas obras para orquesta: Cinco piezas i n fantiles Tres viejos aires de danza recientemente estrenadas en Valencia. Tres piezas para canto y piano, sobre textos antiguos castellanos, y gran cantidad de obras para piano, entre ellas una Suite preludio a l gallo m a ñ a n e r o piezas para violín y piano, violoncelo y piano. Padre José Antonio de San Sebastián. Meditación dolorosa de San Francisco -San Francisco, en los últimos años de su vida, se retiró al monte Alvernia a meditar sobre la Pasión del Señor. E l santo, después de una vida de penitencia y ayunos, sitntiendo desfallecer su t i m a ruega a l Señ o r le envíe a l g ú n consuelo para dulcificar su fatiga. L a Meditación quiere traducir ese estado espiritual, que, aunque saturado de tristeza, es plácido y amoroso. En Sevilla: Por el sendero sin luz En Madrid: Los cuatro jinetes de la Poca Lacha Carteleras sevillana y madrileña. Informaciones musicales. Los conciertos de ¡a Asociación de Cultura Musical Informaciones y noticias teatrales En Sevilla Por el sendero sin luz U n matrimonio desigual- -millonario él, noble ella- víctima de las desavenencias nacidas del orgullo de l a esposa, se da bastante mala vida y educa bastante mal a l fruto de l a desdichada unión, aleccionándolo cada uno en l a falta de respeto a l cónyuge contrincante. Más artera y sinuosa l a falsa costilla, consigue atraer a l a niña a su causa, destruyendo en el corazón de l a criatura l a nativa bondad de sentimientos y haciéndola, con arreglo al modelo, vanidosa, seca y antipática. E l vencido padre -extranjero en su casa- -huye con el pecho lacerado. Así transcurren- -con mucha sensiblería melodramática, y, pueril, inocencia en el dibujo de los caracteres- -los dos primeros actos dé É l sendero sin luz E l tercero, por tratarse de una comedia de psicología esencialmente moderna- -son palabras del programa- -se desarrolla- ¡consecuencia: lógica! -dentro de un asilo de l a Santa Caridad donde aquel pobre hombre vegeta lejos del mundo activo y del hogar que fué su oprobio. Allá llegan una tarde, como protectoras del establecimiento, l a m a m á y l a- niña, y el derrotado padre, a l advertir la ¡presencia de éstas, se vuelve de espaldas, se levanta J a americana hasta cubrirse la cabeza y encima se queja de qué la muchacha no le ha conocido... ¡Demasiada fe en l a voz de l a sangre a través de los cuerpos opacos! E s t a obra de Charles D Alvest- -de quien ustedes h a b r á n oído hablar seguramente- es de un tono conmovedor que hace veinte años h a b r í a hecho hipar a las espectadoras de segunda grada. Ahora, ya nos coge a todos con el corazón endurecido por los muchos, dramas de fajnilia. a que hemos tenido que asistir. E l Sr. Baena, en los momentos donde el autor ha querido ppnér mayor emoción, dio a su gesto una intensidad d r a m á t i c a digna de mejor dedicación. Se le ovacionó en justicia. Las señoras Sedeño, Lorente y Delgado sobresalieron en el conjunto. P o r el sendero sin l u z fué muy aplaudida. 1 mico en el papel que le tocó en suerte, y Codeso, Hernández, Nevares y Cardoso les secundaron bien. Pero hubo en la interpretación algo muy importante, algo que hay siempre en obras de esta clase y de lo que es costumbre hacer omisión inmerecida: l a actuación de las segundas tiples. Son las heroínas de estos espectáculos, l a alegría de la revista, las mantenedoras del género frivolo. E l público, que llenó el teatro de Maravillas, rindió el tributo merecido de admiración a las heroicas chicas del conjunto y aplaudió a los i n t é r p r e t e s y a los afortunados autores. En Provincias La López Heredia, en Puente Geni Puente Genil 14, 1 tarde. E n el teatro Circo, l a compañía de Irene López Heredia ha representado L a escuela de las Princesas proponiéndose poner en escena E l caballero Varona y Rosas de otoño Cartelera sevillana Exposición. (Compañía Carmen Díaz. A las diez y media, L o s duendes de Sevilla E l lunes, a las diez y media, Los duendes de Sevilla Cervantes. (Compañía de Carlos M Baena. A las diez y media, Córdoba l a Sultana Duque. (Compañía de comedias RossiCalvo. A las cinco de l a tarde, E l rosal de las tres rosas a las diez y media, L o s frescos (reestreno) P a r a el lunes, a las diez y media, L a hermana San Sulpieio Plantación, cabaret americano. (Parque de María Luisa. -Desde las once a la madrugada, dancing, atracciones, orquesta y cotillón. B a r Five o clock tea, meriendas, música. F r o n t ó n Betis. -Tarde: Orio y Echevar r í a contra Aguinaga y L a c a Celaya y Arrióla contra Goenaga II y Andoain. N o che: Azcúe y Ulacia contra E g u i II y Gemín; Ónaindía y E g u i I contra E c h á n i z y Alzaley. Lunes, tarde: Zaldúa y Ramos contra Urrutia y Allende; E g u i II y A n doain contra Azcúe y Solozábai. Noche: Mágica y Ulacia contra Juanito y Urresti; Alberdi y Goenaga contra Olaso y Adolfo. Cartelera madrileña Calderón. La rosa del a z a f r á n y M a ría, l a Tempranica Reina Victoria. La playa de Olaola y E l príncipe Carnaval Eslava: Las pantorrillas y L a s guapas Alkázar. (Compañía María Teresa M o n toya. E l oro d e l diablo y L a mujer fl. esnuda Cómico. (Compañía teatro americano. Shanghai Puencarral. (Compañía Eugenio Casáis. Los naranjales Los claveles y Los de Aragón M a r t í n E l gallo ¡Caray, qué nochecita! ¡D u r o con ellas! y E l país de los tontos R o m e a ¡P o r si las moscas! y ¡Colibrí! Maravillas. (Compañía de revistas de Pedro Barreto. L o s cuatro jinetes de l a Poca Lacha Latina. (Compañía Manrique Gil. L a hija de Juan Simón Pavón. (Compañía de género chico. ¡La. marcha de Cádiz E l santo de la Isidra y L a s corsarias ¡Infanta Beatriz. (Compañía de Fernando Sotór. í Satanelq 1 En Madrid Los cuatro jinetes de! a Poca Lacha Una. de las cualidades, muy digna de tenerse en cuenta, de esta humorada lírica, estrenada en Maravillas, es que carece del clásico y socorrido chotis; otra, t a m b i é n muy estimable, es que el libro no responde a su lamentable título- Los cuatro jinetes de la Poca Lacha ya que se trata de un libro gracioso, que lo hubiera sido m á s si su autor, el Sr. González Alvarez, le hubiera extirpado esa media docena de chistes de mal gusto, que florecen como mala semilla entre, otros m u y ingeniosos y que fueron reídos y aplaudidos con justicia. E l triunfo correspondió al maestro Sama, que ha compuesto varios n ú m e r o s sin pretensiones, casi todos ellos bisados. Un gracioso bailable, que se ejecuta desv pues como intermedio, fué repetido tres veces a requerimiento, del público. Las tiples de Maravillas, Beatriz Cerrillo, Sinda Martínez, Eugenia Prados y Carmen de Granada, lucieron sus gracias. Pedro Barreto, tan excelente actor cómo siempre, puso a prueba su talento de buen c ó-
 // Cambio Nodo4-Sevilla